Lunes 2 de agosto, 2021

CULTURA | 26-05-2021 15:23

El argentino que representa a los más famosos fotógrafos del rock

Se llama Sebastián Alderete y creó The Music Photo Gallery, la galería que expone a los más icónicos fotógrafos de la música.

Se dio por casualidad. Cuando hace 15 años Sebastián Alderete realizaba proyectos de promoción de arte argentino en el exterior, recibió una llamada de un productor de Estados Unidos. Este le contaba que un fotógrafo de Nueva York muy reconocido había sido invitado a Buenos Aires y necesitaba ayuda en la producción de la muestra que iba a presentar. Alderete accedió y lo que sucedió después cambió su vida: se encontró con Bob Gruen, el más icónico de todos los fotógrafos de rock del mundo, autor -entre otras- de la archiconocida foto de John Lennon con la musculosa que rezaba NYC. “Esa primera muestra la hice como un favor, porque no era parte de mi negocio clásico”, recuerda. Y en eso estaba cuando una mañana vio en la tapa de un diario la leyenda “el fotógrafo de John Lennon está en Buenos Aires”. Ahí comprendió el potencial al que accedía y la importancia de la figura. Ahí, también, nació la semilla para The Music Photo Gallery, su galería de arte que representa a los más renombrados fotógrafos de rock del mundo, única en el rubro y con presencia en Argentina, Brasil, México y Estados Unidos.

Bob Gruen y Sebastián Alderete

Una alianza productiva

Desde aquel momento, en 2010, Alderete y Gruen entablaron un vínculo. Al poco tiempo invitó al fotógrafo a volver a Buenos Aires, y para 2013 presentaron por primera vez la muestra sobre John Lennon en el Centro Cultural Recoleta. Resultó un récord histórico de asistencia, con casi 500.000 personas en tres semanas. Cuando luego Sebastián se fue a vivir a Nueva York, pudo acceder al archivo vintage del fotógrafo con exclusividad para representarlo en todo el mundo. Esto implica joyas como fotos a color de Bob Dylan en 1965, en el festival en el que por primera vez tocó una guitarra eléctrica, imágenes de los Ramones en el CBGB o de un jovencísimo David Bowie, entre otras. “Es un tesoro, son miles de vintage prints en gelatina de plata que en una feria internacional pueden valer entre 45.000 y 50.000 dólares cada una”, describe el galerista (aunque la de Dylan supera los US$ 100.000). El increíble ojo de Gruen, que a los 20 años y sin dinero ni para pagar el alquiler, invertía todo aquello que ganaba en rollos y papel para seguir sacándoles fotos a esos jóvenes rockeros de los 70, hoy es finalmente reconocido. “En ese momento nadie tenía conciencia de que esas bandas estaban cambiando la historia. Y sin embargo, este hombre tuvo la premonición de fotografiarlas”, se admira Alderete.

Mick Rock

A través de este talento también llegaron otros. Artistas como Mick Rock (reconocido sobre todo por sus fotos de Queen y Bowie) o Roberta Bayley (eterna retratista del punk neoyorquino), entre más de 20 que le cedieron a The Music Photo Gallery su material en exclusiva. Y es que lo que se abrió en esa alianza inicial fue sobre todo un mercado inexplorado, ya que ninguna de las grandes galerías del mundo se especializa en este tipo de material vintage. “Muchos se preguntan por qué alguien compraría una foto antigua, rota, manchada, cuando por la décima parte se puede comprar una revelada hoy. Pero tuve la suerte de descubrir que hay un público que sí entiende ese valor de colección”, describe Alderete, que asegura que lo emociona trabajar con la adrenalina del coleccionista que busca esa pieza única que fue guardada por 60 años. Así, hay quien se desvive por la primera copia de la foto de Lennon con la remera de NYC (solo hay dos), o que busca la copia única de aquella imagen que se inmortalizó como tapa de disco de los Ramones (y que hoy se vende por US$ 60.000). “Son piezas que marcaron una época y una estética”, describe el experto.

Son, además, fotos que hoy caen en un momento idóneo para ser apreciadas. Mientras en su momento no se las valoró demasiado (basta saber que por la tapa del disco de Ramones a Roberta Bayley le pagaron apenas US$ 100), hoy la perspectiva las pone de relieve y las revaloriza en el mercado, con el enorme bonus de que sus autores, profesionales de 70 u 80 años, aún están vivos para certificarlas. “Y así como no va a existir otro David Bowie o Freddie Mercury, tampoco van a existir otros fotógrafos como estos, que estuvieron junto a estos íconos en un momento único de la cultura”, razona Alderete.

Roberta Bayley

Desafío pendiente

Durante cuatro años, The Music Photo Gallery estuvo abierta en la calle Arroyo. Por allí pasaron personajes como Dave Grohl, el cantante de Foo Fighters -quien compró una foto de Ramones-, o Debbie Harry, que se sorprendió al encontrar unas polaroids originales suyas de los años 60 que jamás había visto. En una zona de alto tránsito turístico, muchos se impresionaban por el enorme material que poseía una galería chica de Buenos Aires. A la vez, funcionaba en Nueva York a puertas cerradas y con cita. Por estos días mudarán la sede de BA a San Pablo, hay otra en proyecto en México y la de Estados Unidos se abrirá al público general. “Y vamos a continuar en Argentina con proyectos puntuales y venta online”, cuenta Alderete.

Aunque hace ya 15 años que Sebastián inició este camino con Bob Gruen, el desafío sigue siendo penetrar el tejido de la fotografía artística. Lograr que el reconocimiento llegue por parte del mundo de lo que se conoce como las “fine arts”, algo en general reservado a fotógrafos más conceptuales. “La fotografía de música suele ser tomada como periodística/documental, casi un arte menor. Por eso tratamos de validarla como arte en el mercado internacional”, relata su representante. Esto lo hace trabajando con instituciones: haciendo una donación al MET de Nueva York, presentando una muestra en el MoMA y participando en la reconocida feria Photo London, donde tuvieron un récord de venta. “Haber tenido el interés de curadores y gente de museos fue sumamente importante”, se enorgullece Alderete. Próximamente también participarán de Paris Photo con una muestra de Bob Gruen curada por Julien Frydman, muy reconocido en Francia. Además, la editorial Delpire&Co les propuso publicar un libro sobre esta obra.

Por estos días, Bob Gruen también está difundiendo un libro que escribió con sus historias en el mundo del rock llamado “Right Place, Right Time” (“En el lugar justo, en el momento indicado”). Tal cual lo que podría decir Sebastián Alderete de la razón de su carrera en este universo.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Vicky Guazzone di Passalacqua

Vicky Guazzone di Passalacqua

Comentarios