Domingo 29 de enero, 2023

EMPRESAS Y PROTAGONISTAS | 14-12-2022 08:32

Esperando lo Mejor Preparado para lo Peor

.

La celebración del máximo logro para un equipo de futbol como es la Copa del Mundo, es lo que llenan los informes y encabezados en estos días. ¡Cuánta pasión expresada!

Me resulta fascinante ver todo el proceso mediante el cual un equipo logra semejante objetivo. Y una pregunta que me hice fue: ¿Qué fue lo que hizo que esta vez, en comparación con las anteriores, si se logre?

Muchas veces no podemos entender cómo se supone que haciendo todo bien, no se logren los resultados deseados.

De 2 equipos que llegan a la final; ¿cuál es la diferencia del que conquista la primera posición en el podio, del que sale segundo?

Más allá de todas las variables que los expertos en futbol puedan argumentar, desde mi opinión puedo observar dos claves determinantes en este resultado. Lo llamo: las dos cosas que hicieron toda la diferencia.

En general, los mejores equipos como las personas en la vida y los negocios, no se distinguen en tantas cosas para definirse como mejores; suelen ser solo un par de claves.

Evidentemente, la estrategia de juego y la táctica adaptada a cada partido según el contrincante, son muy importantes.

Pero el espíritu de equipo, que diferenciado de un grupo, son personas comprometidas con un mismo fin y cada una desde la responsabilidad total en el rol que le toca, funciona como un organismo vivo, es fundamental para progresar en cualquier objetivo importante.

Ahora ¿cómo hacemos cuando los imprevistos se hacen presentes, cambiando bruscamente los acontecimientos?

Los imponderables no están en los planes, al menos no estando en una posición dominante de la situación.

Esta situación, contraria a los intereses, e incluso “injusta” para muchos, da vuelta totalmente un resultado logrado. Esto por supuesto genera desazón, frustración, incertidumbre, pánico, y se comienza a reaccionar. Y no desde el modelo estratégico entrenado, ya que cuando la moral de un equipo como de una persona es golpeada, su autoestima está siendo desafiada, haciendo prioritariamente necesario recuperar la seguridad con fortaleza emocional, desde el liderazgo hacia el equipo, para retomar el camino. Sin un estado mental y emocional entrenado robustamente a conciencia, no hay estrategias ni tácticas que alcancen.

Como nuestras decisiones son producto de las emociones, es preciso adueñarse de estas lo antes posible para decidir el nuevo plan, teniendo en cuenta las circunstancias. Cuanto más se tarda en retomar el control de la situación, más dura la crisis. Así que la ventana de reacción inconsciente tiene que durar el menor tiempo posible.

Así que esta fue la segunda clave que hizo la diferencia en esta final de la Copa Mundial: la rápida toma de conciencia en dejar de defender como sea posible, a un ataque agresivo y determinado para revertir el resultado. Todo esto partiendo desde el coraje generado en el reenfoque hacia objetivo, en vez del lamento por lo sucedido.

Simplemente en un partido a pocos minutos del final, como en ciertos segmentos de la vida misma, no hay tiempo de llorar. No podemos darnos el gusto de gastar tiempo vital en tratar de entender por qué sucedió. Simplemente no es el momento. Es tiempo de recordar para que estamos en esta competencia, cual es el objetivo que nos trajo hasta acá y sobre todo de usar ese revés, condicionalmente pasajero dependiendo de la actitud, en sacar determinación, vigor, valor y coraje para hacer lo necesario.

 

¡En la incertidumbre, CORAJE!

Lo contrario es “apatía” es cuando da lo mismo, es estar desconectado de la vida, despojado de todo sentido. Lamentando por todo lo que pudo haber sido, pero no es por culpa de…etc.

La decisión de hacer lo correcto en coherencia con quien sos y lo que queres en la vida se toma desde el principio, para que el momento que te sea contrario no lo defina por vos

Si no tenes claridad sobre tus valores en la vida personal, liderazgo como también en equipo, los momentos más impredecibles terminaran definiendo tus resultados y tu destino.

 

Datos de contacto:

Celular: 1137833552

LinkedIn: Fernando Ibañez

YouTube: FerIbañez

Instagram: @feribanezcoach

Web: www.feribanez.com

También te puede interesar

por CEDOC

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios