Viernes 27 de mayo, 2022

CULTURA | 12-03-2022 16:48

El argentino Rod Schejtman es finalista de un certamen internacional

El compositor argentino participa del WorldVision Composers Contest, certamen que premia a las mejores obras de la música clásica de la actualidad.

El pianista argentino Rod Schetjman (37) lleva más de veinticinco años componiendo para cine y publicidad, pero su pasión es la música clásica. Es por eso que decidió participar del certamen internacional WorldVision Composer Contest. Schetjman, quien fue preseleccionado junto con ochenta y ocho músicos a nivel mundial, hoy es uno de los finalistas (el único argentino) con su sinfonía “Luce Nell 'Oscurità”. La obra ganadora será ejecutada por la sinfónica Nova Orchestrer Wien (NOW) durante el concierto de cierre de WorldVision Music Contest en el Konzerthaus de Viena. El músico charló con NOTICIAS sobre cómo vive la recta final.

Noticias: ¿Cómo se siente haber llegado a ser finalista del WorldVision Composer Contest?
Rod Schejtman: Es una emoción muy grande competir con gente muy importante y que tiene muchísima trayectoria. El concurso es muy difícil, no es simplemente componer música clásica, sino que además debe ser sinfónica, con diferentes consignas. En la segunda consigna, por ejemplo, hubo que escribir música de cámara, que es música del 1800. Para ese desafío realicé un quinteto de cuerdas que se titula “Un Raggio di Sole”. Esta es la semifinal y se definen tres ganadores, a los cuales les graban la pieza. Y no es poca cosa, no estamos hablando de una pieza en la que participan cinco personas, sino de ochenta. Que ochenta personas, ultra profesionales, de una de las orquestas más importantes de Europa, toquen la sinfonía que vos creaste es algo increíble. Es increíble estar representando a la Argentina en este concurso.

Noticias: ¿Cuáles son los premios para los ganadores del concurso?
Schejtman: El jurado elige tres ganadores y después define el orden en el que ganan. El primer premio es que toquen tu sinfonía en el Gran Concert Hall de Viena y te invitan a verlo, además ganás 10.000 euros y la producción de un álbum entero, es decir, es el inicio de una carrera. El segundo premio son 5.000 euros y el tercero, 3.000. Pero a los tres les graban la música, lo cual es costosísimo: casi cien músicos en escena.

Noticias: ¿Qué te pidieron para entrar en el concurso?
Schejtman: Una simulación en computadora de la orquesta que suene realista y una partitura completa que puedan interpretar músicos en vivo. Es muy exigente. Una cosa es alguien que de repente mezcla sonidos de la computadora y tiene oído, y otra cosa es alguien que escribe la partitura y que tiene que escribir treinta y cinco partes diferentes; es decir treinta y cinco instrucciones diferentes para treinta y cinco grupos de músicos diferentes, como en una sinfonía, donde cada instrucción va cambiando segundo a segundo. Y además te piden que sepas producir, que puedas hacer que lo que está escrito en la computadora suene bien. Así que tenés que ir modificando varios parámetros, cambiar la presión del arco del violín, o la vibración de una cuerda, y eso lo podés modificar por computadora para que la simulación suene lo más realista posible.

Noticias: ¿Cuándo se inició el concurso?
Schejtman: La primera audición fue el 20 de septiembre.

Noticias: ¿Competía gente de todo el mundo?
Schejtman: Sí. La primera etapa del concurso fue regional. La segunda nacional, y ahí se definía qué compositor quedaba de cada país del mundo. Y esta etapa implica audicionar frente al jurado, que ya lo pasé, y tres votaciones del público que definen a los ganadores. Hay dos votaciones que ya gané. ahora queda una última votación.

Noticias: ¿Puede votar todo el que quiera?
Schejtman: Sí, está abierto al público general y se puede votar online. Termina el 15 de Marzo.

Noticias: ¿Se tiene fe?
Schejtman: Sí, porque no es algo que vengo haciendo solo para este concurso. Componer mi primera sinfonía es algo que sueño hace más de diez años. Yo empecé tocando el piano y luego, no me fue suficiente. Empecé a componer, a tocar mis piezas, a entender por qué funcionaban las piezas de otros. Después dije “salgamos del piano”. Y fui agregando cuerdas y otros instrumentos. Fueron años de recorrido componer para una orquesta sinfónica. Por eso cuando vi este concurso dije: “Es la oportunidad”.

Noticias: ¿Qué puede contar sobre lo que compuso para la final de este certamen?
Schejtman: Es una pieza muy especial para mí. Las melodías principales las hice hace casi tres años. Las escribí, las grabé y decidí que no estaba preparado y que tenía que seguir estudiando. Las guardé, seguí estudiando y ahora dije: “Es el momento”. Es lo más complejo y elaborado que hice.

Noticias: ¿Cómo percibe el lugar que tiene la música clásica hoy?
Schejtman: Hace más de cien años que la música clásica viene sufriendo un declive. Siglos atrás se componía para un público muy selecto: nobles que tenían mucho conocimiento musical. Y era una de las pocas formas de divertimento. Además no era tan común escuchar una pieza, a lo mejor la escuchabas una o dos veces en tu vida. Cuando empiezan las grabaciones y la radio, el público cambia. Y pasa de ser un público selecto a uno masivo. Y el problema de la música clásica es que sin el suficiente conocimiento no podés disfrutarla. Tiene una barrera de entrada muy alta. Es como querer aprender a leer castellano empezando por Borges. Hoy la música clásica es solo para un grupo específico. Además de que es difícil que se escuchen obras nuevas. Como hay pocas funciones, los que crean los eventos se juegan a ejecutar obras ya reconocidas.

Noticias: ¿Cómo es el momento en el que compone?
Schejtman: En el estudio que tengo en casa, o a veces en algún lugar afuera, tranquilo, si es posible en medio de la naturaleza. Despegarme de todo y escribir las melodías que voy imaginando. Es la parte más linda del proceso.

Galería de imágenes

Tomas Rodriguez

Tomas Rodriguez

Comentarios