Viernes 15 de enero, 2021

SOCIEDAD | 07-01-2021 13:19

Juan Enrique Romero: de veterinario presidencial a funcionario público

Pasó de atender a Dylan a ser designado al frente de un programa que había implementado Cristina Kirchner y suspendido durante el macrismo. “Macri vino para destruir, corromper y abandonar lo que habíamos hecho", dice.

“El gobierno de Macri vino para destruir, corromper y abandonar el programa que creé en 2011”. Así, sin pelos en la lengua, el Dr. Juan Enrique Romero se refiere al Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos, una idea propia que comenzó a desarrollar en el gobierno de Cristiana Fernández de Kirchner, y que tuvo un impasse de su gestión durante la presidencia de Mauricio Macri.

Si bien ayer salió la resolución, Romero ya está en está cargo nuevamente desde el mes de mayo. “Nos encontramos con un verdadero desastre”, agrega quien también es el veterinario de Dylan y Procer, los perros de Alberto Fernández.

El médico, que es conocido por encabezar ciclos televisivos sobre protección de perros y gatos, y que tiene una larga trayectoria en materia de salud para animales de compañía –no le gusta llamarlos "mascotas"– asumirá el rol ad honorem. “Es un orgullo para mí poder desarrollar este programa”, dice, aclarando que no le interesa ningún cargo más por el momento.

“Cuando dejé el programa en 2015, tenía 117 personas, se habían castrado 1 millón y medio de animales, habían 4 millones de animales desparasitados y 4 millones vacunados. Además se distribuyo 80 quirófanos, entre compactos y móviles, 567 municipios estaban adheridos, y teníamos 10 equipos de trabajo en el interior”, dice Romero.

Según cuenta, cuando se hizo cargo nuevamente en mayo del programa, el escenario era otro. “Me encontré con 45 personas trabajando, solo tres equipos en el interior. Había un deterioro de los 80 quirófanos compatos y móviles, y una cantidad enorme de medicamentos mal comprados, vencidos y a punto de vencer. Varios de esos medicamentos pudimos recuperarlos de mayo a esta parte”, explica.

Romero dice que el programa está en recuperación. “De los solo 25 municipios que había quedado adheridos, ahora tiene más de 120. Tenemos en funcionamiento en AMBA los equipos operativos”, cuenta.

Para el veterinario su programa persigue un cambio actitudinal en la gente “con respeto a su vinculo con el animal de compañía” y sostiene que “es una solución ética a la sobrepoblación de animales que conlleva a un problema sanitario grave”.

El veterinario sigue atendiendo a los perros de Fernández. Dice que cada uno tiene su personalidad y que el Presidente es muy apegado a ellos. Pero, ¿de dónde viene el gusto de Alberto por la raza Collie? "Es un tema de gustos. Supongo que se juega ahí un tema generacional, a todos los que tenemos más o menos la misma edad, mirábamos Lassie”, dice Romero sobre esta raza a la que describe como muy inteligente y compañera.

 Esta es la tercera vez que el médico de animales trabaja con un presidente. En la década del 80 atendió a un perro de Raúl Alfonsín y en los 90 se ocupó de la salud de los canes Carlos Menem.

 

 

 

Galería de imágenes

Agustín Gallardo

Agustín Gallardo

Redactor.

Comentarios