Viernes 9 de diciembre, 2022

RESTAURANTES | 25-10-2022 08:53

Día de la pasta: top 5 restaurantes para comer a la italiana

Con una importante inmigración durante todo el siglo XX, Buenos Aires tiene decenas de restaurantes típicos, que reflejan la cocina de las distintas regiones de la península europea.

Aquí una selección de los mejores restaurantes porteños con acento italiano, para probar platos preparados con recetas tradicionales traidas por los abuelos, y replicadas con la mirada puesta en la tradición.  

Broccolino

El restaurante familiar nació a mediados de los ’80. Y desde entonces se convirtió en un ícono de los almuerzos en el Microcentro, pero también de las noches con comensales célebres, con una larga lista de visitantes extranjeros que incluye a los Rolling Stones.

El nombre es un homenaje a los italianos que se instalaron en Brooklyn, y su cocina el recetario de la nonna que venían de Livorno. Hoy, Alejandro Ballabeni, hijo de su fundadora Luciana, lidera Broccolino junto a un equipo que fue creciendo, y por el que pasaron hijos, nietos y sobrinos.

Broccolino y los mejores restaurantes porteños de la cocina italiana.

Las pastas son las estrellas del lugar: los clásicos tagliatelle all’amatriciana o alla puttanesca para quien quiere un poco de picante. Pero antes, como entrada, los Calamaretti Broccolino que vienen flambeados en vino blanco, y las berenjenas alla parmesana o la caprese fior di latte, son algunos de los clásicos en el amplio menú de Broccolino.

L’Adesso

En un rincón tranquilo de Palermo se encuentra L’adesso, restaurante ícono de la gastronomía italiana a cargo del chef Leonardo Fumarola, quien rescata recetas típicas de su país natal y las ofrece en versiones únicas que expresan su impronta personal.

Todo se elabora con ingredientes de máxima calidad, importados de Italia, o recogidos de pequeños productores locales. Las pastas largas y rellenas son un fuerte, y forman parte de los “Primi Piatti” de la carta una hoy exhibe opciones de estación.

Broccolino y los mejores restaurantes porteños de la cocina italiana.

Brillan los scialatielli con ragú napoletano; los tagliolini con langostinos y brócoli; los pappardelle de castañas con ciervo y arándanos; y los ravioli de ricotta y espinacas con pomodoro y albahaca. Se encuentra en Fray Justo Santamaría de Oro 2047.

Cincinnati

Se encuentra en el zócalo gastronómico a los pies de la Torre Bellini (Esmeralda 924), y su menú ofrece antipasti típicos, 15 variedades de pizza napoletana (de masa suave y bordes aireados), y pastas frescas caseras y pastas secas italianas (Divella).

Uno de los platos más recomendados y que forma parte del menú desde sus inicios son los conchiglioni di agnello, pasta a base de trigo duro con forma de caracol abierto, relleno de cordero en cocción lenta con salsa de tomate y hojas de albahaca.

También se luce la lasagna de espinaca y ricota con bolognesa; los ravioli al nero di seppia rellenos de salmón y salteados al oliva; los spaghetti frutti di mare con camarones, langostinos, mejillones y calamares; y los sorrentinos de jamón y mozzarella con pomodoro, tomates cherry y albahaca fresca.

Broccolino y los mejores restaurantes porteños de la cocina italiana.

La Locanda

Hijo de un chef, Daniele Pinna cocina desde que tiene catorce años. Aprendió las técnicas básicas de la mano de su padre, pero perfeccionó en las cocinas del mundo: trabajó en Barcelona, Málaga, La Toscana y Cerdeña. Y finalmente abrió este restaurante cuando recaló en Buenos Aires (La Locanda está en Pagano 2697, Recoleta), que es hoy es uno de los más respetados y conocidos de la cocina italiana en la Argentina.

Entre los platos más amados del menú, están el Antipasto Sardo, con jamón di parma, aceitunas negras, salame y queso pecorino; el Pulpo Tostato, pulpo español a la parrilla con papas; los Maccheroni alla romana con salsa alla carbonara; el Risotto ai funghi porcini; y, de postre, el mousse de chocolate y el tiramisú, el orgullo de la casa.

Broccolino y los mejores restaurantes porteños de la cocina italiana.

Il Matterello

Una propuesta gastronómica auténticamente italiana que nació en 1993 en el barrio de La Boca (Martín Rodríguez 517) y ahora también está en Palermo (Thames 1490). “Il Matterello de La Boca nace como proyecto familiar, inspirado en la cocina emiliana y genovesa, con las viejas recetas que trajeran nuestros abuelos inmigrantes, con los sabores de aquella Italia ya lejana”, cuentan sus dueños.

Los ravioles con tuco y estofado; los tortelli de espinaca y queso que vienen con una manteca quemada con ajo; los tagliatelle con ragú; todos representantes de la férrea tradición italiana. Por allí pasaron Caloi, Fontanarrosa y Quino, entre tantos más. “Joan Manuel Serrat nos quiere mucho; viene cada vez que está en Argentina; también era habitué Eduardo Galeano. Vino Francis Ford Coppola, Jim Jarmush; ¡incluso una vez lo saqué a bailar chamamé a Baryshnikov entre las mesas!”, recuerda Lili, una de sus dueñas.

por R.N.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios