Lunes 2 de agosto, 2021

PERSONAJES | 26-07-2020 00:31

Srta. Bimbo: "Mi intención no es ofender personas sino atacar conceptos"

Actriz y comediante, actúa en “Sex virtual” y conduce “Furia Bebé” en FM Futurock. La búsqueda de su identidad y sus inicios.

¿Cuántas capas se esconden detrás de un nombre? Hace 23 años que a María Virginia Godoy la llaman Señorita “Bimbo”, palabra que en inglés alude al estereotipo de la rubia exuberante y tonta, y que ella aceptó con gracia. Era una forma de tomar distancia del documento y la elección de sus padres, la actriz y cantante de tangos Virginia Luque y el locutor radial Lionel Godoy.

Destino privilegiado o maldito, las historias de hijas e hijos de famosos suelen caer en el compilado de lados B del éxito y la apariencia. Con el tiempo, si se convierten en figuras populares, serán sus predecesores quienes ocupen el lugar de negativos del original. Pero nada de esto tiene que ver con Bimbo quemadora de naves y fundadora de sí misma.

Actriz y comediante de stand up, desde 2016 conduce junto con Malena Pichot “Furia Bebé”, el programa de la FM Futurock; actúa en “Sex virtual, una experiencia privada”, de José María Muscari; protagoniza con Luisa Kuliok la película “Hacer la vida”, de Alejandra Marino, que puede verse en Cine.Ar y escribe su próximo libro para Random House, todavía sin título, acerca de cómo prepararse para la muerte. 

“Crecí entre músicos y tangueros, gente vieja sin niños alrededor, aburriéndome en canales y salas de ensayo”, dice Bimbo, hija única de padres que, supuestamente, no iban a escandalizarse por la carrera actoral: “Mi mamá era complicada pero podía decirle que quería ser astronauta o casarme con un perro y me iba a bancar. Mi papá no, quería que terminara una carrera para no cagarme de hambre. Era gente de otra época, menos autogestiva, a la espera que sonara el teléfono, que el representante les consiguiera trabajo. Durante diez años, fui maquilladora, me iba mal porque no fluía, no me importaba, no tenía puesta ahí mis ganas, era un trabajo nada más. Maquillé en teatro y cine porque parece que eso te acerca pero no, estás muy lejos, a años luz. Tuve que largar todo eso para hacer lo que quería” cuenta.

Noticias: ¿Cómo empieza su formación actoral?

Señorita Bimbo: A los 16 dejé la secundaria: para mis padres era muy importante que bajara de peso y me internaron en la clínica Cormillot, un lugar bastante espantoso para una adolescente porque te mezclan con personas con patologías diferentes. En medio de todo eso tan hostil, conocí a Alicia Bruzzo que estaba internada ahí, actriz que admiraba mucho desde chica. Y me dijo por qué no iba a estudiar teatro con ella. La primera vez que fui ya sentí que era un lugar donde estaba a salvo, donde se podía lo que no te dejaban en otro lado. Después seguí con Carlos Gandolfo, Marcelo Savignone, Alejandra Catalán, Joy Morris. 

Noticias: ¿Cuándo llega a un escenario?

Bimbo: Primero hice mucho experimental, en el off, esas cosas que ensayás años; lo primero profesional fue “Feizbuk Freaks” (2010), de Muscari, donde quedé después de un casting multitudinario, hicimos gira, tenía un sueldo, necesitaba que me dieran una oportunidad porque también hace bien que desde el afuera te llamen. También para esa época me puse a hacer stand up. Lo que me ofrecían como actriz gorda no me interesaba, trabajar en publicidad no me importaba. El camino autogestivo, aunque es muy duro, te permite pensar tu material.

Noticias: ¿Trabajar con Roberto Pettinato, en “Un mundo perfecto” cambió la situación?

Bimbo: Me presenté al casting para notera y quedé. El mismo día tuve que hacerle una nota a Ricardo Darín. Fue un momento de quiebre porque tenía que aparecer en la tele haciendo de mí misma. No era lo que buscaba pero era una oportunidad, tenía 30 años y decidí ir para adelante. 

Noticias: ¿Cómo la trató Pettinato?

Bimbo: Todos los que trabajaron con él lo saben. Si eras mujer se iba a meter con algo de tu cuerpo o te iba a agredir. Había un mundo que permitía que estos señores pudieran hacerlo y ahora eso se da menos, pero no fue ni el primero ni el último que considerara inferiores a las mujeres y a todos los que no fueran famosos como él. Pero fue un entrenamiento, la televisión es dura, hay escalafones y presión, él es la persona más compleja con la que trabajé, pero no son todos así; en general, las personas van a trabajar, no a sostener su ego. Son seres muy frágiles que se esconden detrás de esos mecanismos para parecer más grandes.

Noticias: ¿Le sirvió de algo?

Bimbo: Para saber dónde no quería estar. Me hicieron muchas notas, era raro, una gorda existiendo en televisión, y lo aproveché. Me di cuenta de que lo que me ofrecía la tele no me interesaba. Tuve que inventarme mi propio camino creativo, en sintonía con lo que pienso. Empecé a hacer radio, la conocí a Malena (Pichot), mi amiga y persona clave en mi vida: me ayuda a sentirme fuerte.

Noticias: Actúa en “Sex virtual” pero en el vivo no lo hizo.

Bimbo: Tenía otros compromisos pero, a la vez, me daba vértigo. Aunque no lo parezca, soy bastante recatada, no subo fotos hot, nunca mandé nudes por teléfono porque no quiero que se la muestren a todo el mundo, no soy del sexting. Pero ahora acepté, sí, y me alegro. Si mis tetas ayudan a contar este mundo las voy a usar. Fue muy revelador, cada experiencia es un año de terapia y encima me pagan.

Srta. Bimbo

Noticias: En su canal de Youtube y en la radio contó su historia de adopción, en realidad, de apropiación.

Bimbo: Sí, porque es un tema tabú. Se cree que los que adoptan son buenos por el hecho de hacerlo, que es un gran acto de amor, cuando todes les niñes son adoptados, salga o no de vos, porque es otro ser humano que debe ser tomado por quienes lo críen; en un país donde hubo apropiación de bebés durante la dictadura, pero también otres como yo, con una partida de nacimiento trucha porque hasta principios de los noventa te ibas al norte y podías volver con un bebé. Quienes no somos hijos de desaparecidos (me hice el análisis genético), no tenemos forma de seguir esta pista, es buscar una aguja en un pajar.

Noticias: ¿Le gustaría encontrar a su progenitora?

Bimbo: No. No me importa tanto lo familiar. Pero sí estoy interesada en hacer un documental, una comedia road movie para sacar el dramatismo del abandono, el “no te quisieron”, todo el imaginario que carga la adopción. Me interesa saber si fue una decisión o si fue un robo o un engaño y si había una red detrás.

Noticias: ¿Lo habló con sus padres?

Bimbo: Toda la vida pero no tuve respuestas. Por amor a mi mamá, no podía hacer esta búsqueda mientras vivía (murió en 2014). Y mi papá, pobrecito, está senil, con Parkinson, en su mundo. Quiero investigar esto hasta el final y si hay algo turbio que vayan presos. No creo que mi mamá haya pagado, pero a los famosos se les dice que sí a todo, y mamá creció rodeada con el sí a todo hasta querer tener un bebé y se lo dieron.

Noticias: ¿Tiene un recuerdo amoroso de sus padres?

Bimbo: Sí. Hice mucha terapia para perdonar errores. Mi mamá fue una persona no diagnosticada que no era mala sino que hizo lo que pudo con las herramientas que tenía, siendo tratada como una diva desde los nueve años. Aprendí a verlos como personas, no como padres, y a esas personas les tengo mucho cariño. Ya estoy por cumplir cuarenta y estoy con las cuentas en paz. Pero hay otras personas involucradas y no quiero que se lo lleven de arriba porque es una historia muy de este país donde una chica pobre y embarazada puede ser una víctima. 

Noticias: ¿La maternidad le interesa? 

Bimbo: No, para nada. Sí estoy de novia, no convivo, no quiero formar una unidad familiar, no quiero criar niñes, es un trabajo de entrega que no creo pueda hacer y para hacerlo mal, prefiero no hacerlo. Y estamos en un mundo que se viene abajo. ¡38 grados en el Círculo polar Ártico, con eso te digo todo! Me gustan los romances, los gatos, les amigues y los proyectos personales. Y siempre hay alguna amiga con hijes que necesita tu ayuda, que los cuides por un rato.

Srta. Bimbo

Noticias: ¿Por qué su libro será sobre la muerte? 

Bimbo: Es una guía sobre la muerte, desde el principio, qué pasa cuando te morís y nadie te lo cuenta. Por ejemplo, cuando alguien se muere lo vienen a buscar y se lo llevan en una bolsa de consorcio, ¿por qué no nos cuentan antes? ¿Qué le pasa al cuerpo? ¿Podés dejar tu herencia a los gatos? ¿Podés tener un entierro vikingo? Me encanta meterme en lo que nadie habla, es un tema que nos pertenece a todos, nadie lo vivió y nos espera a todos. Soy vegana y eso también me llevó a pensar en la muerte: no meto más en mi cuerpo seres muertos, valoro su vida.

Noticias: Hace poco tuvo una discusión mediática por criticar a Lola Latorre, la hija de Yanina y Diego Latorre.

Bimbo: Las personas que hacemos comedia podemos pisar la banquina y pifiarla. Entiendo la molestia por la puteada y pido disculpas. Pero nosotras nos reímos de todo el statu quo que dice que hay una sola fórmula de vida, de bien y mal, del éxito y el fracaso, eso me causa gracia. Mucho más violento es reírse de las personas gordas o decirle a alguien que no es nadie porque no tiene seguidores en redes. No me interesa la farándula, por eso estamos donde estamos, para poder reírnos y mirar de lejos adónde no quiero estar. Mi intención no es ofender personas sino atacar conceptos. Así que pido disculpas si alguien se ofendió por reírme de lo establecido.

Noticias: ¿En quiénes confía?

Bimbo: Tengo muy buen olfato con las personas. Con los chabones, sí, me va un poco mal, pero en general, no la pifio. Confío en mí, fue un largo y doloroso camino de terapia y trabajo personal para lograr contar conmigo misma. Y en mis amigas, mis pares, las que me dicen que me equivoco, y las diferentes, las que te dicen “dale, vos, blanquita de Capital”, las que te ubican; en esas personas confío.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Leni González

Leni González

Periodista.

Comentarios