Viernes 23 de abril, 2021

COSTUMBRES | 04-08-2020 07:23

Los desfiles digitales que revolucionan la moda

Toda restricción pueder ser un desafío. Las fabulosas colecciones virtuales europeas y qué pasará con los desfiles argentinos.

Ya no más celebrities en primera fila ni aglomeración de paparazzis. Ya no más roces de vestidos en el ir y venir de las modelos sobre la pasarela. Ya no más corridas en el backstage. Las semanas de la moda tal como se las conocía han quedado en pausa. Pero lo que ha nacido al calor de esta cuarentena son explosiones de creatividad, que demuestran que una buena idea sabe lucirse en cualquier frente.

 

Desfile Dior

 

Entre Milán y París. Una de las primeras en animarse a esta nueva realidad fue la Semana de la Moda de Milán. La propuesta fue un híbrido entre algunos desfiles presenciales con recaudos, como los de Etro o Dolce & Gabbana, y el uso exclusivo de herramientas virtuales. “Creo que Prada fue una de las que mejor se adaptó, porque mostró las diferentes líneas de su colección con artistas como fotógrafos y directores de cine. Además, lograron que se viera muy bien la ropa”, apunta Alejandro García, periodista especializado en moda. Atinadamente llamado “El show que nunca sucedió”, la marca presentó cinco films, cada uno con un punto de vista distinto de la colección.

Otra apuesta aplaudida fue la de Ermenegildo Zegna, que creó un “phygital” show, que sucedió de veras en Oasi Zegna, Italia, para ser reproducido luego a todo el mundo en formato digital. En un marco silvestre, ensalzó la exploración de la marca entre naturaleza y máquina, con el hombre como vehículo conductor. Por su parte, Gucci organizó una presentación muy original para su colección crucero: quienes modelan el lookbook son las mismas personas que trabajan para la marca, como diseñadores y asistentes. “Eso acerca mucho más a la gente, que es lo que la moda tiene que empezar a hacer ahora. Poder reflejarse en los compradores y no tanto en una modelo”, opina García.

 

Burberry

 

La Semana de la Moda de París también viró al plano digital en los primeros días de julio. Allí, Valentino reinterpretó su colección del '68 y apostó al blanco para hablar de renacimiento y nuevos comienzos. Lo hizo mediante una performance en vivo en la que sus escultóricos vestidos níveos cobraban mayor relevancia gracias a modelos subidas a trapecios y a un espectáculo de luces impactante. En tanto, Dior unió los dos extremos, montando un show en vivo por streaming desde la Piazza del Duomo de Lecce, en Puglia, entre luces de colores, danza y música para presentar su línea crucero; pero a la vez creando una colección de 36 looks de alta costura en miniatura que viajaron por el planeta para ser admirados por las clientas que no pudieron asistir al desfile.

 

Dior

 

“Muchas marcas asumieron el desafío de usar medios inmateriales para comunicar un arte que se origina en la materialidad del cuerpo”, destaca Matías Tortello, periodista de moda. Y así, los diseñadores eligieron enfocarse en transmitir conceptos que no siempre son visibles, como su identidad, valores y los procesos detrás del armado de cada colección. En este sentido, para Tortello uno de los más logrados fue el de Loewe, cuyo director creativo curó un festival online con charlas y puestas en escena dedicadas al arte y la artesanía detrás del trabajo. Asimismo, envió a sus invitados un libro desplegable con fotos, modelos 3D y muestras de materiales.

Por fuera de este marco también hubo marcas que sentaron su propio precedente. Así lo hizo Louis Vuitton con su colección crucero “Game On”, con un lookbook de 18 fotos tomadas en el estudio de Nicolas Ghesquière, director artístico y creativo. A la vez, lanzaron una serie de cortometrajes narrando el viaje de la colección de hombres desde el atelier de la marca en las afueras de París hasta Shangai, donde tendrá lugar el desfile real el 6 de agosto. También fue de la partida Balmain, que surfeó la pandemia desde arriba de un barco. “Este tiempo asimismo fue clave para la concientización contra el racismo, en pos de un mundo más moderno e inclusivo”, describe Tortello, que cree que esto se vio reflejado sobre todo en esta presentación, en la que el director creativo Olivier Rousteing presentó modelos de diversas etnias y edades navegando por el río Sena en una performance.

 

Louis Vuitton

 

Panorama local. En Argentina la agenda es incierta. Sin siquiera saber cuándo será el fin de la cuarentena, a la industria le cuesta organizar su esquema. Tal vez quien mejor haya tomado nota del asunto sea Martín Churba, cuya colección “Alto Rendimiento” salió a la luz mediante un desfile digital. O Jazmín Chebar, cuyo video de campaña puede verse con lentes de realidad virtual. O incluso Köstume, cuyo filtro de Instagram se viralizó en tiempo récord. “Las marcas que sobreviven apuestan por la fidelización de sus clientes mediante experiencias tecnológicas y trato personalizado”, detalla Tortello.

 

Prada

 

Para el diseñador de alta costura Gabriel Lage, este iba a ser su 30º aniversario con la moda, a festejarse con un desfile a beneficio del Hospital Rivadavia. La pandemia lo obligó a suspender y pensar en un festejo por los 30 y 31 años en 2021. Sin embargo, por estos meses usó las redes para rememorar todos esos hitos de su trayectoria mostrando piezas icónicas, figuras vestidas por él y piezas de novias, así como una importante programación de vivos. “Esta situación me hizo pensar en realizar antes de lo programado una línea prêt à couture, que no hice antes por falta de tiempo. Nos permitirá realizar piezas únicas con géneros industrializados que reducirán el manejo de los costos, para volcarlo a su vez en beneficio de las clientas”, anticipa.

 

Gucci

 

En cuanto a las semanas de la moda, Argentina Fashion Week logró una reconversión más que interesante. Junto a Hobby Studio Creativo se dedicaron a apostar por los diseñadores y su difusión digital mediante acciones como reportajes, compartir desfiles y, en vista de una próxima edición virtual en septiembre, la creación de una plataforma. “Será una semana donde incluiremos moda, arte y turismo, además de difundir a los diseñadores con el respaldo de la World Fashion Week”, explica Héctor Vidal Rivas, alma máter del evento. Aunque aún sin grilla confirmada, la propuesta incluirá diseñadores reconocidos, así como nuevos talentos y el certamen “Yo, el Joven Creador de Moda”, todo en diferentes escenarios digitales.

Consultados acerca del futuro de la industria a partir de este salto creativo, los expertos coinciden en que estamos ante un valioso complemento. “Van a volver los desfiles físicos con invitados, pero lo digital va a ser un nuevo camino de vital importancia”, sintetiza Vidal Rivas.


 

También te puede interesar

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios