Lunes 1 de junio, 2020

PERSONAJES | 27-03-2020 19:20

Luis Luque: “Es bueno crecer, el tiempo da belleza”

Protagoniza “Si la cosa funciona” y graba la segunda temporada de “El Tigre Verón”. Su entrega apasionada, búsqueda y verdades.

Esta nota se hizo en otro mundo: Luis Luque llegó cansado al teatro Astros porque había estado grabando la segunda temporada de “El Tigre Verón”. Hubo saludo con besos y abrazos. Terminada la entrevista, se tiró a dormir una siestita antes de empezar la función de “Si la cosa funciona”, la obra de Woody Allen. A las 21, salió al escenario, la rompió y el público lo aplaudió con ganas. Era viernes 13 y, pese a las supersticiones, a la distancia puede verse como un gran día. Nadie imaginó entonces que la función siguiente sería la última hasta nuevo aviso. La realidad cambió por completo: Luque está en su casa cumpliendo con la cuarentena total. Del otro lado del teléfono, reconoce que tuvo un par de días de mucha angustia pero que a esta altura piensa que el coronavirus vino a traer enseñanzas. “No somos generosos así que este es un ejercicio muy bueno que tiene que ver con vivir o morir. Dada la gravedad del caso, si pensás en vos y en el otro, es todo más fácil”, afirma.

Lo que sigue es un paseo por las entrañas de un hombre que asegura que no sabe quién es pero que es aquello que hace. Y su hacer es múltiple y entregado: en la actuación, en la música, en las artes plásticas. No es casual que en su camarín, al lado de su nombre, haya pegado una foto suya de niño, sonriente y pícaro, y otra de él cantando en uno de los shows de su banda “La dama”. Ese búnker, ahora desarmado por las circunstancias y trasladado a su propia casa, estaba lleno de botellitas que Luque había ido decorando con elementos de reciclaje, acrílicos chorreados, pinceles y muchas piedritas esparcidas. 

Luis Luque

Noticias: ¡Se armó un espacio muy lúdico y personal!

Luis Luque: Hago muy poco teatro y cuando lo hago, pido tener mi espacio, muchas veces vengo al mediodía, duermo, escucho música. Es un lugar para estar solo conmigo, voy preparando la cabeza para el teatro. Porque el teatro me encanta pero también es como una sensación de que se me va la vida, me aterra. Es la entrega, lo que quiero contar y cómo lo quiero contar. Soy muy exigente, busco una dosis de excelencia necesaria para que pueda ser revelador.

Noticias: ¿Cómo pasa de ese espacio tan personal a conectar con el personaje?

Luque: Esto me da la libertad de que la imaginación está abierta como para recibir cualquier tipo de estímulo y reaccionar. Hay que lograr la libertad de juego y yo juego todo el día.

Noticias: ¿Todavía es ese niño que tiene todo por descubrir?

Luque: Sí, siempre siento que no sé nada, hoy termina y mañana empieza de vuelta habiéndome olvidado casi lo que aprendí hoy, que es mentira porque lo que hago es recordarlo y mañana ya estoy más grande. Es bueno crecer, es un hecho muy poderoso que disfruto y creo que va en todos los órdenes, el tiempo te da mucha más belleza. 

Noticias: ¿Siente que con sus 63 años está…?

Luque: (interrumpe) ¡Mejor que a los 25!

Noticias: ¿Más bello en todo sentido que cuando era un galán?

Luque: Sí, lejos. Si vos vivís bien y entendés que sos único, no tenés preocupación con respecto a la guerra de ego. Mi ego se combate con lograr lo que se me ocurre, no tengo ganas de estar pensando si el otro es mejor porque el otro es distinto. Yo hago esto (señala las botellas) porque quiero sentirme infinito y cuando empiezo a entender que la muerte es una realidad absoluta, a veces me bloqueo, no entiendo mucho. Entonces lo que hay que hacer es fluir, sacar, no guardarse nada, como digo en la obra. Creo en el amor, soy sumamente amoroso y así trabajo en los grupos, si no, me voy, porque soy muy frágil.

Noticias: ¿Sigue siendo frágil?

Luque: Sí, creo que cada vez más. Cada vez tengo más experiencia y vida pero uno se va convirtiendo en algo más bello y frágil. Soy muy sensible, veo una persona en la calle y me pongo a llorar, es una locura, son cosas que tuve que trabajar mucho porque no las entendía y después fui acomodándome a lo que soy, aceptándome, si las cosas me pegan, por qué no lo voy a mostrar. 

Noticias: Tuvo un problema en las rodillas que lo sacó de juego cuatro meses. Lo escuchaba decir que pasó de creerse un niño infinito a un viejo finito.

Luque: Claro, eso fue un dato. Por primera vez paré yo, estuve 4 meses sin hacer nada, que para mí es una vida, pero siempre me invento alguna. Todo se mueve, está buena la vida.

Noticias: ¿A pesar de todo?

Luque: Sí. Siempre siento que en otra vida me gustaría ser un misionero que dirige una orquesta, ¡mirá qué loca la imagen!, porque se junta todo, yo lo hago amorosamente, a mí me gusta revelar.

Luque filosofa, habla rápido, sonríe con los ojos. Dice que los actores son como mendigos buscando amor y aprobación. Y que los músicos son la respiración del universo. “La música es un arte sublime, traspasa, no tiene la mente. Hablo casi musicalmente con todos, todo tiene una cadencia y un tempo, es como creerlo, crearlo y sostenerlo y todo se convierte en verdad y lo único que tenemos que ser nosotros es verdad”.

Noticias: Habla de verdad en una sociedad llena de caretaje.

Luque: Sí, ya sé, me costó mucho eso, y me cuesta. A veces siento que no se me entiende cuando hablo y le digo a Silvia: “Para qué hablo, ya estoy, ya terminé acá”. Y no porque sea un genio… siento una involución humana que es tremenda, loco. Eso me angustia mucho, hay una involución en el respeto, el amor, el cariño, el cuidado del otro. Lo amoroso está absolutamente devaluado. 

Luis Luque

Noticias: ¿Cómo es eso de que su gran desafío de los últimos tiempos es limpiar su mente para poder ser canal?

Luque: Eso sería lo ideal, creo que uno es simplemente un canal en función de algo que quiere contar o que, a pesar de uno, cuenta inevitablemente sin haberlo analizado. A mí me funciona mucho la soledad, el amor, hay temas puntuales que suceden inevitablemente en mí. No me sucede la violencia aunque la conozco y mucho, lo oscuro, pero para mí fue necesario. Estoy agradecido por las cosas oscuras que curtí, tal vez eso me haya hecho generar mis propias pilas, entonces soy la energía que soy. 

Noticias: ¿Es verdad que grabó las últimas escenas de “Un gallo para esculapio” acompañado por un analista?

Luque: Sí, porque o me mandaba o no y sabiendo cómo es uno… porque lo vivo al palo. El hacer es un canal y cuando empiezo a descubrir qué me provoca y con qué tiene que ver… parecería una memoria antigua, como recuerdos de alguna época, andá a saber… no hablo de nada esotérico, hablo de una realidad puntual, de la física cuántica.

Noticias: Estuvo estudiando física cuántica por su personaje en la obra (un científico que casi ganó el Nobel por su teoría sobre la Física Cuántica), ahí se ve su entrega porque no tendría porque no necesitaba estudiarla para componerlo.

Luque: Claro, sí, pero me copo. Es un problema también, hay que medirlo, es la parte que tengo de loco. Lo que pasa es mucho placer cuando vas ahí, es revelador para mí.

Noticias: ¿Qué cree que revela la obra?

Luque: Elijo contar este cuento porque creo absolutamente en el tránsito de esta vida, creo que no hay que perdérselo, que Woody Allen es como un bufón que le habla a la corte y se ríe de lo estúpido y de los lugares comunes que tiene el ser humano para perder el tiempo, cómo queda detenido, a veces no podes parar la cabeza. No puedo parar, me moriré un día o no, yo qué sé.

Noticias: O tal vez consiga la eternidad…

Luque: Hoy en cada función la consigo… cuando bajo del escenario me cuesta una hora volver a hablar. Porque la obra es muy interesante y me llevó a reflexionar mucho, a mí me encanta pensar y comprender. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario