Monday 4 de March, 2024

SALUD | 16-11-2023 06:53

Por qué dormir mal perjudica al corazón

Según especialistas, la falta de sueño perjudica la salud cardiovascular.

“Dormir bien todas las noches es vital para la salud cardiovascular. Los adultos deberían apuntar a un promedio de 7 a 9 horas, mientras que los bebés y los niños necesitan más horas de sueño según la edad”, explicó Donald M. Lloyd-Jones,expresidente de la American Heart Association y profesor de medicina preventiva, medicina y pediatría en Northwestern University’s Feinberg School of Medicine de Chicago y agregó: “Desafortunadamente, sabemos que hasta 1 de cada 3 personas no duermen la cantidad de horas recomendada cada noche”.

La American Heart Association (AHA), la principal organización de salud del mundo dedicada a combatir las enfermedades cardíacas y el ataque cerebral, afirmó que no dormir puede ser un factor de riesgo importante para las enfermedades cardiovasculares. Según Lloyd-Jones, la cantidad y la calidad del sueño son relevantes, y ambos factores pueden tener un impacto significativo no solo en la salud cardiovascular, sino también en la salud en general.

Por otro lado, la falta de sueño también puede poner a las personas en riesgo de sufrir depresión, deterioro cognitivo y obesidad. Además de aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como ataque cardíaco y derrame cerebral. En la revista profesional Journal de la AHA, se muestra que mantener un patrón de sueño constante puede desempeñar un papel fundamental en la prevención de este tipo de enfermedades.

Las consecuencias de la falta de sueño

Según estas investigaciones, se estableció que, quedarse dormido a diferentes horas o dormir de manera inconsistente cada noche, estaban relacionados con el desarrollo del endurecimiento de las arterias, lo que se conoce como arteriosclerosis. “Sabemos que las personas que duermen lo suficiente también manejan mejor otros factores de salud, como el peso, el azúcar en la sangre y la presión arterial”, detalló Lloyd-Jones.

La misma institución, recientemente, agregó el sueño a la lista de factores que benefician a una salud cardiovascular óptima. “Los llamamos Life’s Essential 8 (Los 8 esenciales de la vida), e incluyen: seguir una dieta saludable, no fumar ni vapear, estar físicamente activo y dormir lo suficiente, además de controlar la presión arterial y mantener niveles saludables de colesterol y lípidos, niveles saludables de azúcar en la sangre y un peso saludable”, declaró la organización.

sueño

Lloyd-Jones señala que hacer incluso pequeños cambios en los hábitos diarios puede marcar una gran diferencia en la calidad del sueño. Seguir una dieta equilibrada, realizar actividad física regular y controlar el estrés para lograr una noche de sueño reparador. También configurar la alarma para el día y la noche, a la misma hora todos los días y comprometerse a seguir un cronograma de sueño constante tanto como sea posible.

Relajarse unos minutos para desestresarse y tomarse un descanso de la tecnología es fundamental. Para los expertos, un dormitorio sin luz ni tecnología proporcionará un mejor sueño; por eso mantener todo dispositivo electrónico alejado al menos una hora antes de irse a la cama. “Si bien puede tomar un tiempo que conciliar el sueño y permanecer dormido sea un hábito, es importante tomarse el tiempo para desarrollar y luego seguir una buena rutina natural para la hora de acostarse”, recomendó Lloyd-Jones y concluyó: “Pronto podrá dormir profundamente toda la noche y despertar renovado cada mañana, sabiendo que está haciendo lo correcto para usted y para su corazón”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios