Thursday 29 de February, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 24-11-2023 09:37

Mónica Dreyer - Brand

Consultora y Escuela de Liderazgo, Coaching & PNL. Escuela virtual, presencial, In Company. Formación de líderes, desarrollo organizacional y personal.

Herramientas para conversaciones difíciles

Las conversaciones difíciles son aquellas que nos cuesta por alguna razón. Puede ser darle un feedback negativo a un colaborador, pedir aumento de sueldo, hablar con nuestros hijos algún tema que nos incomoda, o con la pareja algo ríspido.  Una herramienta de utilidad son los llamados Indicadores. En realidad son de utilidad en toda conversación. Los indicadores nos guían y nos permiten saber si estamos encarando un rumbo que aumente la tensión y convierta aún en más compleja la conversación. Los indicadores es un concepto aplicable en la práctica profesional como en los cursos de comunicación, negociación, coaching, feedback, reuniones de equipo o ámbito familiar.  

Los indicadores son tres. 1.El indicador cognitivo es cuando me doy cuenta que estoy por decir algo inconveniente. ¡Es como si se encendiera una lamparita! ¡Uy si digo esto puedo “meter la pata”! Recuerdo una de mis maestras en herramientas conversacionales que decía. Fijate cuando estás por meter la pata y si ya la metiste, como haces para sacarla. ¡Palabras sencillas que me orientaron en esto de las conversaciones difíciles! 2.El segundo es el indicador observable.  Observo el lenguaje corporal del interlocutor, sus gestos, tono de voz, las expresiones de su cara. Este último se denominan micro comportamientos y lo vemos en la coloración de la cara, si se sonroja o empalidece, una leve sonrisa o gesto adusto. Si tensa los pómulos. O sea hace referencia a que las mínimas expresiones dan muchísima información ya que acompañan al pensamiento. Las emociones se expresan a través del cuerpo así que estos indicadores son una fuente valiosa de información.3. Y el tercer indicador es el sensorial o kinestésico. Lo sentimos en el cuerpo. Si la conversación se vuelve ríspida puede que sintamos tensión en la nuca, o en la boca del estómago. Algunas personas refieren que le transpiran las manos o sienten un nudo en la garganta o taquicardia.  Cuando aprendí que la tensión en una conversación la podía sentir en el cuerpo fue un descubrimiento que me ayudó muchísimo. Por eso te lo transmito, ya que puede ser que a partir de tener ésta distinción, puedas registrarlo en vos mismo. ¿Y cuál es la utilidad? Son muy valiosos para guiarnos en una conversación tanto si queremos elevar la tensión para producir un cambio como para orientarnos hacia una conversación constructiva.

e-mail: [email protected]

Cel: +54 9 11 44114489

IG: dreyer.monica

FB: Consultora Mónica Dreyer

LI: Mónica Dreyer

LI: Mónica Dreyer Consultora

www.monicadreyer.com.ar

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios