Sunday 16 de June, 2024

CULTURA | 26-11-2023 09:58

Mario Vargas Llosa: el adiós del escritor más polémico

Publicó una novela sobre la música peruana y declara que es la última. El apoyo a Milei y el reposo sentimental.

Al dar vuelta la última página del más reciente libro de Mario Vargas Llosa, “Le dedico mi silencio”, el lector se enfrenta con la larga lista de novelas que el Premio Nobel publicó durante su vida. Desde sus primeros títulos (“La ciudad y los perros”, “Conversación en la Catedral”, “La tía Julia y el escribidor”) hasta los finales (“Cinco esquinas” y “Tiempos recios”), la carrera del escritor peruano ha sido de las más prolíficas y exitosas de su generación. Formó parte junto a Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes, del “boom” latinoamericano; recibió todos los premios de prestigio que puede alcanzar un autor literario; ingresó en la Academia Francesa y no dejó de estar jamás presente con sus artículos, en todos los medios de comunicación del mundo.

Fotogaleria El escritor peruano y premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa posa para una fotografía durante la ceremonia de su ingreso en la Academia Francesa, en París

Desde los '80, su actividad política también fue noticia. El comunista de juventud se transformó en liberal en su madurez y hasta fue candidato a presidente del Perú en los años noventa. Hoy participa con sus declaraciones y escritos en el debate de ideas de todo el continente, al frente de la Fundación Libertad, institución que preside. Una última noticia al respecto, en relación con la Argentina, lo encontró días pasados expresando su apoyo a Javier Milei junto a un grupo de expresidentes latinoamericanos (Sebastián Piñera, Iván Duque, Felipe Calderón y, por supuesto, Mauricio Macri, entre otros). “La única salida de Argentina (…) es con las reglas de juego de la democracia liberal”, consignaba el texto de la carta publicada por el grupo.

En los últimos años, se vio envuelto también en el escándalo menos pensado, al iniciar una relación con la socialité española, Isabel Preysler, por quien abandonó a la madre de sus hijos, Patricia Llosa. El escándalo se repitió al terminar el romance, cuando se amigó con su ex mujer, a fines del año pasado. Por ahora, sobre tanta intimidad, se ha cerrado el telón.

Mario Vargas Llosa Isabel Preysler

El último libro

En la página final de “Le dedico mi silencio” (Alfaguara), Vargas Llosa escribe una escueta despedida a manera de epílogo. Explica allí que concluyó el borrador de la obra el 27 de abril de 2022, que después se dedicó a corregirla y que espera con impaciencia poder visitar las ciudades del norte de Perú en las que transcurre la historia. “Creo que he finalizado ya esta novela -dice ese texto-. Ahora, me gustaría escribir un ensayo sobre Sartre, que fue mi maestro de joven. Será lo último que escribiré”, concluye.

La noticia de que esta novela era su ficción final, causó impacto. Le recordó a admiradores y críticos el lugar central que Vargas Llosa ocupa en la literatura del continente. Y dejó un sabor amargo en un público acostumbrado a su presencia constante y polémica en los medios y las librerías.

Mario Vargas Llosa

¿De qué se trata el libro? Es tal vez su obra más localista. Una ficción en la que revela, entre líneas, la nostalgia por su juventud y por la cultura en la que creció y se formó. El personaje central se llama Toño Azpilcueta y es un experto en música peruana, pobre y humilde. Una noche, en un recital, descubre a un guitarrista que lo deslumbra. A partir de esa experiencia decide contar la vida del artista en un libro y, al mismo tiempo, repasar la historia musical del país hasta llegar a su género más famoso: el vals, el mismo que Chabuca Granda volvió célebre en el mundo. Para describir el sentimiento que despierta la música en la gente de su tierra usa un término intraducible “huachafería”. Esta palabra será central en las ideas estéticas de Azpilcueta. “Es una variante peruana de la cursilería, una caricatura de ciertas formas que están en la manera de hablar, de sentir, de informarse, de expresarse, y eso impregna todo: la política, la cultura, la sociedad”, así lo definió Vargas Llosa en una entrevista. En la delirante teoría de Azpilcueta, es este sentimiento popular, excesivo y cursi, el que mejor define a la cultura peruana, aquel que reúne en una misma emoción a todas las clases sociales.

“He trabajado siempre en la literatura y cerca de la literatura. Ha sido una pasión, una entrega total, mi disciplina, mi dedicación, mi diversión, mi compromiso, todo”, confesó el escritor después de la publicación de su libro, a propósito de su adiós a la ficción. El título de su última novela dice, mejor que cualquier declaración, las palabras exactas que anuncian la despedida.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Adriana Lorusso

Adriana Lorusso

Editora de Cultura y columnista de Radio Perfil.

Comentarios