Monday 15 de July, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 04-12-2023 09:50

Disponibilidad Afectiva y Responsabilidad Afectiva - Brand

.

Responsabilidad afectiva es capacidad de expresar necesidades/emociones con respeto por las del otro teniendo conciencia de que lo que decimos/hacemos tiene impacto en los demás. 

Hoy se confunde con decirlo todo y aclararlo todo, rozando la crueldad, disfrazada de transparencia. 

Nuestras emociones/psicología cambian necesariamente, por la exposición a las emociones/psicología de otro. Más aún si es un desconocido. 

Podemos blanquear por chat que queremos un "touch and go", pero eso no evita que algo pase y el "contrato" cambie. Podemos pactar una relación sin compromisos y el mero hecho de "compartir" puede despertar nuevos sentimientos y expectativas, aunque ambos o una de las partes, intenten mantenerse dentro de lo establecido. 

La responsabilidad afectiva, deberíamos hablar si algo pasa. Pero quien sienta algo más ingresará, cometerá sincericidio o ingresará al régimen de la esperanza postergando "la confesión! por miedo al rechazo. El otro se dará cuenta y tendremos un corazón roto o alguien en situación de poder. 

Inclusive si nadie "se engancha", es posible que un tercero que nos quita al "amigo con derechos", nos hiera el ego y nos preguntemos "¿qué tiene que yo no tengo?". De aquí a la obsesión, la toxicidad o el reclamo hay un paso.

Otros, luego de haber sufrido situaciones como las descritas anteriormente, se plantan firmemente en que quieren compromiso "espantando" al que quiere ir de a poco con responsabilidad.

Hablemos de "disponibilidad afectiva". 

Algunos querrán relaciones estables, otros amigos con derechos, otros sexo ocasional, pero en todos los casos, lo que nos ordena es la disponibilidad psicológica para dejar que las vinculaciones hagan lo suyo, lo impredecible, sin jugar a la omnipotencia de poder controlarlo todo. Porque ¡ojo! La frase "que fluya" muchas veces esconde un "que fluya a mis tiempos y a mis modos". 

Entregarse a lo impredecible de nuestra reacción psicológica al conocer a otro ser humano, es lo opuesto a forzarlo para que "caiga" en algún casillero. Eso es manipulación.

Quien nos atrae por foto, puede no atraernos en persona. También alguien puede parecernos increíble para iniciar una gran amistad, aunque nos guste físicamente. Entrar en la "friend zone" no debería ser algo negativo. 

Si nos preguntásemos a nosotros mismos si estamos disponibles afectivamente para descubrir qué afectos nos despierta y le despertamos a otro ser humano, respetándolo como tal, todo sería diferente. 

El reclamo, la presión, la exigencia de orientar el final de una cita hacia un ideal individual, implica manipular.

Todo encuentro produce algo nuevo, y es solamente la disponibilidad afectiva y el respeto por aceptar el lugar que podemos llegar a ocupar en las emociones, mente y psicología del otro, lo que nos va a servir de brújula para que la responsabilidad afectiva tenga su lugar.

Dra. Pía M. Roldán Viesti

Abogada T°92 F°959 CPACF (UBA)

Psicóloga MN. 57.457 (UCES)

Esp. en Prev. de Violencia de Género (Universidad Europea Miguel de Cervantes)

Presidente y Fundadora de EUTI 

https://www.instagram.com/piamartina.ok/

[email protected]

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios