Martes 28 de septiembre, 2021

PERSONAJES | 31-07-2021 00:25

Julieta Ortega: “La juventud está sobrevalorada”

Actriz, emprendedora, tiene su línea de pijamas y planifica su paso a la conducción. Política, familia y militancia.

A cara limpia, porque puede, y con modos educados y pausados, Julieta Ortega logra mantener el tono de voz en un bar que parece ajeno a los tiempos de pandemia. Pero tras esta aparente serenidad monocorde, que según asegura, la vida le está regalando, ella se mantiene en un solapado estado de alerta. Evalúa cada palabra, escucha con atención cada pregunta y deja caer silencios cuando la cosa se pone incómoda. “Pensé que íbamos a hablar de mi emprendimiento, no de mí. Me ofrecieron ir a PH, a lo de Jey, a lo de Vero Lozano, pero dije que no porque siempre se salta un bardo”, se ataja seria. Pero el café la relaja, y no puede evitar sacar a relucir su costado de madraza atenta cuando habla de su hijo Benito, de su admirado cariño por su madre Evangelina o de su infranqueable afecto por sus hermanos, sus amiguex, alguna ex cuñada o por el padre de su hijo. Todas sus pasiones sin sobresaltarse, aun cuando deje entrever sutilmente, alguna indirecta o crítica solapada pero mordaz. La calma, según Julieta, la pierde en las redes sociales, porque cuando opina con voz femenina o muestra su afinidad con este gobierno, la atacan y ella cae en la trampa de la réplica discursiva. Porque como se dice, tras la calma, siempre está la tormenta. 

Noticias: Dicen que es brava, ¿es cierto?

Julieta Ortega: ¡Me identifico totalmente! (risas). Pero la bravura yo la asocio con la personalidad y la fuerza

Noticias: ¿Por qué aclara?

Ortega: Porque he conocido hombres muy bravos de los que nadie dice que son bravos. Pero sí de las mujeres, porque todavía nos sigue costando ver a la mujer en un lugar de toma de decisiones. Digamos que tengo carácter.

Noticias: ¿Necesita imponerlo?

Ortega: ¡Todo el tiempo! Fui la única mujer entre cuatro varones por muchos años, porque Rosario, mi hermana nació cuando yo tenía quince.

Noticias: ¿Era muy machista su entorno?

Ortega: Nací en el 71. En mi casa las decisiones las tomó siempre mi madre, pero es cultural, siempre sentí que me iba a costar el doble imponer mi idea o tener un lugar, no en mi casa, sino en todos lados. Soy tranquila, pero tengo opinión, y por ahí eso es lo que molesta.

Noticias: ¿A quién le molesta?

Ortega: Nadie me dijo que le molestara, pero siempre en casa me decían, “y viste cómo Julieta dice las cosas”. Soy conocida como la persona con la que hay que tener cuidado porque te puede herir con las cosas que te dice. Pero se puede hacer poco cuando la esencia de uno es esa. Con los años aprendés a cuidar las formas. 

Noticias: ¿Qué pasó con usted en la pandemia, le dio miedo, le sirvió para algo?

Ortega: Me pasó lo que a todo el mundo, con la diferencia que desde hacía cuatro años que junto a mi amiga y socia Fernanda Cohen, teníamos una marca de pijamas (Jota&Co.) que pasó de ser un emprendimiento que se sostenía con mucho esfuerzo a convertirse en algo que funcionaba y que se convirtió en nuestra única y absoluta fuente de ingresos en este tiempo. 

Noticias: ¿Pijamas? 

Ortega: ¡Es que yo vivo empijamada! Así que era algo que conocía en profundidad, empecé con mis modelos favoritos que había traído de afuera, y Fernanda, que es una ilustradora talentosa, se encargó de las estampas. Acababa de asumir Macri, yo estaba cansada de tener que depender de mi profesión, además el trabajo nuestro es intermitente, y me generaba mucha angustia esa inestabilidad, así que necesitaba tener otras cosas, los pijamas me dieron esa estabilidad.

Noticias: Su hijo Benito (Noble) tiene 13 años, ¿cómo es convivir con un adolescente en pandemia? 

Ortega: No hay problemas de convivencia porque solo emite monosílabos, ¡casi no te habla! A los adolescentes les das la computadora y comida, y ya está, ¡cuanto menos les hables, mejor! 

Noticias: Con frecuencia cuenta cosas cotidianas a través de las redes sociales…

Ortega: De Benito hace mucho que no hablo porque me mata. El padre y yo lo tenemos prohibido porque dice que no quiere que nadie lo conozca la cara, que no quiere ser famoso. Estoy mucho en Twitter porque me informo por ahí. El Instagram es como un álbum de fotos, me gusta mucho el mío como el de la marca me parece una buena carta de presentación. 

Noticias: ¿Tiene buenos seguidores o saltan algunos haters?

Ortega: A veces en Twitter me dicen cosas y me meto en la discusión y después me arrepiento. Lo que pasa es que hay que aprender que es una batalla perdida. Yo debo irritar a mucha gente y no entiendo por qué me siguen. 

Noticias: Durante el debate por la legalización del aborto usted se mostró muy activa y comprometida en el colectivo de actrices, ¿no le picó el bichito de la política?

Ortega: A veces he pensado que me gustaría, porque me gustaría tener el poder de tomar decisiones que le puedan cambiar la vida a la gente, pero después no sé si estaría dispuesta a dedicar mi vida a eso. Hay que tener una vocación muy grande y una piel bien curtida para que valga la pena meterse, y no sé si la tengo. Por ahora me dedico a militar en causas en las que creo. 

Noticias: ¿Lo habló con su padre?

Ortega: Lo hablé hace poco. Mi papá lo pagó caro, porque no sé si tenía una vocación política. Mi papá es músico y lo tentaron. Creo que lo habrá disfrutado mientras lo vivió, pero sé porque lo viví con él, que no era alguien dispuesto a quedarse ahí para siempre.

Noticias: ¿Cómo vivieron su militancia en el feminismo Benito y su madre?

Ortega: Él vivió las luchas o las causa a las que yo me acerqué porque vive conmigo y conoce mis opiniones, pero estoy segura que sus maestras van a ser sus pares. Mamá siempre fue muy respetuosa de las opiniones y de las individualidades de todos sus hijos e hijas. Ella fue espectadora de este camino y nos acompaña y nos respeta, pero tiene otro concepto, otro background que fue aggiornando. Ella nació con una vocación de madre como no he visto nunca en mi vida.

Noticias: Hace poco estuvo en pareja con Camilo Vaca Narvaja, ex de Florencia Kirchner y doce años menor que usted, ¿cómo lo vivió?

Ortega: Una siente que tiene que dar una explicación. Muchos varones que tengo alrededor, les llevan a sus parejas veinte años y nadie explica nada. Es un buen momento para preguntarse por qué las mujeres tienen que dar una explicación por salir con alguien más joven.

Noticias: ¿A usted le hacía ruido?

Ortega: Nunca había salido con alguien más joven. Siempre me interesó la gente más grande que yo, pero no sólo como pareja, sino que el mundo de la gente mayor. Siempre quería ser grande. Pienso que la juventud está sobrevalorada. Pero a veces la historia te va llevando, y ¡zas!, me enamoré de un chico más joven. 

Noticias:  Más allá de compartir ideología, ¿la movilizó el hecho de haber sido el ex de Florencia Kirchner

Ortega: Para nada. Te podría contar cosas muy lindas de Camilo, pero no lo voy a hacer porque no me gusta hablar de alguien que ya no está en mi vida. Lo único que me interesa cuando conozco a un hombre es cómo me habla de la ex. Se me prende una alarma cuando un hombre no habla bien de la ex porque siento que así va a hablar de mi el día de mañana. Creo que hay que honrar las elecciones pasadas, y la gente que estuvo en la vida de uno. 

Noticias: ¿Hubo algún personaje en ficción que le quedara pendiente?

Ortega: (duda) No me quedó nada pendiente. Será porque nunca se me fue la vida en la actuación, ni mis sueños estuvieron centrados en eso. Quizás por eso me fue tan fácil la transición a los pijamas. No extraño actuar. Siempre quise ser actriz, pero también me interesaron un montón de otras cosas, en este momento me interesa mucho más la conducción.

Noticias ¿Algún proyecto?

Ortega: Voy a hacer algo en un capítulo de “El fin del amor”, una serie que va a protagonizar Lali Esposito para Amazon. Y estoy con un par de cosas de conducción. Me encanta conducir y también me interesa mucho la poesía.  De eso se va a tratar mi programa de Encuentro.

Noticias: ¿Es optimista o tiende a mirar el vaso medio vacío? 

Ortega: Soy por naturaleza quejosa. Pero es que soy muy exigente, y entonces a veces estoy mirando el pelo en el huevo. No me conformo con un ocho, quiero que sea siempre diez. Pero soy alegre. ¡Lo que pasa es que heredé la seriedad de mi padre! 

Noticias: ¿Le preocupa el paso del tiempo?

Ortega: Me preocupa que no quiero que me preocupe el paso del tiempo. Trabajo todo el tiempo para sacarme de encima el mandato que tenemos las mujeres que nuestro valor está asociado con la belleza, y la belleza, asociada con la juventud. 

Noticias: ¿Y el tiempo vital?

Ortega: Cuando alguna amiga no sabe si hacer o no una cosa, les digo “Hacelo, total todos nos vamos a morir”, es algo que tengo incorporado. La muerte es parte de la vida. No sé si hay tanto que quiero hacer antes de morir. Quiero estar contenta, agradecida y al día con la gente que quiero, con las personas que importan, trabajo para eso. 

 

Agradecimientos: Fotos gentileza Alejandro Vieytes. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Gabriela Picasso

Gabriela Picasso

Comentarios