Jueves 29 de septiembre, 2022

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 11-09-2022 12:43

Pablo Salvador Rocha

Original escultor asombra con su obra. Grandes esculturas y pequeños personajes de hierro deslumbran a Buenos Aires.

Estuvimos en la feria de arte BADA y nos impactó mucho tu trabajo.

Pablo Salvador, ¿cómo fueron tus inicios en la escultura?

Desde que tengo memoria me gusta modelar pequeñas figuras de arcilla. Creo que a todos de chicos nos gustó jugar con barro o plastilina, pero a mi realmente me apasionaba.

Ya de grande con el oficio de herrero a cuestas, que mi hermano me enseñó desde los 14 años, pasé de los personajes de arcilla al hierro.

Cuando comencé a dedicarme a la escultura hace varios años, mis primeros trabajos eran mucho más figurativos y detallistas, con el tiempo fueron surgiendo ideas de series y distintos personajes que aparecen de manera espontánea, en donde la idea es más importante que el detalle.

 

¿Qué buscas transmitir a las personas con estas figuras?

Para construir los seres que se encuentran en mis esculturas, sueldo pequeñas piezas de hierro que luego trabajo con herramientas para darles una forma más acabada.

Con cada una de mis obras intento contar una pequeña historia, un sutil cuento donde el espectador complementa la narrativa con su historia personal.

Mis personajes se encuentran rodeados por una suerte de escenario, el cual no solo contiene la obra, sino que también interviene con lo que sucede en el centro de la escena potenciando el sentimiento que quiero transmitir con ellos.

A veces alegres, otras veces tristes y en muchas ocasiones simplemente esperando que algo suceda. Mis personajes quieren captar la atención de los que pasan delante de ellos, de una forma sencilla, pero con mucha conexión con el que se detiene a observarlos y siempre con una línea estética clara y amena a la vista, jugando con los espacios, las luces y sombras. Eso es algo en lo que siempre pongo énfasis en mi obra y en especial en ésta serie de pequeños personajes que se llama “Cotidianidad del ser”.

 

¿Cómo evoluciona tu obra?

Con el tiempo la obra va mutando y transformándose. En los últimos trabajos estoy experimentando con el color y figuras geométricas que me permiten generar obras de mayor tamaño con escala urbana, ya que algunos clientes (como municipios y empresas constructoras) me piden esculturas de 6 metros o más para espacios abiertos como plazas, frentes de edificios y rotondas.

 

¿En dónde realizás tus obras?

Yo vivo y tengo el taller en las sierras de Córdoba, en una pequeña comuna que está al pie del lago Los Molinos. Pero todos los años expongo acá en Buenos Aires en galerías y en la feria de arte BADA, que ya es un clásico.

 

Datos de contacto:

Web: www.pablosalvadorrocha.com

Instagram: @pablosalvadorrocha

Email: [email protected]

 

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios