Menú
Cultura, Personajes / 7 de febrero de 2019

Mora Godoy: “Si dejo de bailar, salto a la política”

Tras su show en el G20, presenta su espectáculo tanguero en Mar del Plata. Militancia cultural y ataques de trolls.

Mora Godoy. Foto: Chipi González.

Mora Godoy comenzó a ser un producto “for export” cuando llevó el tango a lugares impensados como China, país al que ya visitó 16 veces y donde el presidente Xi Jinping es su fan. Y recientemente impactó a los mandatarios de la Cumbre del G20 con su coreografía de “Argentum. Egresada como bailarina clásica del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, fue en la adolescencia cuando tuvo ese click que la acercó en forma inamovible al ritmo del 2×4.

“Cuando tenía 15 años, Astor Piazzolla tocó en el Colón. Estaba en clase, escuché el ensayo y me enamoré perdidamente del tango a través de él”, cuenta a NOTICIAS. En 1993 ingresó en la Compañía Tango X2, dirigida por Miguel Ángel Zotto, y no paró. Hoy se encuentra en Mar del Plata, donde se presenta justamente en el Teatro Colón de la ciudad con “Esto es tango”. “Es el mismo show que traemos de China, tiene un gran despliegue a nivel de iluminación, vestuario, pantallas de led, humor, folklore; es muy intenso”, le cuenta a NOTICIAS desde la playa.

Noticias: ¿Hubo un antes y un después del G20?
Mora Godoy: Sí, por el reconocimiento. Estoy siempre muy concentrada, no me doy cuenta de la magnitud en el momento, trato de no tener nervios que me produzcan pánico. Me concentré en qué vestuarios mostrarles a los presidentes y que la coreografía sintetice el tango tradicional pero con un toque fino y moderno. También me movilizó en lo personal porque era en el Teatro Colón y soy egresada de allí.

(Leer también: Interna en el Colón por el show “Argentum”)

Noticias: Otro momento mediático fue cuando sacó a bailar a Barack Obama en su visita al país.
Godoy: Ahí estaba más nerviosa que en el G20 porque estábamos solos, no era un escenario, el lugar era chiquito y estaban las cámaras de todo el mundo. No lo pensé y me mandé. Estaba prohibido, rompí el protocolo. Hoy, si me piden que lo haga, diría que no. Visto a la distancia me parece una locura.

Foto: Chipi González.

Noticias: Y años atrás bailó en exclusiva para los Rolling Stones. ¿Cómo fue eso?
Godoy: Los Rolling me llamaron ese mismo día para actuar en el hotel donde estaban. Fue en 2006. Estaban los cuatro con sus familias e hijos. No dejaron entrar a nadie más. Fue impactante, mágico, me quedé charlando con ellos, después querían que los lleve a la milonga (risas).

Noticias: ¿Qué le posibilitó haber bailado ante personalidades mundiales tan fuertes: más popularidad, reconocimiento, contratos?
Godoy: Todo el público es importante. Pero hoy camino por la calle y todos saben quién soy. Nunca me interesó ser famosa, sí la trascendencia artística, dejar un legado. Me gusta cuando me dicen: “Estamos orgullosos de tenerte y de que seas nuestra embajadora”.

Noticias: En su momento hizo un desnudo para la revista Playboy. ¿Se arrepiente?
Godoy: Jamás. Los bailarines trabajamos con el cuerpo y la expresión. Estamos acostumbrados a cambiarnos y a estar desnudos detrás y sobre el escenario. No tengo ningún prejuicio, soy muy transgresora.

Noticias: ¿Cómo muestra su impronta sexy en tiempos de revisionismo del lugar de la mujer como objeto?
Godoy: Siempre lucí sexy en la vestimenta. Bailo tango, partamos de ahí. No pasa por la vestimenta, sino por la seguridad de uno. No he tenido ningún problema de acoso, salvo hace varios años un caso puntual con un bailarín que me echó de su ballet. Pero tengo una personalidad fuerte. Y me parece excelente que la mujer se pueda expresar. Hay personas que ejercen un poder que no corresponde y eso se está denunciando. Lo que me preocupa y desvela son los femicidios. Hay que atender eso urgente.

(Leer también: Reina Reech: “Las mujeres tienen que hablar”)

Noticias: Dijo que le interesaría insertarse en la política. ¿Le gustaría tener un cargo?
Godoy: No sé si un cargo. Me encanta la política y la gestión cultural, más allá de cualquier partido político. Si me tuviera que afiliar a un partido, no lo haría. Ya milito bailando tango. No lo necesito para figurar. Nunca me importaron los premios, me quedo con el aplauso de la gente. Pero me gustaría poder ejercer cosas sociales desde un lugar de inclusión.

Noticias: Cuando la contratan para eventos estatales, ¿tiene miedo de quedar pegada a un sector político?
Godoy: (Piensa) Hoy, con todo lo que vemos, que a determinados artistas no los contratan o quedaron ligados a un partido, sí. Muchas veces los políticos se quieren sacar una foto con nosotros, los artistas. Me saco fotos con todos, en la calle, en la playa… Pero si viene un político, me pongo a pensar si está bien o mal, puede utilizarse, es difícil. No critico a nadie que se embandera con algún partido político, es válido. Nunca milité pero eso no significa que no tenga ideología.

Foto: Chipi González.

Noticias: Este verano fue muy criticada en redes sociales por sectores afines al Gobierno por haber dicho que a su casa de Cañuelas llegó $ 35.000 de luz.
Godoy: Son trolls. Me doy cuenta, no soy tonta. No ataqué a nadie. Simplemente fui la voz de muchos que no tienen la posibilidad de hablar y que la están pasando mal. En Twitter e Instagram me llegaron mensajes contando que en localidades donde se dijo que había gas, no lo hay. Se trata de escuchar a los que menos tienen. Y me gustaría que este gobierno o el que sea, lo solucione. Porque las pymes cierran de verdad, no cierran porque hicieron las cosas mal. Y nadie me puede correr con eso.

(Leer también: Los famosos indignados por los tarifazos)

Noticias: ¿A qué se refiere?
Godoy: Vengo de una familia que fue perseguida en la dictadura. Mis padres estuvieron escondidos mucho tiempo. Soy una gran defensora de los derechos humanos. La mayoría de los amigos de mi papá están muertos.

Noticias: ¿A sus padres los persiguieron en La Plata?
Godoy: Sí, mi papá es contador de la Universidad de La Plata y en aquella época (mis padres) tenían una militancia. Era chiquita, no me podían decir lo que pasaba y menos hablar del tema. Mis compañeras de baile del Colón eran las hijas de (Ramón) Camps y (Miguel) Etchecolatz.

Noticias: Recorre el mundo y observa diferentes realidades. ¿Cómo ve a nuestro país?
Godoy: Recorro el país y el mundo, me relaciono con sectores gubernamentales y con productores privados. Me encanta saber cómo se vive. Me preocupa la gran pérdida del poder adquisitivo que tenemos los argentinos. En China cada vez más gente pega un salto cuantitativo para arriba, pero nosotros vamos para abajo. El 50% de los niños argentinos son pobres, cuando somos un país rico que tiene todo. ¿Qué nos pasa desde hace muchos años? Es incomprensible.

Noticias: ¿Cómo la encuentra hoy su vida sentimental?
Godoy: Me separé hace poco, y en parte, la relación se terminó por una discusión política. Lamentablemente los argentinos estamos muy divididos y nos llega a todos, también en lo íntimo.

(Leer también: El lado B de ser mamá: una nueva mirada desmitifica la maternidad)

Noticias: Tiene una hija de once años que viaja mucho con usted.
Godoy: Sí, Bianca. Viaja desde que tiene nueve meses, ahora menos por el colegio. El padre es brasileño, se llama Junior y vive en los Estados Unidos. Nos separamos apenas nació pero es un padre presente.

Noticias: Es bailarina egresada del Colón pero se la asocia ciento por ciento con el tango, ¿se siente encasillada?
Godoy: No. Siento que no tengo techo en el tango y voy a seguir así. Si salto a otra cosa es a la política, a la gestión cultural.

(Leer también: Teatro Colón: temporada descollante)

Noticias: Va a cumplir 47 años. ¿Hasta qué edad piensa bailar?
Godoy: No me lo propuse. Ahora me siento en mi mejor momento: físico, intelectual, personal. Bailar me mantiene viva, vigente, es todo. Pasa por la cabeza y el cuerpo. Bailar te saca la mufa, la angustia, te pone feliz. Hoy no dejaría de bailar.

Alexis Socco
(Desde Mar del Plata)
@detectivesco