PERSONAJES | 23-11-2019 00:30

Víctor Laplace: "Tengo más ansias y deseos que miedos"

Estrena su nueva película “El plan divino” que protagoniza, dirige y produce. Abuelazgo, sensibilidad e hiperactividad.

Víctor Laplace tiene la generosidad de invitar a pasar a su mundo. Y no se trata solo de abrir la puerta de su casa, un departamento que en la entrada tiene una fotografía en blanco y negro de sus padres enmarcada y del tamaño de un cuadro; una biblioteca inmensa clasificada por géneros; un buda a las carcajadas; premios; fotos de su nieta y papeles (muchos) de trabajo. La apertura que se agradece es la de encontrarse con un hombre en carne viva y la emoción a flor de piel, que se permite asomarse a sus recuerdos, sus miedos y su constante empeño por rendirle tributo a la vida.  

Está presentando su última película, “El plan divino”, una comedia negra que protagoniza, dirige y produce. Allí dos adultos que crecieron en medio de la selva misionera al cuidado de un cura (Laplace), pergeñan el modo de que uno de ellos (Gastón Pauls) se quede al frente de la iglesia y el otro (Javier Lester) se anime a una historia de amor con una María de carne y hueso. Ese sacerdote fue un abusador pero la trama no se sumerge en la oscuridad sino que apuesta por el humor y la reflexión que trae la risa. 

Noticias: Dirigir cine es una reinvención, ¿cierto?
Víctor Laplace: Sí, cuando me animé a dirigir, hacia el año ´99, fue porque había un viejito al que llamábamos el Pipi, que hacía los efectos especiales, y un día y me dijo: “Yo veo que vos te metés un poco con el director, que le preguntás cosas, te metés con el cámara, con los actores. ¡¿Por qué no te dejás de joder y te animás a hacer una película?!”. Entonces no fue un llamado ni un plan divino, fue el Pipi… 

Noticias: Es muy interesante la vuelta de tuerca que pudo darle a su propia historia porque usted padeció abuso sexual de parte de un sacerdote a sus 9 años y acá se ríe de ese cura siniestro que encarna. ¿Qué le pasó al componerlo?
Laplace: Nada, creo que el humor es una manera muy extraordinaria de sacarse los grandes temas de encima, entonces hago eso. En “Puerta de Hierro” (2013) hice lo mismo porque quería hacer una película con contradicciones, con Perón, López Rega e Isabel. Nadie se animó a contar eso y yo me animé. Creo que es cuestión de ir limpiando el disco rígido, pero hacerlo sin el dedo levantado. 

Noticias: Actuar y dirigir al mismo tiempo es domar un poco la pasión, ¿no?
Laplace: Sí, totalmente, pero cuando tengo el doble rol, como fue también en “Puerta de hierro”, yo necesito un director al lado y lo llamo a Dieguillo Fernández. Con él habíamos hecho una cosa extraordinaria hace mucho que fue “25 miradas-200 minutos”, los cortos del Bicentenario, un plan del gobierno anterior que era contar la historia de Argentina en 8 minutos. El documental se llamaba “Ser útil hoy” y era un tren que iba hacia atrás, atravesando la historia, las voces, hasta doscientos años atrás cuando no había vías y aparecían dos tipos cavando la zanja para hacer el tren y uno le decía al otro: “¿Te parece que valdrá la pena esto que estamos haciendo?”, y el otro le respondía: “Y, me parece que sí, lo importante es ser útil hoy” (se emociona). Ahí descubrí que ser útil conlleva una idea ética de la vida, yo creo en eso.

Víctor Laplace

Noticias: Usted tuvo la necesidad a lo largo de su vida de sentirse útil.
Laplace: Siempre, fui obrero metalúrgico a los 14 años, antes de venirme de Tandil a Buenos Aires… Siempre vuelvo a Tandil y tengo un festival de cine allá hace 17 años. 

Noticias: ¿Se cansa de ponerles tanto el cuerpo a las cosas?
Laplace: Sí, me canso a veces, sí. Ahora estoy cansado, preocupado por la salud, este año fue muy devastador de trabajo y me paso de rosca también, tengo 75 y creo que tengo 20 y, bueno, el cuerpo me da algunas señales. 

Noticias: ¿Qué le está pasando?
Laplace: Nada, estoy con problemas bronquiales que son siempre un tema mío complicado pero fíjate, me fui a Colombia a hacer la vida de Facundo Cabral, (imita a Cabral). Después vine e hice la película en marzo, en cuatro semanas, porque ya no podría hacer una como “Puerta de hierro”, que salió 12.900.000 pesos y hoy saldría 40. Pero por primera vez conseguí amigos que pusieron dinero a mis patas. Fue Luis Schenone, que tiene una productora; para mí es un hecho mágico.

Noticias: ¿Con “Puerta de Hierro” perdió plata?
Laplace: No, no perdí pero quedé justo. Además, me cubro: hago el story de la película, planito por planito, y voy al set con prácticamente todo completado. Si yo no tengo un guión para largarme a la aventura de andar correteando por las piedras en Iguazú, saltando en la catarata como si tuviera 20 años… pero ahí fui feliz (se emociona).

Noticias: Tiene la emoción a flor de piel, Víctor.
Laplace: (responde con un hilo de voz) Sí. Perdón, eh. 

Noticias: Tuvo una juventud de militante… 
Laplace: (interrumpe) Muy potente, sí.

Noticias: Pero parece que este último tiempo, con el humor, se fue alivianando. 
Laplace: Totalmente. Y también es cierto que yo no quería hacer una película densa.

Noticias: La película debate qué hacer con el sufrimiento, tomarse revancha pero con ciertos límites.
Laplace: Y sí, porque ese joven (Gastón Pauls) la ha pasado muy mal y encuentran un plan. También me pregunto si no será que ese joven está recibiendo algún mensaje del Creador que es superador a todo esto que estamos diciendo… Porque yo a veces pienso en todo esto, trato de superarme todo el tiempo y estoy atento a todas las voces pero ya no soy fundamentalista, nunca lo fui, pero estoy atento. Yo soy un tipo de fe, hay un plan divino (se emociona).

Noticias: ¿Qué lo emociona tanto? ¿Haber concretado la película, tener 75 y creerse de 20?
Laplace: Todo eso y estar pleno para poder seguir adelante.

Noticias: Seguir siendo útil hoy.
Laplace: Sí, y después tengo cosas personales, tengo una nieta ahora.

Noticias: Cuénteme de Aurora.
Laplace: ¡Aurora Laplace! Va a cumplir dos años en enero, me aprieta la mano y me dice: “Vamos, abu”, y yo me muero. Me lleva y vamos a ver vidrieras. A mí me parten los chicos, creo que estos pibes van a salvar al mundo, yo veo a la piba esta de 16 años (Greta Thunberg) que dijo: “Señores, estamos preocupados porque ustedes no hacen las cosas bien”... entonces ahí me emociona todo, todo me preocupa y a la vez siento que soy, como diría Perón, un león herbívoro que está un poco guardado, tratando de hacer su trabajo en un compromiso ético y estético lo más cercano a lo que yo llegue en obras y en películas que lo representan y hablan por mí. 

Noticias: ¿Se siente olvidado por la televisión?
Laplace: Vos sabés que no, a mí me dicen a veces que tengo que hacer un poco de tele, qué sé yo, no voy adonde no me llaman. Pero yo genero y me reinventé como director, uno es una totalidad. 

Noticias: Tiene un camino hecho en la espiritualidad.
Laplace: Sí, fuerte.

Noticias: ¿Cuándo empezó esa búsqueda?
Laplace: Creo que desde chico, porque así como te digo que soy un tipo de fe, a los 18, yo salgo de Tandil con la convicción y con el deseo. Vi teatro por primera vez con mi madre y dije que quería hacer eso y ahí sí siento que hay un llamado divino, algo que me atraviesa y no lo puedo poner en palabras pero me emociona cuando veo teatro, quiero hacer eso.

Noticias: ¿Qué siente hoy arriba del escenario?
Laplace: Lo mismo. Me voy a poner a llorar de nuevo (se ríe). Hay una cosa muy mágica en el teatro que es un pacto de credibilidad con la gente, eso no lo rompe nadie, o sea, que haya gente que va a la misma hora, se dé cita sin llamarse, tengan la actitud de escuchar y que nosotros entreguemos el alma, las vísceras, la garganta, la polenta, la emoción, el desparpajo y la profundidad; genera un pacto de credibilidad y es absolutamente mágico y maravilloso. 

Noticias: ¿Se sigue identificando como peronista? Hoy la palabra “peronista” está recuperando espacio.
Laplace: Mi esencia es peronista. Vamos a ver… las cosas se demuestran andando. 

Noticias: Porque a principio de año dijo: “De joven fui peronista, de grande un poco menos y ahora soy crítico”. ¿Cómo se siente hoy?
Laplace: Guardado en boxes y tratando de que mi compromiso ético y político sea con las cosas que hago. Por ahora es así.

Víctor Laplace

Noticias: ¿Cree que el gobierno de Alberto Fernández va a poder levantar un poco las narices del país?
Laplace: ¡Ay, ojalá! Ahí sí me encontrarán apoyando, pero también es cierto que a mí me han convocado siempre para tener cargos políticos. En la época de Menem, Julio Bárbaro me convocó para ser director nacional de Teatro y Danza y lo fui. Estaba todo destruido y cuando vi que no había plata para la cultura, renuncié, habré durado 7 meses. No es un detalle menor irse porque de la política nadie se va y yo me fui y para mí eso es de un valor enorme.

Noticias: ¿Ahora estaría dispuesto a tomar ese tipo de responsabilidades?
Laplace: A mí me andan por ahí rondando y la verdad es que tengo muchas más ganas de hacer películas… Yo sé lo que me pasó en las Cataratas filmando, ahí era feliz. Y sé que en la política, hay gente que es noble y gente que no, entonces no quiero estar ahí. Quiero disfrutar también de los años que me quedan que no sé cuántos serán. 

Noticias: ¿A qué le tiene miedo?
Laplace: No sé, en realidad, tengo más ansias y más deseos que miedos. Por ahí me asustan un poco los embates de la salud.

Noticias: ¿Qué le queda por aprender? 
Laplace: Más que aprender es dar, siento que estoy más para dar. 

Galería de imágenes

En esta Nota

Valeria García Testa

Valeria García Testa

Periodista.

Comentarios

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario