martes, octubre 22, 2019

SOCIEDAD | 10-05-2019 16:24

El nuevo Marcelo Tinelli deconstruido: ¿oportunismo político?

Con un pie en su posible candidatura, el conductor de “Showmatch” tuvo guiños feministas, mea culpa y un humor aggiornado. A la caza de audiencias más políticamente correctas.

Marcelo Tinelli (59) volvió para una nueva temporada de “Showmatch” y ya desde el inicio quiso marcar la cancha. Mientras los rumores sobre su participación política continúan, el conductor planeó un inicio de programa en el que dejara en claro su deconstrucción y un discurso mucho más políticamente correcto. Es que en tiempos donde las reivindicaciones feministas toman el centro del debate público, Tinelli y su show no podían dejar afuera a un electorado que, en otros tiempos, criticó sus modos.

Desde los chistes misóginos, la homofobia, la cosificación de la mujer o el abuso de poder, “Showmatch” quedó en el ojo de la tormenta. Así, mientras el discurso del programa trató de ir adaptándose a estos cambios, el archivo lo condenaba. Y si bien es cierto que medir el humor o las actitudes del pasado con el prisma del presente es desfavorable para todos, lo cierto es que el programa quedó asociado a ciertas actitudes que hoy son vistas como incorrectas. Y Tinelli, entonces, apostó por desterrar esta imagen en un año que lo tiene con un pie en la TV y con el otro, cercano a las urnas.

(Leer también: Mirtha Legrand, Susana Giménez y Marcelo Tinelli: dives rebeldes)

Para comenzar la trigésima temporada de su ciclo, y mientras mira de reojo qué sucede en la arena política, Tinelli trató de dejar atrás el pasado y ensayar una reivindicación. “Hay muchos cambios, cambios importantes que estamos viviendo y nos demuestran que nos queda mucho por aprender. Uno siempre está aprendiendo realmente. Ahora el mundo es otro, la sociedad es otra, los códigos son otros, la tele es otra”, analizó en su discurso inaugural. Luego, mientras evitaba mencionar los casos que siempre se le achacaron, fue directo al grano: “Hay cambios culturales que son buenísimos y llegaron para quedarse. Quiero agradecerles a todas las mujeres, que son las protagonistas de estos cambios”. Manual de corrección política y un discurso similar al que podría adoptar cualquiera de los candidatos a las PASO de agosto. Renovado, por convicción o conveniencia, Tinelli apuesta a un “Showmatch” no machirulo.

Cambios. La modificación de los parámetros de conducta no pudo haber quedado más explícita ya que este año para conmemorar los 30 años de historia, “Showmatch” sacó del baúl de los recuerdos los viejos sketchs y secciones que lo volvieron popular en los '90, pero aggiornados a la actualidad. “El insoportable”, por ejemplo, volvió con la dupla de José María Listorti y Diego Pérez, y aunque se pareció mucho al que se hizo en el pasado, el humor era otro. Wanda Nara fue la invitada al segmento y no sólo Tinelli la presentó como una de las empresarias argentinas más importantes en Europa, sino que tanto Pérez como Listorti evitaron los chistes fáciles y misóginos que antes funcionaban. Lejos quedaron los tiempos en los que se reían de Cris Miró por el hecho de ser trans.

(Leer también: Marcelo Tinelli influencer y la apuesta de Laflia: Sofi Morandi y Julián Serrano)

Otros sktechs como “Topus 4”, en el cual se parodiaba a un grupo de cantantes homosexuales totalmente estereotipados y cuyas letras eran una constante sátira de su sexualidad, directamente no regresaron. Más aún, Juan Carlos “Yayo” Guridi, partícipe de este y otros segmentos del programa y reconocido por su humor incorrecto, ni siquiera formó parte de este reencuentro por las tres décadas del programa.

La apertura del ciclo de este año incluyó, además, un apartado especial en el que cantaron diversas figuras femeninas de la música nacional. Además de Candelaria, su hija y también parte importante en este proceso de deconstrucción también lo hicieron Valeria Lynch, Hilda Lizarazu, Adriana Varela y Patricia Sosa, entre otras. La imagen de todas las mujeres cantantes contrastaba con la de su antiguo equipo de humoristas, todos hombres. “Fue una idea nuestra. Es un reconocimiento a la lucha femenina”, explicaron a NOTICIAS desde Laflia, la productora de Tinelli.

(Leer también: Actrices argentinas: la historia de un grupo que cambió todo)

Tratando de dejar en el pasado todo lo que lo llevó a convertirse en el conductor más importante de la TV nacional, Tinelli se muestra renovado. “Este cambio responde a una búsqueda de aprobación de un grupo ilustrado y de la gente que siempre lo criticó. Esa gente nunca fueron las audiencias. El programa siempre fue criticado y denunciado por gente que no lo veía. Pero en este momento, en el que está tratando de conseguir un lugar en el contexto político, quizá esté buscando una aprobación de esos sectores de periodistas, analistas y de la academia que siempre lo condenó”, reflexionó a NOTICIAS la analista de medios Adriana Amado. ¿Cuánto hay, entonces, de oportunismo electoral en esta reconversión?

Pensado. A fines del año pasado, el conductor ya había ensayado un mea culpa. “Hay un montón de cosas que uno ha hecho por ahí en su momento que decís ‘yo hoy no las haría ni en pedo’. Pero no desde un lugar de que conviene, sino porque realmente uno siente un cambio grande y un compromiso con eso”, dijo en uno de los últimos envíos de 2018. Este año, volvió a dejar en claro esa idea. De hecho la convocatoria a las estrellas del certamen de baile, que será el “Superbailando”, incluye figuras con un reconocido discurso en sintonía con este nuevo Tinelli.

Florencia Peña continuará como jurado y entre las bailarinas convocadas estará Florencia de la V, una de las actrices trans que hizo pública y militó su postura en favor de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

(Leer también: ¿Marcelo Tinelli 2019?: Macri lo quiere de ministro y el PJ, de gobernador)

También se sumó Griselda Siciliani, quizá la figura máxima de este año. La actriz y bailarina fue, al igual que sus otras dos compañeras, una de las promotoras del proyecto de ley del aborto, y de hecho posó para las fotos oficiales del programa con el pañuelo verde que identifica esta campaña. Pero además, la ex protagonista de “Sugar”, se convirtió en una de las caras visibles del Colectivo de Actrices Argentinas, que denuncia el abuso y acoso que sufren las artistas nacionales. Justamente, muchas de las situaciones que esta agrupación critica sucedían en “Showmatch”. Desde los recordados cortes de pollerita, que incluyó el episodio que vivió Carla Conte al verse obligada a quitársela a pesar de su negativa, hasta lo relatado por Mónica Farro, quien detalló que se reían de sus moretones tras ser víctima de violencia de género.

Tinelli pasó de ser palabra vedada por los sectores feministas a volverse uno de sus máximos defensores públicos, al menos en los dichos. “Parecería que está lavando culpas”, expuso Amado sobre esta deconstrucción, la cual, según detalló podría ser contraproducente a futuro ya que las posturas políticamente correctas “no es lo que quieren las audiencias”.

(Leer también: Carla Conte: “Mi sueño es una feminista al poder”)

Equilibrio. Pero el Tinelli renovado tampoco se salvó de las críticas. Sofía Gala y Malena Pichot fueron algunas de las que tildaron de oportunista esta conversión y se sumaron a otras opiniones similares en las redes sociales. Tras la sucesión de rumores que se destaparon tras su posible desembarco en la política, hay quienes ven en esta deconstrucción una mera estrategia. Él sostiene que todo es parte de un proceso de crecimiento y maduración personal sumado a los cambios sociales. Vale destacar que, tal como reveló NOTICIAS, el conductor acudió hasta fines del año pasado a reuniones con el equipo de trabajo comandado por el profesor de la Universidad Di Tella, Germán Lodola, para avanzar con su carrera política exprés.

(Leer también: Germán Lodola: el profesor K de Tinelli)

Con miras a un futuro que él se encarga de dejar en incógnita, el Tinelli político no puede ser omitido. Al discurso renovado le sumará también una gira por el interior del país con el segmento “Genios de la Argentina”, que ya tuvo su primer desembarco en Santiago del Estero. Esta sección que será una especie de casting en la que cada concursante mostrará su talento, podría servirle como plataforma electoral, ya que lo llevará a girar por el país como cualquier político en campaña. “El rating hoy lo disputan los programas con gente común. Él puede competirles con lo mismo. El talento artístico de la gente común”, puntualizó Amado.

Así, el nuevo Tinelli no machirulo caminará por el país llevando su nueva imagen. Habrá que esperar a ver si esta novedosa faceta del hombre que supo reinventarse es suficiente. Si por un lado los que siempre lo criticaron por ser un “ejemplo de lo que no hay que hacer” ahora lo aceptan y si quienes lo siguieron antes, lo harán también en esta nueva etapa.

Galería de imágenes

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario