Domingo 2 de octubre, 2022

SOCIEDAD | 15-08-2022 00:21

Viviana Canosa, América y el show de la hipocresía

La conductora dejó su programa con acusaciones de censura. Las razones por las que la señal la sostuvo un año y medio.

Viviana Canosa es, una vez más, protagonista de un escándalo. La conductora que supo hacer crecer su programa en A24 a fuerza de declaraciones explosivas, indignación y agresiones verbales renunció a la señal y aseguró haber sido censurada. En sus redes, habló de diferencias con las autoridades del canal “en cuanto a la noción de libertad de expresión” y, de acuerdo a su versión, el detonante del conflicto fue que no le permitieron pasar al aire un video con abucheos a Sergio Massa en Cañada de Gómez, Santa Fe. El canal redobló la apuesta. El propio Daniel Vila salió a dar sus explicaciones, dijo que el pedido de no transmitir escraches se había bajado a todos los conductores y que Canosa había tenido una reacción “intempestiva y desproporcionada”. Lo cierto es que la interna en el Grupo América estalló y dejó en evidencia que la televisión es el show de la hipocresía.

La explicación de Grupo América, que se dio a conocer a través de un comunicado oficial, es que el pedido a Canosa no fue personal. De hecho, explicaron que en la última semana le habían pedido a otros conductores que no le dieran espacio a los escraches hacia ningún dirigente. En solo unos días, se habían viralizado escraches a Juan Grabois, Facundo Moyano, Luis D’Elía, Patricia Bullrich, Myriam Bregman y Ginés González García y las autoridades de la señal consideraron que replicarlos era alimentar el caos social. La versión fue corroborada por otros periodistas de la empresa.

Te puede interesar: "Por qué Moria Casán no quiere reemplazar a Viviana Canosa"

Sin embargo, el espíritu democrático de Grupo América parece cartón pintado cuando se hace un archivo de la innumerable cantidad de agresiones y fakes que Canosa reprodujo, sin ningún problema, durante el año y medio que estuvo en A24. Por poner algunos ejemplos: dijo que "Wado" de Pedro analizaba quitarle propiedades a quienes tenían más de una en beneficio de quienes no tienen ninguna. Falso. Que el Congreso chileno había aprobado una ley para reemplazar la palabra “mujer” por “persona menstruante”. Falso. Mostró imágenes viejas de Victoria Tolosa Paz haciéndolas pasar por actuales. Engañoso. Aseguró que en Dinamarca quien recibe una ayuda estatal está inhabilitado para votar. Falso. En plena pandemia, sostuvo que a los test de Covid les ponían metales para que dieran positivo. Obviamente falso. En más de una oportunidad, a la hora de hablar de feminismo sostuvo que la aprobación del aborto era la antesala para la legitimación de la pedofilia. Incoherente. En una entrevista con Franco Rinaldi mostró una imágen apócrifa de una supuesta nota de La Izquierda Diario que nunca existió. Y a la lista infinita se le suman todo tipo de agresiones personales. Se refirió a mujeres trans en masculino, se burló de Fabiola Yáñez apenas había tenido a su bebé y hasta puso en duda su cesárea. Insultó y gritó hasta el cansancio.

Te puede interesar: "¿Cómo saber si una vivienda consume más de 400kw/H?"

El Grupo América la sostuvo a pesar de todas las críticas y, en su momento, la defendieron diciendo que ella era quien mejor medía. Sin embargo, ahora algo se quebró. Canosa apenas hizo algunas publicaciones en redes sin dar mayores detalles, pero desde su entorno dejaron entrever que no dejarla transmitir el video de Massa fue un acto de censura previa que responde a la amistad del ministro de Economía con Vila, el principal accionista de la compañía. Sus detractores, en cambio, especulan con que la conductora estaba buscando la excusa para irse desde ya hace un tiempo aunque nadie puede confirmar si su futuro será en los medios o en la política.

Detalles de la salida. La noticia de la renuncia de Canosa sorprendió a las audiencias, pero también a todo el Grupo América. A las 20.50 del viernes 5, desde la producción le preguntaron a los conductores de “Para que sepas”, Edi Zunino y Marcela Pagano, si podían quedarse hasta las 23 para que la programación no quedara vacía. Él tenía compromisos personales, pero ella se aceptó. De inmediato, el tema se convirtió en trending topic en las redes y explotaron los mensajes cruzados.

Leer también: "Cuándo es el próximo "finde largo" y cómo aprovechar el Previaje 3"

En el último programa del día, “Animales sueltos”, apareció la primera explicación. Canosa ya había tuiteado sobre las diferencias en cuanto a la libertad de expresión y había hecho filtrar que todo respondía al famoso video de Massa. Según trascendió, Alejandro Fantino no quiso leer el comunicado de la empresa y delegó esa tarea a Mariano Cúneo Libarona, columnista del ciclo y también abogado de la compañía.

De todas formas, en los pasillos del canal se respira cierto enojo hacia Canosa. Zunino fue quien habló en público, primero en redes y después en un editorial. El periodista aseguró: “Me consta personalmente que se nos sugirió desde la dirección de contenidos de A24 que no cae bien en la empresa publicar escraches. Y así fue que en esta semana, que hubo muchos escraches, dijimos ‘está bien, si no les cae bien no lo vamos a publicar’, porque la noción es que puede generar y reproducir la violencia”, dijo al aire el sábado. Aunque se alineó a la versión empresarial, dejó correr una crítica: “A las autoridades del canal sí tengo algo para decirles sobre el tema Canosa y espero no tener que volver a hablar de esta cuestión: cría cuervos y te comerán los ojos”.

El lunes fue el día del gran misterio: después de que durante todo el fin de semana se especulara sobre si Canosa volvía a su programa o no, la señal decidió marcar su posición de forma más que sugestiva. A las 21, en el horario en el que la conductora debía salir al aire, durante 10 minutos se vio en la pantalla su escritorio con la silla vacía y un zócalo que decía “libertad de expresión”. Además, emitieron fragmentos de sus editoriales con el objetivo de demostrar que jamás la habían censurado.

Leer también: "¿Cómo hacer un deepfake? De los memes de Cristina Kirchner y Sergio Massa a las fakenews"

Por estos días la situación legal de Canosa no está resuelta. Según confirmaron a NOTICIAS desde el área de Legales de América, Canosa tenía contrato, a través de la productora Morfeo, con vigencia hasta el 31 de diciembre del 2024. “El lunes el canal puso a disposición los estudios y el espacio para el programa ‘Viviana con vos’, pero no se presentó a trabajar”, dijeron.

“La empresa está haciendo un análisis jurídico de la situación y esperando que Viviana Canosa se presente a cumplir su contrato. Hemos recibido un llamado de su abogado, sin conocer aún el planteo que dicho profesional realizará en la reunión a celebrarse”, agregaron. ¿Habrá un juicio o arreglo? Nadie lo sabe.

Especulaciones. La gran pregunta es si Canosa quería irse del canal o si la señal forzó su salida. En los pasillos de América resaltan un dato: hasta hace poco tiempo, quien estaba al frente de la señal en los hechos era Agustín Vila, el hijo de Daniel. Sin embargo, su padre decidió recientemente volver a ser la máxima autoridad de la señal y comenzaron los escándalos. “Llegó Daniel y primero se cruzó con (Jorge) Rial y ahora rajó a Canosa”, contaron fuentes de la señal.

Lo cierto es que todo parece indicar que el quiebre entre la conductora y las autoridades del canal puede responder a algo más que lo que se contó. Sin ir más lejos, por ejemplo, el 27 de junio Canosa hizo una editorial, “La ira de Dios”, que hoy la contradice a ella misma y también a los directivos de la empresa.  

Leer también: "VIDEOS: El escrache a Pablo Echarri, un revival de la protesta violenta"

Ese día, Canosa pasó al aire dos videos de escraches a Ginés González García. Con las imágenes de fondo, sostuvo: “Que Dios me perdone, se lo recontra merece”. ¿En ese momento los escraches no atentaban contra la paz social? Unos minutos más tarde, mientras despotricaba contra el feminismo, contó que le había pedido a los directivos pasar un video de un aborto. “Tenía como 20 videos, algunos peores que otros, de cómo descuartizan a los chicos. Le cortan las piernas, le cortan la cabeza, los van descuartizando. Después mandé otros un poco más light. Uno era el fragmento de una película, el otro era con dibujos animados. Y me dijeron que no porque el video era de mal gusto, que podíamos tener problemas legales, y por el criterio editorial del canal. Y bueno, lo entendí. Tienen todo el derecho a decirme que no lo haga”, aseguró. ¿Ese día el canal sí estaba en su derecho de darle indicaciones?

Por eso crecen las especulaciones sobre que se quería ir. Lo primero que trascendió fue que tendría un lugar en la programación de La Nación+. “Este año no vamos a tocar la programación”, respondieron a NOTICIAS. También se habló de su supuesto desembarco en la política. “No hay nada”, respondieron desde el espacio de Javier Milei. En el entorno de Patricia Bullrich, íntima amiga de la conductora, no respondieron.

Lejos de ser una interna solamente empresarial, el asunto creció al punto de que Waldo Wolf, el presidente de la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, dijo que se debe tratar de manera institucional. “Me encantaría que vinieran a la comisión y estoy esperando que me contesten. Quisiera escuchar la postura de cada uno antes de fijar posición. Cuando fue lo de Rial y Vila hicimos lo mismo, pero no vino ninguno. Es interesante porque ventilan todo en redes, te piden que intervengas y después no aparecen”, sostuvo a NOTICIAS.

Galería de imágenes

En esta Nota

Giselle Leclercq

Giselle Leclercq

Comentarios