Monday 20 de May, 2024

ECONOMíA | 26-08-2023 08:51

El turno de la patria financiera K

Con el anunciado congelamiento del tipo de cambio oficial y el colchón de divisas para intervenir en el mercado de cambios "libre", el Gobierno está comprando la paz en los mercados hasta noviembre a un precio muy alto.

Los principales medios de comunicación informaron que el ministro Sergio Massa comunicó que se mantendrá fija la paridad del peso con el dólar hasta el 15/11/2023. De forma simultánea se anunció que se dispondrá de una suma apreciable para intervenir en el mercado de cambios libre (dólar MEP/ CCL) tendiente a mantener en una franja no determinada públicamente, pero que según trascendidos sería igual o menor a las cotizaciones actualmente vigentes en el mercado.

Lo que se anunció es, si se cumple, un virtual seguro de cambio, sin costo alguno para el mercado.

Quisiera detenerme un instante en algunas consecuencias de este anuncio que no parecen haber sido adecuadamente analizadas, por el momento, por los diferentes medios y analistas.

Un anuncio público en este sentido del ministro de Economía y candidato a Presidente no es algo que pueda ser considerado banal o que no será defendido en su cumplimiento a toda costa, bajo riesgo de un descredito significativo en el futuro, caso sea electo como Presidente.

Es muy probable que se genere lo que en el mercado financiero se conoce como carry – trade, o sea la decisión de vender moneda extranjera para invertir en moneda local generando una ganancia financiera en el corto plazo con la expectativa de una recompra más o menos inmediata (vulgo: la patria financiera). Este fenómeno ya ocurrió en otros momentos y condujo, por ejemplo, en 2018 a la necesidad de recurrir al auxilio del FMI para financiar una salida abrupta de divisas.

En este caso, y con tasas de interés en pesos en el entorno de 10% mensual se generará, manteniéndose los tipos de cambio oficial y libre relativamente fijos como es el objetivo declarado del gobierno, una ganancia financiera entre hoy y el 15 /11 en el entorno de 30% en divisas.

En la medida que el mercado perciba esta situación debería observarse una fuerte liquidación de divisas en el mercado de cambios libre tendiente a invertir en moneda local a corto plazo, por lo que se cumpliría el objetivo de estabilizar los tipos de cambio libres, pero con efectos muy indeterminados sobre la tasa de inflación de corto plazo, ya que el ancla cambiaria no parece ser creíble a mediano plazo.

Cabe pensar que, a medida que se acerque la fecha de vencimiento del seguro de cambio implícito (15/11), y se observe un agotamiento de la capacidad de intervención del Banco Central en el mercado de cambios libre, éste tenderá a estresarse ya que quienes hayan vendido tendrán un fuerte incentivo a volver a sus posiciones iniciales en divisas, más la ganancia asociada, con el potencial ya observado en repetidas oportunidades de que se genere un efecto Puerta 12 con una disparada muy violenta del cambio libre. Nota al pie: las intervenciones del BCRA en el mercado libre tienen, además, un costo asociado muy significativo, ya que no son recursos propios.

No parece, de momento, que, si se agotara esta capacidad de intervención, existan otras fuentes de financiamiento adicionales que permitan continuar interviniendo en el mercado de cambios libre, aunque no puede descartarse que el ingenio y capacidad del ministro permita endeudar de forma adicional al país para financiar estas intervenciones y evitar esta potencial situación.

Este sería el análisis para el segmento de cambio libre, pero existe también una situación de riesgo potencial en el mercado oficial de cambios, que se rige por la comunicación BCRA - A 3500.

Los agentes del mercado tienen un fuerte incentivo a vender dólar futuro durante un período relativamente corto de tiempo, de forma tal a obtener una ganancia derivada del arbitraje de la tasa de interés implícita en las operaciones de futuros. En la medida que se acerque la fecha límite (15/11), los contratos vendidos serán recomprados y es dable pensar que la demanda por dólar futuro en el mercado de cambios oficial tenderá a acrecentarse de forma significativa, obligando a la institución monetaria a intervenir vendiendo futuros de dólar de manera creciente, de manera tal a no convalidar una expectativa de desvalorización del peso con impacto inmediato en precios, con un potencial efecto de pérdida por diferencia de cambio que, además de afectar severamente el Balance del BCRA, al ser monetizado, podría generar condiciones para un aumento de la tasa de inflación, sino se interviene como se hizo en Diciembre de 2015.

En definitiva, habrá que analizar cual será el costo final de una política de tipo de cambio fijo en un contexto de alta inflación.

No parece, por lo menos visto de una perspectiva estrictamente financiera, una política tendiente a fomentar la producción y mejorar los salarios.

Diría que recuerda otras experiencias fracasadas del pasado que terminaron en explosiones inflacionarias con un costo significativo en términos de aumento de la pobreza y empeoramiento de la distribución del ingreso, y que generó el concepto de ¨Patria Financiera¨. Sorprende que sea un gobierno que se ha caracterizado por su dureza discursiva contra estos mecanismos quien los active.

Ojalá mi percepción este completamente equivocada y las autoridades económicas puedan mostrar que es parte de un plan integral de control de la inflación. Pero en el camino los especuladores y arbitrajistas (en el sentido económico del término) tendrán una fiesta…

Juan Carlos Soldano Deheza es Economista

 

 

 

 

 

También te puede interesar

por Juan Carlos Soldano Deheza

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios