jueves, noviembre 14, 2019

PERSONAJES | 22-07-2019 12:51

Florencia Torrente: "No sé si trabajaría con Adrián Suar"

Además de cine, teatro y baile en TV, escribe una serie, diseña carteras y estudia astrología. Pérdidas, crisis y ser positiva.

Dio los primeros pasos sobre una pasarela pero el camino apenas empezaba. “La vida te va diciendo a dónde vas”, dijo. Y aquella chica de 15 hoy es una mujer de 30, que atravesó múltiples desafíos. Baila en el programa de Tinelli, tuvo su primer protagónico en la película “Cuando dejes de quererme”, coproducción argentino-española coprotagonizada por Eduardo Blanco y Miki Esparbé. Tiene una marca de carteras, canta, escribe una serie, dibuja en un cuaderno guardado siempre en su cartera, medita, estudia astrología, hace gira con la obra “Mentiras inteligentes” y acaba de estrenar una pieza en Microteatro.

Con un histrionismo envidiable, la hija de Araceli González es una leonina de ésas, cuyo verbo de cabecera es “yo creo” –de crear–. Ávida por facetar su vida con infinitas experiencias creativas, nada del arte le es ajeno.

Noticias: ¿Satisfecha con la película?

Florencia Torrente: Feliz. Pero como soy muy exigente, hubiera cambiado mucho. ¡Soy insoportable! Fue una aventura. Estuve en San Sebastián dos meses y medio. Me llamó Javi (Javier Furgang), mi representante, y me dijo: “Tenés el casting de una película que es para vos”. Leí dos escenas difíciles y me dije sí, es para mí. A la semana me convocaron y viajé. No había terminado de leer el guión. Acabé de transitar y construir el personaje allá. Me ayudó mucho.

(Te puede interesar: Gonzalo Heredia: “Ir al teatro es un acto de fe muy grande”)

Noticias: ¿Por qué?

Torrente: Porque el personaje tiene una densidad profunda. Y San Sebastián en invierno me dio ese clima. Filmamos todos los días, con frío y lluvia. Todo eso que esperabas, te llega y te asaltan dudas existenciales. ¿Voy a poder? ¿Qué hago con esto? ¡Sumado al jet lag! Llegué de noche y el departamento no tenía toallas, papel higiénico ni comida.

Noticias: Estuvo en “Hipersomnia” –película sobre trata de personas– y en “Soldado argentino sólo conocido por Dios” –inspirado en la Guerra de Malvinas– con roles comprometidos. ¿Los elige? ¿Rechazó alguno?

Torrente: No me pasó de rechazar. Últimamente todo lo que me llegó fue en el momento justo. Me gusta empaparme de temas fuertes.

Noticias: Trabajó con Shock House, la nueva productora de su madre.

Torrente: Sí. Una participación en la película “Sola”, donde mamá es la protagonista y productora. Fue un proyecto de familia.

Noticias: ¿Trabajaría con Adrián Suar?

Torrente: No lo sé. Si ocurre, si me tiene que pasar, veré.

Noticias: Su abuelo era fotógrafo y su abuela, Rosa Monteferrario, bailarina. ¿Cómo lo ve a “Toto” Kirzner, su hermano actor?

Torrente: Es genial. “Toto” tenía tres años y sabíamos que iba a ser actor. Te obligaba a sentarte para verlo actuar. Le decíamos: ¡Vamos a dormir! Y él gritaba: ¡Déjenme actuar! Tiene tanto potencial.

(Te puede interesar: Tomás Kirzner: “Sé que muchos creen que estoy acomodado”)

Noticias: ¿Cómo reacciona frente al chisme y la mentira? ¿Sale a desmentir o lo deja evaporar?

Torrente: Me manejo por lo que me pasa en el cuerpo en el momento. El 80% de lo que se dice son verdades transformadas. Hacés notas con varias preguntas, arman un mash-up y sale otra cosa. No sé si es porque pertenezco a una generación que está en contacto permanente con la agresión, la mentira, lo instantáneo, con apretar un botón y decirle a otro lo que se te antoje, que te ponés en otro lugar. El chismerío está en todos los trabajos, solo que éste tiene exposición. Nunca tuve que salir a desmentir. Pero no quita que pueda frenarle el carro a alguien.

La misma que fue a la mesa de Mirtha Legrand con un peinado con ondas al agua, muy retro, está sin maquillaje, con el pelo atado y una camisa enorme. “La ropa es una forma de expresarte. Estar linda te hace bien. Más allá de eso, el vestido habla de vos. En este momento elijo ropa oversized y voy investigando”.

Noticias: ¿Baila hace mucho? ¿Cómo llegó al programa de Tinelli?

Torrente: ¡Para nada! Mi mamá me llevó a danzas clásicas cuando tenía cinco años y fui a tres clases. A los 15 me dio por la comedia musical y a los 21 me agarró un ataque para hacer popping and locking (baile callejero tipo robot) y fui tres meses. Nunca hubo constancia. Cuando mi abuela estaba dormida y nosotros a su lado, me pasó algo loco. Sentí que tenía ganas de bailar de verdad. Lo hablé con mi psicóloga que es astróloga, bioenergetista, y me hizo hacer una meditación. Desde agosto del año pasado, cuando fue mi cumpleaños, empecé a conectarme y salió: es al “Bailando...” a donde tengo que ir.

(Te puede interesar: Tinelli se alejó de la política: regreso al primer amor)

Noticias: La conexión con su abuela era muy fuerte.

Torrente: Sí. Me inspiró. Era bailarina y dejó cuando se casó. Estoy reivindicando esa frustración. Es conectar con ella y ayudar. Uno no deja de ser quién es si se presenta con distintas facetas. Es un nuevo escenario. Lo diferente es que el “Bailando...” da mucha visibilidad y me puede potenciar. Estoy feliz.

Noticias: Es un privilegio trabajar en lo que a uno lo hace feliz.

Torrente: Hay que agradecerlo. Me van a criticar porque no van a interpretarlo pero tiene que ver con una predisposición. Mi abuela me decía: “Tené cuidado con lo que pensás la mayor parte del tiempo porque se puede cumplir”. Si uno cree que la vida es una mierda, que no te va a salir nada… más allá de que así suceda a veces, no va. Es una forma de vida elegir, pensar y sentir que las cosas van a estar bien más allá de todo. Hay realidades diferentes, casos difíciles. Una vez charlé con un chico de 15 que vivía en la calle y me dijo que iba a ser abogado. Tenía la certeza de lograrlo y un deseo impresionante de estudiar. Somos dueños de construir nuestra propia realidad.

Noticias: Estrenó otra obra de teatro.

Torrente: Sí. Arrancamos en Microteatro con Rodrigo Noya con “La noche que conocí a mi hermano” y el tema son los vicios. Nuestro encuentro transcurre en la vuelta de Soda, el recital de 2007.

(Te puede interesar: Benito Cerati: “No me perdonan la traición al macho burgués”)

Noticias: Además está escribiendo.

Torrente: Todo empezó cuando mi amiga Rocío Crudo, directora de cine, me propuso hacer algo juntas. Cuando pasás momentos no tan gratos, me suceden instantes de introspección. Con el fallecimiento de mi abuela, busqué personas que me elevaran. Y charlando surgió esta serie; bajó la información no sé de dónde y escribí enseguida. Entre mi historia y la suya, escribimos una serie que se llama “REM” –etapa del sueño caracterizada por alta actividad cerebral, cuando aparecen los sueños–. Nos anotamos en el concurso del INCAA, pasamos la primera instancia y la idea es filmar el teaser, que no es un piloto sino un compilado que usás para presentar y pedir más dinero, por ejemplo.

Noticias: ¿Cómo elabora las pérdidas? Separarse de Joaquín Vitola, la lucha de su abuela contra el lupus y su muerte…

Torrente: Fue difícil separarse después de convivir casi tres años; y junto con la muerte de mi abuela fue mucho. Hay que cerrar ciclos. Estoy en los 30, el retorno de Saturno. Hay que limpiar, tirar lo que no sirve. La gente no cree en la astrología por la cuestión predictiva; y no es eso, es conocer las energías y conocernos.

Noticias: ¿Cree que los actores deben declarar su posición política?

Torrente: Cada uno tiene que hacer lo que quiere. Tu condición artística no tiene que ver con tu condición política. No me voy a dejar de relacionar con alguien porque no coincida con mi color político. Nunca declaré cuál es y estoy preocupada con la realidad política argentina. ¿Votar a los 16? ¡Sos un bebé! Tenés que construir y deconstruir mucho para lograr una adultez, madurar…

Por Sissi Ciosescu

@sissiciosescu

Galería de imágenes

Sissi Ciosescu

Sissi Ciosescu

Periodista.

Comentarios

Argentina y el mundo

La información más importante del martes 12 de noviembre

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario