Viernes 21 de enero, 2022

PERSONAJES | 03-01-2022 14:15

Roberto Moldavsky: “Al humor se le pide demasiado”

De comerciante, a comediante, a galán de cine. Debut en la pantalla grande, la receta de la felicidad y el humorista puertas adentro.

“Sumate buenos momentos” es su frase de cabecera. Ama hacer reír y nació con el don para eso. Gracias a Gustavo Yankelevich pudo convertir su pasión en su profesión. Y su carrera no tiene techo. Hoy protagoniza en cine la nueva película de Sabrina Farji, la comedia romántica “Ex Casados”, junto a Jorgelina Aruzzi. Además llena cada una de las funciones que realiza con “El Método Moldavsky”. El público y la crítica especializada lo avalan. Cosecha premios Martín Fierro, ACE, Argentores y Estrella de Mar. Ilumina cada palabra con sus dosis de humor.

Noticias: ¿Cómo vivió la premiere mundial de “Ex casados” en el Festival de Cine de Mar del Plata?

Roberto Moldavsky: Con mucha alegría y con mucha emoción. Soy muy fan del cine. Y debutar en un festival como el de Mar del Plata, ciudad que amo encima de todo, es demasiado. ¡Es la primera vez que voy al cine a verme a mí! Y sin buscar 2x1 en las entradas. 

Noticias: ¿Quién le propuso su debut cinematográfico? ¿Cómo trabajó la composición de su personaje? 

Moldavsky: La propuesta vino de la directora, Sabrina Farji, que me dio el guión. Y cuando pensé que era algún rol secundario, me dijo que me imaginaba en el rol del protagonista. Vino a verme al teatro y se terminó de convencer. El personaje lo trabajamos mucho con ella y también con Jorgelina Aruzzi que me ayudó un montón.

Noticias: ¿Cómo es el proceso de escritura de los monólogos y las canciones para sus espectáculos?

Moldavsky: Empiezo pensando cuáles son los temas que quiero hablar y después le busco la manera. No lo hago solo, me acompañan mi hijo Eial, que tiene que ver mucho en los guiones, Chelo K, quien dirige la banda, y un grupo de personas más con las que hacemos lluvia de ideas,  entre ellos Gustavo Yankelevich y amigos míos a los que hago pensar y les tomo cosas, como Gerardo, Julio, Mariana y el resto de los músicos también. Ahí pasamos al proceso de escribir, donde todos aportan, pero yo decido cómo y qué queda.

Noticias: ¿Tiene planes de gira o instalarse a hacer temporada con “El Método Moldavsky”?

Moldavsky: A fines de diciembre arrancamos temporada en el Enjoy de Punta del Este hasta fines de enero. Y espero que en febrero podamos hacer también temporada en Mar del Plata o Carlos Paz.

Noticias: ¿Qué cosas le gusta tener en su camarín del teatro o el motorhome de la peli? ¿Qué cábalas utiliza o qué rutina realiza antes de salir a escena o a rodar? 

Moldavsky: En mi camarín me gusta tener animales exóticos, frutas silvestres y agua saborizada de jazmín… No, nada así de especial. Algo para comer y tomar, nada más. Y la cábala es que, como salgo antes que los músicos, les digo: “Me voy a trabajar, ¿no les molesta?”. Y ellos me piden que me ponga alcohol en gel.

Noticias: ¿Qué humoristas admiraba de chico? ¿Quiénes son sus referentes hoy en el humor?

Moldavsky: Admiraba a Alberto Olmedo, Tato Bores, Niní Marshall, Fidel Pintos. También a los uruguayos, a Antonio Gasalla, en fin, a casi todos. Hoy el tándem Capusotto /Saborido me encanta. Pero hay miles de talentos en nuestro humor de hoy y decirte alguien me da miedo de olvidar al resto. Del Gato Peters a Garabal, los Sin Codificar, Migue Granados, Dalia Gutmann, “Las chicas de la culpa”, Barraza, la Acher, Presta y Sole. Ves me hacés hablar y me voy a olvidar miles.

Noticias: ¿A veces siente miedo de herir susceptibilidades cuando hace chistes? ¿Cómo lo maneja? 

Moldavsky: Siento que tenemos que poder arriesgar en el humor, si no, viviríamos contando chistes de elefantes y loros. Trato de tantear los temas, y ante la duda de herir prefiero repensar. Al humor se le pide demasiado siempre, como si un chiste pudiese tener la culpa de algo.

Noticias: ¿Siente alguna culpa o frustración no resuelta? ¿Cómo las elabora para seguir adelante sin pensamientos rumiantes?

Moldavsky: La culpa es inherente al judaísmo, así que estaríamos horas hablando de eso. Me hubiera gustado ser el 9 de Boca, haber inventado la mopa y haber vendido tantas cosas que no pude. Pero no me persiguen pensamientos rumiantes. Aunque a partir de esta pregunta creo que van a empezar y ya me empiezo a sentir mal.

Noticias: Bueno, hablemos de felicidad. Al estilo Master Chef, ¿qué ingredientes son fundamentales en una receta para la felicidad y cómo se prepararía? 

Moldavsky: Mi frase es “Sumate buenos momentos”. Es con amor, familia, amigos, algún perro, buena comida, música y haciendo reír. 

Noticias: ¿Qué tienen de especial los viajes a Israel desde que es famoso?

Moldavsky: Viví diez años allí y es como volver a una casa en la que viviste. Tengo amigos, familia y una ligazón muy fuerte con Israel. El público ahí es increíble. Y encima el dólar baja en vez de subir. ¿Qué más se puede pedir?

Noticias: ¿Cómo es un día en la vida de Roberto, lejos del showbiz, en la intimidad de su hogar?

Moldavsky: No quiero develar mi vida porque acabaría con la fantasía de qué hacen los famosos en sus ratos libres. Pero solo te voy a decir que me levanto a las 5 de la mañana religiosamente a orinar, vuelvo a dormir y después de eso hay una sucesión de comidas, interrumpidas por otros eventos menores.

Noticias: ¿Cómo es Roberto enamorado? ¿Cuál es el mejor plan para hacer junto a su novia?

Moldavsky: El mejor plan es mechar horas de estar tirados sin hacer nada, con teatro, música, si es alguna de la Valentín Gómez, mi banda, mejor, y comer algo copado. Hay una parte del plan que no quisiera develar por miedo a que los lectores me imaginen suelto de ropa.

Noticias: ¿Cómo se considera como persona? ¿Cuál es la mayor enseñanza o legado que quiere dejarles a sus hijos?

Moldavsky: Soy un buen tipo y empatizo con la gente. Con el cambio que hice en mi vida les demostré a Galia y a Eial que hay que creer en los sueños. El resto es estar atento para ayudar a quien lo necesite y entender que la guita es solo un medio y no un fin en sí mismo.

Noticias: Si se despertara mañana de vuelta en Once y la fama hubiera sido un sueño, ¿qué haría? 

Moldavsky: Metería en la vidriera todos los colores de campera invendibles y pondría un cartel que diga: “Últimas unidades, colores del Fashion Week in London”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Celina Hernández

Celina Hernández

Licenciada en Periodismo. Locutora Nacional. Actriz.

Comentarios