Martes 22 de junio, 2021

PERSONAJES | 04-06-2020 08:27

Reina Reech: “Decidí pararme del lado del amor”

Crecimiento en cuarentena. Espiritualidad, clases virtuales y libro en gestión. Hijos, nieto y sublimación del amor.

“Me acabo de cortar el pelo un tanto así, como ocho centímetros. Me lo corté hoy en el baño”, cuenta Reina Reech y muestra el resultado. Le queda bien. Está en el playroom de su casa en San Fernando y desde allí conversa virtualmente con NOTICIAS. Recurre al mate cada tanto y no escatima palabras. Le gusta contar.

Hace tiempo que no pisa la calle. Dos semanas antes de que se decretara la cuarentena ya estaba guardada por sugerencia de su hijo Bautista Lena (22) con quien vive. Se supone que pertenece al grupo de riesgo. No parece.

Mientras muchos viven este encierro forzoso como un castigo, ella lo disfruta como “una posibilidad de crecimiento y reconexión”. “Decidí pararme del lado del amor y derribar el miedo. Este aislamiento me regala tiempo para bajar la ansiedad, reflexionar y hacer mi trabajo interno con más dedicación. Entre otras cosas, hago yoga y medito más de una hora y lo disfruto como nunca antes. Y tengo la oportunidad de ahondar en todos los conocimientos espirituales que transité durante mi vida. Hasta esta cuarentena mi camino había sido más teórico que experiencial. Además, tengo un proyecto para un método de danza con despertar espiritual y estoy empezando a escribir un libro”, cuenta. 

Noticias: ¿De qué trata el libro?

Reech: Trata sobre mi vida en la integración del arte y la espiritualidad. Quiero contar, por ejemplo, cómo mi padre –Alejandro Maurín– me cuidaba con sus manos desde que nací y me decía: “No les hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan”. Me emociona (llora). Hoy tiene tanto sentido eso para mí. “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Pero primero ámate tú para poder amar a otro. Confía en ti para que puedas confiar en algún otro. Son esas cosas, como decir “estoy en el presente”, “aquí y ahora”, lo escuché tanto. Aquí y ahora es cuando podés vibrar tu emanación divina. Me emociona mucho (muy conmovida).

Noticias: ¿Por qué se emociona tanto?

Reech: Me emociona recordar a mi padre y sus palabras. Ahora entiendo esas enseñanzas tan primarias que me transmitió de pequeña que me marcaron y que hoy son parte de mi verdad. Y con respecto a estar en el aquí y ahora, sólo después de haber podido perdonar sin dolor –y este verano tuve una experiencia que me permitió hacerlo– se puede superar el pasado y estar en el presente y proyectar el futuro.

Noticias: ¿Qué o a quién pudo perdonar?

Reech: Yo tuve una infancia emocionalmente complicada. Allá por el 62, cuando mis padres se separaron no era lo corriente, era raro. Fue difícil para mí, yo me quedé viviendo con mi abuela Juana y ellos se fueron uno para cada lado. Ahí tuve mucha conexión con mi papá porque me visitaba todos los días. Mi mamá –Ambar La Fox– se enamoró de otro hombre –Bubby Lavecchia– con quien tuve un episodio de acoso cuando tenía 13 años. Yo se lo había contado a mi hija y cuando se lo conté a mi hijo él me apoyó para que lo dijera públicamente. Finalmente, lo hice y sentí que algo atragantado en la garganta se soltaba. En realidad, el proceso había empezado hace dos veranos cuando decidí soltar otras cosas de mi vida, como mi apego con mis hijos y el no darme tiempo para mí. Después que Juana fue mamá me fui tres meses a hacer teatro a Mar del Plata y empecé a soltar. Fue un cambio, empecé a tener libertad y también la libertad de hablar. 

Noticias: ¿Qué experiencia tuvo este verano?

Reech: Fui a Tulum y allí conocí a Wendy, una hermosa persona que hace conexión con los ancestros mayas. Hicimos un fuego y ella me leyó mi nahual, que es una especie de horóscopo maya, y me conectó con mis guías. Y fue impresionante la lectura que hizo de mí a través del fuego. Después me preguntó qué quería quemar y yo decidí soltar aquel episodio de acoso con todos los integrantes, no sólo el acosador sino también mamá y papá. Y ahí tuve una revelación de una comprensión elevada, sin juicio de la situación, y sentí que había sufrido casi cincuenta años y que con esa comprensión quedaba totalmente liberada. Fue una experiencia trascendental.

Noticias: ¿Cómo fue su camino espiritual?

Reech: Mi primer maestro espiritual fue mi padre. Luego en el 76 o 77, estando en Mar del Plata, fui a una librería y de la mesa de autoayuda se me cayó El Libro de Oro de Saint Germain, donde habla de la conexión con los maestros ascendidos, y así entré en el mundo de la metafísica. Después me interesé por otros conocimientos: hinduismo, sufismo, Kabbalah, sabiduría andina, la geometría sagrada, el chamanismo de Castaneda. La idea en todos es siempre la misma: volverse paciente, amoroso, compasivo. Es lo que ellos llaman ser como Dios.

Noticias: ¿Y usted lo logró?

Reech: En mi vida tuve muchos logros, idas y venidas, vueltas, muchos aprendizajes y mucho trabajo espiritual. Y cada vez que estuve muy conectada y tuve mucho trabajo interno creé algo importante. Cuando estuve imbuida en mis estudios metafísicos desarrollé todos los años de “Colores”, donde transmití muchísima información espiritual en semillas. Hoy mi conocimiento de la sabiduría espiritual lo pongo en las palabras correctas, ya sin parábolas.

Reina Reech

Noticias: ¿Cómo está su ámbito profesional? 

Reech: Hace 24 años que soy empresaria, tengo tres escuelas grandes con cuatro salones cada una y en la de Palermo funciona un teatro también. Todo esto implica un costo enorme y, además, están los casi cien maestros que trabajan a porcentaje. ¿Qué hacemos? ¿Cómo atravesamos esta situación? Entonces, decidimos empezar con las clases virtuales para nuestros alumnos y después las abrimos para todos los que quisieran sumarse del país y del exterior. Al principio, fue caótico, pero todo se fue acomodando y las clases salen muy lindas. Además, bajé la cuota a la mitad. Por otro lado, recibimos el beneficio a las pymes que otorgó el gobierno. En cuanto a cómo vamos a funcionar después de la cuarentena, creo que este sistema on line vino para quedarse.

Noticias: ¿Tiene otros proyectos laborales?

Reech: Con mi equipo armamos un curso nuevo de videoclips para niños de 3 a 8 años con canciones de Reina en Colores. Un éxito. Por otro lado, tengo una propuesta para hacer teatro en el verano y otra para un ciclo de radio que me entusiasma y se está por definir.

Noticias: ¿Cómo le va con lo sentimental?

Reech: Estoy sin pareja y en semejante momento de conexión hacia adentro lo sentimental está absolutamente sublimado en lo espiritual. Si antes tenía algún que otro candidato y había salido a comer con todo lo que sucedió pasó ser del menor interés. Es imposible. Ni se me ocurre, no puedo poner el foco en eso ahora. Qué foco voy a poner si no sé cuándo ni dónde ni cómo voy a hacer. ¿Me voy a poner papel film para dar un beso?

Noticias: Usted dice que es una mujer a la antigua en cuanto a la seducción y a la relación con los hombres.

Reech: Muy. Parezco muy empoderada, pero para la relación con el hombre tengo una chispa de timidez, de inocencia. No soy una mujer avanzadora como sí lo soy en mi carrera y en otros aspectos de mi vida. Y es más complejo cuanto más grande sos. Pero el que no caza mi esencia chau, chau. No tenemos onda.

Noticias: ¿Y Reina abuela?

Reech: Jamás imaginé que iba a amar a alguien incondicionalmente aparte de mis hijos. Juanita quiso que la acompañara en el parto y cuando lo tuve a Torito –Toribio– en mis brazos sentí ese mismo amor que sentí cuando fui mamá. Es inmenso y la fabulosa virtud que tiene ser abuela es que la que pone los límites y lo educa es la madre. Mi relación con él es de canto, baile, juegos y cuentos. Toribio elige el tema y yo le invento un cuento relacionado con eso.

Noticias: Su hija se comprometió con su novio, Sebastián Graviotto, durante la cuarentena. 

Reech: Juanita se quedó en casa hasta los ocho o nueve meses después de que nació Torito y ahora pasa los fines de semana. El último fin de semana que vinieron en marzo –en un asadito con Sebas y su niña Lupe, que ya es parte de la familia– me comunicaron la decisión de comprometerse. Y ahora en la cuarentena se pusieron los anillos durante una comida en la terraza de la casa de Juana. 

Noticias: Se casan en noviembre. ¿No?

Reech: Sí, en un lugar al aire libre en el campo. Así que nada nos impedirá festejarlo. 

Noticias: ¿Cómo se lleva con su hijo en esta convivencia forzada de 24 horas?

Reech: Regio. Bauti es un sol, es muy tranquilo, estudia producción y dirección de cine. Tenemos dividida la casa en dos desde siempre, él copa el living y yo el playroom, por ejemplo, y nos encontramos para comer en su espacio o en el mío. A los dos nos gusta cocinar y ahora en cuarentena nos repartimos la limpieza. Yo no suelo hacer estas tareas en casa y nunca imaginé que costara tanto limpiar la bañera.

Noticias: Se supone que usted está dentro del grupo de riesgo. Sin embargo, está lejos de ser una persona mayor. 

Reech: Yo me siento súper y con una energía. Ayer bailé mucho, improvisando, necesitaba mover el cuerpo y poner música. Me grabé y después lo compartí en las historias. No sabés lo que nos reímos con Juanita anoche. Ella es la que siempre me gasta.

 

Cecilia Escola

Fotos: gentileza Reina Reech y Agencia AB.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios