Thursday 25 de April, 2024

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 26-09-2022 12:59

Duelos en los tratamientos de fertilidad

.

El deseo de ser padres, suele suceder antes de comenzar la búsqueda de embarazo. Cuando esta búsqueda no se da como se esperaba implica atravesar situaciones impensadas, y muchas veces difíciles de transitar. Ya sea, desde tener que recurrir a un centro de fertilidad y tener una consulta con un médico especialista hasta   recibir un diagnóstico de infertilidad.

Desde el punto de vista médico, la infertilidad es la imposibilidad de lograr un embarazo después de un año de mantener relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos o la incapacidad de llevarlo a término dando a luz un niño vivo.

Recibir el diagnostico de infertilidad, suele causar un impacto como una crisis vital. Suele ser algo impensado, genera sorpresa, dolor, frustración, tristeza, y hasta una montaña rusa emocional.

Enfrentarse a la infertilidad  implica múltiples pérdidas, por eso es sabido que las personas que transitan dificultades en reproducción se enfrentan a múltiples duelos. Según Nasio (1999)  un duelo “Es un proceso adaptativo normal y necesario de recuperación y reestructuración frente a las pérdidas. Es un proceso de despedida, de despedirse de algo con lo que uno contaba, es despedirse de un modo que uno esperaba y aceptar otros”

 Los duelos de la infertilidad suelen ser invisibles ya que solo son conocidos por aquellos que lo viven  y muchas veces suelen ser incomprendidos o subestimados por el entorno.

El duelo es un proceso y transitarlo es importante para lograr una aceptación de la realidad que permita tomar decisiones adecuadas.

Un duelo se atraviesa en etapas, y en el ámbito de la infertilidad es frecuente observar inicialmente un momento de shock, la información resulta abrumadora e inesperada.  Esto suele ir acompañado de enojo, de pensamientos como “por qué a mí?” “ a las demás personas les resulta más fácil” “no me lo merezco”. Suele aparecer frustración, miedo y desesperanza. Es frecuente observar que el diagnóstico de infertilidad afecta varias las áreas de la vida de las personas, impactando en su calidad de vida y afectando negativamente la misma, ya sea desde lo psicológico, como  lo físico y emocional.

Transitar el duelo implica ir pasando por esas sensaciones, por esas etapas y pudiendo llegar a una aceptación de la realidad, que aunque sea dura , pueda permitir avanzar.

 

¿Qué duelos pueden aparecer en  la búsqueda de un hijo y/o en los tratamientos de fertilidad?

 

  • No quedar embarazada espontáneamente: no se dio como se había imaginado, pensado.

 

  • Cada menstruación: confirma que el embarazo otra vez no se logró.

 

  • Tener que asistir a un centro de fertilidad: acudir a la ciencia, a los especialistas, realizarse estudios, etc. Nada es como se hubiera esperado e imaginado.

 

  • Necesitar hacer un tratamiento de baja y/o alta complejidad.

 

  • Abortos espontáneos: cada pérdida implica sufrimiento.

 

  • Tener que recurrir a gametos donados: muchas veces esto implica un  el duelo genético.

 

  • Pérdida de calidad de vida: a medida que avanzan con los tratamientos cuestiones administrativas que ir actualizando, estudios que ir renovando. Se puede ver afectada la pareja, la vida social y laboral, los proyectos personales, etc.

 

Los duelos no se dan se una vez y para siempre, no son lineales. Tienen etapas y son procesos dolorosos. No todas las personas los transitan de la misma manera, cada una lo hará lo mejor que puede. En ciertos casos, puede ser necesario pedir ayuda a un profesional especializado.  Transitar los duelos con acompañamiento, apoyo y herramientas hace que el camino sea mucho más tolerable, permita crecimiento personal y lograr la aceptación y adaptación para poder seguir adelante y tomar decisiones.

 

Lic. Cecilia Lukaszewicz y Lic. Patricia Méndez Torterolo

Ig: @bienestarenfertilidad

Facebook: bienestarenfertilidad

 

 

 

 

 

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios