COSTUMBRES | 15-01-2023 00:05

El nuevo circuito gourmet de Punta del Este y Mar del Plata

A los clásicos infalibles, se suman nuevas propuestas en bares y restaurantes, con cartas originales y sabores de cocinas diversas.

Arena, sol, mar… y buena comida. Esos son los componentes para una temporada de verano perfecta. Aunque la gran oferta gastronómica de los lugares de playa ha hecho que no alcance con una propuesta rica, también hay que lucirse en otros aspectos como la ambientación, el servicio, la convocatoria y el estilo para poder destacarse. Así lo demuestran varias de las más novedosas aperturas en Punta del Este y Mar del Plata.

Osaka

Joyas del Este 

En Punta del Este nunca hay verano sin novedades gourmet. Aunque clásicos como La Huella, Marismo o La Susana siguen vigentes y repletos, nuevas estrellas comienzan a asomarse en esta temporada. Es el caso de Huma, el primer rooftop de la zona. Ubicado en The Grand Hotel y con vista panorámica a Playa Brava, fue inaugurado con bombos y platillos hace algunas semanas, con la presencia de Susana Giménez, Pampita y Marcelo Tinelli, entre otros. Aquí la coctelería es de autor y está a cargo de Danilo Oribe, en tanto la gastronomía es del chef ejecutivo del hotel, Javier Sánchez. Además, hay un espacio de sushi omakase a cargo de Danny Sadi. En sus noches se alternan distintos DJs que matizan los atardeceres que pueden verse desde las alturas.

Huma

Otro gran imán para celebrities es Napulé Notte, que funciona en José Ignacio y tiene como anfitriona a Dolores Barreiro. Nacido en abril de 2021 en Caballito, esta es la tercera sucursal de este restaurante italiano creado por Vitto Moya (la segunda es en Núñez). Inspirado en el sur de Italia como un estilo de vida, el menú despliega propuestas que fusionan esta cultura con materia prima de gran calidad. Así, hay antipasti, diversos tipos de ensaladas, pastas secas y frescas, platos de carne y pescado, hamburguesas, pizzas y postres tradicionales entre los que resalta el cannolo. ¿El corazón del lugar? El horno napoletano, que logra la auténtica pizza de este origen.

Napule Notte

Quien volvió a desembarcar con sucursal esteña es Osaka, también en José Ignacio. Con el encanto de fogones exteriores, espacio para eventos en un jardín privado y tres cabañas-tatami para una experiencia distinta, entre otros espacios, aquí también seduce su fusión de tradiciones culinarias de Japón y Perú. ¿Con qué deleitarse? Ceviches con pesca del día, variedades de tiraditos (incluyendo el Rocoto Usuzukuri con pesca del día, pulpo crocante, emulsión de rocoto ahumado y palta brasa), makimonos, nigiris y rolls. Hay tiempo hasta fines de febrero para degustar estos y más sabores de mar.

Casa de Mar

Hacia la zona de La Barra, Casa Mar se instaló en un parador para proveer alta gastronomía, música y entretenimiento. Nació de la unión de dos grupos empresarios, Grupo Jet y Grupo Fabric, y por eso buscan unir lo mejor de sus dos mundos de expertise. La carta cubre desde el almuerzo al beach service, pasando por el sunset, el servicio de cena y el after dinner. Todo, acompañado de sets musicales en vivo. La premisa es una combinación de sabores de la cocina japonesa y peruana en platos fríos y calientes. “Con esta propuesta buscamos estar junto a nuestros clientes en los momentos de dispersión y relax junto a sus familias y amigos, ofreciéndoles la posibilidad de que disfruten de una nueva experiencia gastronómica nikkei esteña con productos locales en un ambiente relajado y entretenido al mismo tiempo”, comenta Malena Fricher, gerente comercial de Fabric Sushi. La propuesta se completa con una ambientación que sigue la línea de los beach clubs más reconocidos del mundo, con vegetación generosa, livings blancos sobre el mar, cañas de bambú y una paleta tierra. Como broche de oro, ofrecen servicio de masajes y sesiones de yoga.

Vibrante Mar del Plata

En la Costa Atlántica, en tanto, Mar del Plata también saca a relucir sus recién llegados a la escena gourmet. Estos se suman a clásicos infalibles como Sarasanegro, Viento en popa y Lo de Fran.

Napule Notte

En la ruta de las playas del sur, La Balconada se presenta como el primer parador boutique de Mar del Plata. Con mirador al mar sobre un acantilado privado, se emplaza en un espacio privilegiado (especialmente para los atardeceres) y desde allí ofrece gastronomía de autor. La propuesta se divide en dos: un restaurante con 120 cubiertos y un bar de playa donde el fuerte son las tapas mediterráneas y los cocktails de autor. El espíritu del lugar sigue la línea de los paradores de la costa mediterránea como Scorpios, en Mykonos, o El Amante, en Ibiza, con grandes camastros, predominio de fibras naturales y la naturaleza como máxima estrella. Aquí se organizan ciclos epicúreos con referentes de la gastronomía, acompañados por shows de música en vivo o DJs con ritmos multiculturales “y una nostalgia heredada de los años 60, 70 y 80”.

Napule Notte

Finalmente, la comida de mar sigue siendo un punto convocante en las propuestas del verano, y por eso Fabric Sushi acaba de inaugurar un local sobre la calle Alem (que se suma a los que ya tenía en la Costa Atlántica en Cariló y Pinamar). Aquí se luce con su carta estival, donde hay rolls, nigiris, tiraditos, ceviches y makis, tanto para comer en el lugar como para delivery. ¿Un recomendado? El roll tamaki, con salmón sellado a la manteca japonesa, queso crema y palta, o la versión vegana rellena de palta, gírgola y pepino.

Después de un día de sol, no hay como bañarse y empezar a pensar dónde comer. En Punta del Este y Mar del Plata la lista de opciones abarca todos los gustos.

Galería de imágenes

En esta Nota

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios