POLíTICA | 13-07-2021 17:10

Interna liberal: divididos y desordenados

El detrás de escena de los candidatos del espacio que buscan acomodarse para ver cómo jugarán. El fenómeno Javier Milei y la jugada del “Bulldog” López Murphy.

El fenómeno liberal parece agigantarse con cada elección y nadie quiere quedarse afuera. Durante las próximas semanas, en las que se sellarán alianzas y se oficializarán candidaturas, el liberalismo también será noticia, además de las grandes fuerzas políticas como el Frente de Todos y Juntos por el Cambio. En ese mar navegan los economistas Javier Milei, Ricardo López Murphy y José Luis Espert, la ex diputada Cynthia Hotton y el ex combatiente de Malvinas Juan José Gómez Centurión. No van todos juntos en una misma lista y ni siquiera disputarán internas en un espacio propio. A esta altura de los acontecimientos la foto de la situación es la siguiente: Milei está buscando partido para presentarse por su cuenta; López Murphy le está pidiendo internas a Juntos Por el Cambio para competir contra María Eugenia Vidal; Espert dijo que no participará de esa interna y salió a buscar algún partido para no quedarse afuera de la elección. Hotton, el mes pasado, afirmó que participará de la elección con el partido de José Antonio “Pocho” Romero Feris. Y Gómez Centurión todavía no cerró filas con ningún candidato, aunque ya estuvo regalando elogios a Milei.

La dispersión del sector liberal es una mala noticia para los simpatizantes de esta corriente porque aleja a los candidatos de una posibilidad real de acceder a lugares de poder. Y es en este punto donde quienes analizan las elecciones prestan atención a si los candidatos buscan lograr representatividad o solo están interesados en el negocio electoral. Cabe recordar que en cada elección el Estado está obligado a darle dinero a los partidos que participan para imprimir boletas y además les hace un “aporte público” para los gastos de campaña.

En la elección pasada, José Luis Espert tuvo un conflicto dentro de su armado electoral por el financiamiento de la campaña. Viajó en avión privado, tenía un auto con chofer y habría recibido dinero extra para imprimir afiches. Todo financiado por el empresario argentino (con base en Guatemala) Fred Machado, que este año quedó detenido por orden de un juzgado de Estados Unidos, porque quedó involucrado en una causa que investiga una red de narcotráfico. Este conflicto dinamitó al sector liberal, que estaba en vías de llegar unificado a la elección de medio término.

YouTube. Javier Milei irrumpió en la televisión con su estilo histriónico y frontal que sedujo a los productores de los programas nocturnos de debate. Con la caída del rating de los últimos años, la popularidad de Milei fue mutando de plataforma y hoy sus videos en YouTube acumulan millones de vistas. Fue así como su popularidad fue creciendo hasta llegar a este momento en el que se ve con chances de competir en una elección. La popularidad de Milei supera por varios cuerpos la de sus colegas liberales, por lo que se entiende que quiera encabezar una lista y no ir detrás de personajes con mayor tiempo de militancia, pero con bajo conocimiento. En el universo político, este es un punto que suele criticársele a los “paracaidistas” que de la noche a la mañana quieren protagonizar una elección sin tener militancia previa. Junto al economista mediático está el youtuber financiero Ramiro Marra, que podría encabezar la lista para legislador porteño.

Ricardo López Murphy sostuvo que ya tiene la palabra de Horacio Rodríguez Larreta para participar de la interna de Juntos Por el Cambio y competir con María Eugenia Vidal. Por su parte, Espert lanzó una bravuconada en Twitter: no participará de las PASO de ese espacio porque sus integrantes, dice, no quieren cambiar lo que pasa en el país sino que solo intentan conservar sus cargos. Por estos días, el economista está buscando partido y financiamiento electoral. Quien está detrás de esto es su ex compañero de fórmula y recurrente candidato Luis Rosales. En el Gobierno nacional están interesados en que Espert y Rosales participen de la elección para quitarle votos a la oposición.

En ese sentido, tras la renuncia de Patricia Bullrich a candidatearse por la Ciudad en este turno, estaría sucediendo un fenómeno que podría lastimar a Juntos Por el Cambio: los candidatos liberales estarían captando la atención de aquellos electores que estaban entusiasmados con la candidatura de Bullrich. Los desilusionados con la ex ministra de Seguridad estarían buscando cobijo en otros brazos. Milei, López Murphy, Espert y compañía los esperan con los brazos abiertos. Pero aquí surge otra vez la misma problemática: los partidos liberales todavía no son competitivos.

Interior. Cynthia Hotton, a diferencia de sus colegas, está desplegando alianzas en el interior del país. Selló acuerdos en Mendoza y Córdoba con candidatos locales y parece ser la única que tiene para ofrecer algo distinto además de su candidatura personal. En el caso de Hotton, la ventaja de participar con Romero Feris es que este ya tiene un partido político inscripto. Este no es un detalle menor, debido a que cada vez que surge alguna figura con posibilidades de tener una performance electoral respetable, se encuentra con el límite de la falta de estructura legal para competir. Sino pregúntenles a Espert y Milei.

Hoy el liberalismo tiene exceso de oferta y según las leyes del mercado, cuando eso pasa, el precio baja. Tal vez, el día que se unan, les suba el precio.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Rodis Recalt

Rodis Recalt

Periodista de política y columnista de Radio Perfil.

Comentarios