Domingo 25 de septiembre, 2022

SOCIEDAD | 04-09-2020 11:39

"Hemos duplicado los casos de Italia pero tenemos tres veces menos mortalidad"

Juan Riera, Director provincial de Hospitales, remarca la importancia de evitar la saturación del sistema sanitario. Una tratamiento intensivo de oxígeno en alto flujo, plasma y kinesiología, la clave para evitar la terapia intensiva.

El presidente advirtió esta semana que en cualquier momento puede haber “un botón rojo” y debamos volver a fase uno: “La cuarentena no existe”, insistió Alberto Fernández en entrevista con “A dos voces” (TN). La advertencia llega cuando el sistema sanitario parece estar en varias provincias "cerca del colapso", como remarcan desde el Ministerio de Salud.

"Estamos en naranja", explican desde el organismo cuando los contagios vuelven a superar la barrera de los 12.000, y se encienden las alarmas en Mendoza, Santa Fe, Río Negro, La Rioja, Tucumán, Córdoba y, por supuesto, en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, el AMBA.

A nivel país la ocupación de camas de terapia intensiva se encuentra en el 61,1%, pero en el área metropolitana llega al 68,2%, y muchos distritos que muestran una aceleración de la curva: resurge el temor a la saturación. La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, remarcaba que el sistema se ha reforzado ya -desde el inicio de la pandemia en Argentina-, todo lo que se podía con más camas y respiradores.

“La ocupación de capas se mantiene estable. Pero eso tiene que ver con que el sistema está dando respuesta derivando a aquellos pacientes que están estabilizados, a hospitales que tienen mayor disponibilidad, generando disponibilidad de camas en los lugares más saturados, y eso hoy por hoy hace que no se satura el sistema y se puedas seguir dando respuestas, incluso en los lugares con mayor índice de casos de Covid”, explica Juan Riera, Director provincial de Hospitales.

Pero es sistema está bajo un estrés y demanda altísima. No tanto por la falta de camas y respiradores, sino por el nivel de agotamiento del personal sanitario en el AMBA. “Estamos acompañando a las terapias y a las guardias externas, a los médicos y enfermeros, para sostenerlos en este trance. Están haciendo un trabajo increíble , y el recurso crítico es siempre el recurso humano”, remarca Riera.

“Los hospitales del interior de la provincia son hospitales que han readecuado sus salas de terapia, pero tienen menos camas por habitante que en el Conurbano bonaerense y eso es una preocupación. Mar del Plata por otro lado, se reforzó muchísimo pero en 24 horas les aparecieron 300 casos, y un porcentaje entre el 3 y el 4% necesitaba camas de terapia intensiva. Ese es el riesgo que vemos en la provincia y en todo el país”, sigue el Director provincial de Hospitales.

“El sistema no es una cosa estática, es una red integral de hospitales en la provincia de Buenos Aires, que tiene plasticidad en la medida en que nosotros podamos gestionarlo de la mejor manera posible. Las carpas son una alternativa pero para tratamientos extra hospitalarios. Hoy lo que estamos haciendo es trabajar más fuerte e intensivamente en los pacientes que requieren cuidados intermedios”, detalla Riera.

“Nos estamos moviendo rápido los asistimos con oxígeno en alto flujo, les pasamos plasma, les hacemos kinesiología. Así logramos que esos pacientes no necesiten pasar a terapia intensiva”, especifica. Y explica que eso es posible porque el sistema no está desbordado. La alarma permanente,

“Yo estoy preocupado porque los casos aumentan y la cantidad de población susceptible es mucha. Hay millones que todavía no se contagiaron, y nada hace pensar que vayan a bajar las cifras, salvo que aparezca la vacuna, pero para esos todavía falta mucho, queda muchos meses por delante, y si no seguimos trabajando todos, la comunidad en su conjunto, hay un riesgo alto de que se sature el sistema”, marca Riera apesadumbrado.

“Tenemos que entender como argentinos que somos un gran equipo. Hicimos muy bien las cosas hasta ahora. Hemos duplicado los casos de Italia pero tenemos tres veces menos mortalidad”, ilustra. Argentina tiene 451.000 casos registrados, mientras que Italia contabiliza 273.000. Las muertes en el país europeo son a la fecha 35.500, y en Argentina 9.370. “Eso quiere decir que todo el esfuerzo que hicimos juntos dio resultad. No nos relajemos ahora”, cierra el Director provincial de Hospitales, quien mueve los hilos de un sistema que sufre diariamente una mayor demanda.

También te puede interesar

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios