PERSONAJES | 06-12-2023 06:15

Damián De Santo: “Siempre aposté a la pareja”

El actor disfrutó de su vuelta a los escenarios con una comedia. Matrimonio en casas separadas y reconciliación con los padres.

A 21 años de su último trabajo teatral en “La cena de los tontos”, Damián De Santo volvió a los escenarios con “Me gusta - Todo por un like”, una desprejuiciada y divertida comedia de Alberto Rojas Apel con dirección de Javier Daulte, que se despidió recientemente de la cartelera. La obra hablaba de los nuevos paradigmas amorosos y de cómo las redes sociales cambiaron la forma de relacionarnos.

En ella, el actor que cobró notoriedad interpretando a un abogado gay en “Verdad Consecuencia” y a un chico rico adicto a la cocaína en “Vulnerables”, encarna junto a Paola Krum en el Paseo La Plaza a una pareja con una hija pequeña que ve trastocada su vida un tanto rutinaria por la aparición de una niñera centennial que modificará ese vínculo conyugal.

Aunque sin experiencia en este tipo de relaciones, De Santo también rompió moldes un año atrás al decidir vivir en casas separadas con su pareja de hace 23 años: la bailarina de tango Vanina Bilous, con quien en 2008 se mudó a Villa Giardino, donde criaron a sus dos hijos varones y tienen un complejo de cabañas. Y entre sus idas y vueltas a Córdoba, recibe a NOTICIAS para conversar sobre estos cambios vinculares, su difícil niñez y adolescencia como hijo de padres separados y su carrera.

Noticias: ¿Cuán familiarizado estaba con las triejas antes de hacer la obra?

Damián De Santo: Tenía cero información. Ni siquiera por mis hijos, que son adolescentes. En mi época, a veces, había algún trío, pero era más que nada una picardía. “Me gusta” habla de otra cosa: de amarse de a tres. Yo soy un tipo bastante libre, pero no sé si me la banco tanto. Cuando me enamoro de una mujer, quiero estar con ella. Antes de Vanina tuve otras dos parejas: una de siete años y otra de seis, no estuve mucho tiempo suelto, siempre aposté a la pareja. 

Noticias: Entonces, ¿qué le interesó de “Me gusta”?  

De Santo: Me interesó ver cómo esta generación tiene esta nueva impronta, indagar en esas cabezas. ¿Cómo te manejás en una trieja? ¿Es siempre de a tres? ¿Un día con una y otro con otra? ¿Entre ellas? ¿Y qué pasa si son dos tipos y una mujer? Con otro varón, hay que tener los puntos bien claros, supongo: esto sí, esto no. Experimentar está bien, pero yo ya estoy un poco grande.

Noticias: ¿Sabe si tienen triejas entre el público”?

De Santo: Sí. Lo blanquean cuando nos piden sacarse una foto con nosotros. Hay triejas de dos mujeres y un varón, dos varones y una mujer, triejas de un mismo sexo. La mayoría, jóvenes. De a poco, los de nuestra generación nos vamos adaptando a todo esto, pero ellos también tienen que adaptarse a nosotros. Es un ida y vuelta.

Noticias: ¿Hacer esta obra lo modificó en algo?

De Santo: Me confirmó que uno tiene que tratar de encontrar la tranquilidad en uno, siendo sincero con sí mismo. Por ejemplo, con Vanina, ahora que ya tenemos hijos grandes, decidimos vivir en casas separadas; y fue muy sano, porque a veces uno tiene que estar para uno. Hoy ya no compartimos todo, nos vemos cuando tenemos ganas o cuando los tiempos de ambos lo permiten. A veces, al principio, la sinceridad duele, pero a la larga es mejor. No sirve caretearla, porque con el tiempo las cosas se notan. Quizás no lo decís con palabras, pero sí con acciones.

Noticias: ¿Vivir en casas separadas fue producto de alguna crisis?

De Santo: No. Obviamente, nos pasaron cosas, como a todos, pero supimos sobrellevarlas. Lo de vivir en casas diferentes fue un proceso escalonado. 

Noticias:¿Cómo manejan que usted pase buena parte de la semana en Buenos Aires?

De Santo: Todo lo decidimos de a dos. Cuando yo estoy seguro de algo y lo quiero hacer, ella me súper apoya; yo soy también así con ella.

Noticias: ¿Esas libertades pueden haberlo llevado a hacer “Me gusta”?

De Santo: Yo no lo veo así, pero Vanina me dice que esta obra era para que la hiciera yo (risas).

Noticias: De chico sufrió una relación muy conflictiva entre sus padres, con gritos e incluso forcejeos entre ambos, lo que hizo que no pudiera ver a su papá por 12 años. ¿Cómo es como padre?

De Santo: Si alguna de mis parejas hubiese sido así, no hubiera tenido hijos. ¡Pero ojo! No soy sobreprotector; todo lo contrario, soy bastante severo. Hoy, que está todo cambiado, los chicos piden a gritos que les pongan límites; y la culpa es nuestra, de los mayores, porque los chicos aprenden de lo que ven.

Noticias: Cuando Mirtha Legrand le preguntó por sus padres, usted dijo que “por suerte” ya estaban muertos y teorizó que para poder disfrutar de ellos, había que “matarlos en vida”, lo que generó un fuerte cruce donde usted le terminó diciendo “Tu necedad no te permite escucharme". ¿Hoy abordaría esa situación de otra manera?

De Santo: Seguro, porque tengo mucha más tranquilidad a la hora de decir las cosas. Yo lo dije como una broma, pero que mis viejos nos jodieron la vida y a mí y a mi hermano Fabio, no cabe duda. Matar a los padres es una frase terapéutica, porque los hijos idealizamos a los padres. Jorge Guinzburg hubiera hecho todo un programa con eso.

Noticias: Pero Jorge era diferente a Mirtha y de otra generación.

De Santo: Sí, pero si decís que te aggiornaste, tenés que escucharme. A mí lo que me molestó fue que me preguntara algo muy personal y que no me dejara terminar. Creo que ambos aprendimos de eso.

Noticias: De pibe tuvo úlcera de duodeno y cuando el médico le preguntó qué le gustaría hacer, usted le contestó que quería estudiar actuación y él le aconsejó: “Hacelo, te va a curar”. En efecto, ¿estudiar teatro lo sanó? 

De Santo: Sí. A los 14 años comencé con dolores en la boca del estómago, vómitos, todo lo que comía me caía mal, no podía ni dormir. Evidentemente, era un cuatro psicosomático, pero a poco de empezar a estudiar, mi cabeza cambió; y acá me tenés.

Noticias: Más que un gastroenterólogo, ese médico fue un psicólogo 

De Santo: Totalmente. Con mi hermano decimos que no salimos chorros ni faloperos de casualidad. Pero la actuación, más la contención satelital de mis abuelos maternos, me mostraron un camino.

Noticias: ¿Logró reconciliarse con la historia de sus padres?

De Santo: Sí, cuando empecé a tener parejas, cuando vi que no era tan fácil. Por eso valoro tanto mi relación con Vanina. Si algún día nos separamos, no lo voy a sentir como un fracaso; sino como un éxito de muchos años.

Noticias: ¿Cómo tomaron sus padres que eligiera ser actor?

De Santo: Mi viejo me apoyó mucho. Mi vieja compraba las entradas y no me lo decía. Lo descubrí después de que murió, porque encontré todas esas entradas. Ella también estaba orgullosa, pero como al principio se opuso, no quería que me enterara. Una boludez.

Noticias: Su debut teatral fue con “La tiendita del horror”, donde nadie le vio la cara porque hacía de planta y, según contó, allí comprendió que le interesaba más disfrutar que figurar. ¿En serio no le importa el reconocimiento? 

De Santo: Al principio, no. Dentro de esa planta, yo ya sabía que iba a tener una carrera larga y probablemente buena. Yo disfruté de cada papel que hice, incluso de mis primeros y pequeños trabajos de extra en cine; y estoy muy agradecido a la vida por todo eso.

Noticias: Trabajó vendiendo todo tipo de cosas, fue preceptor, jefe de cuentas corrientes en un banco y ahora tiene sus cabañas. En TV empezó haciendo a un violador en “Zona de riesgo”, en 2018 debutó como conductor en “Morfi” y terminó 2022 cantando en “¿Quién es la máscara?”. ¿Su secreto es la versatilidad?

De Santo: Siempre me lo digo en casa, frente al espejo, pero no se lo cuento a nadie (risas). En serio, ¿sabés qué pasa? De pibe, mis viejos me decían: “¿Querés guita? Andá a laburar"; y yo iba encantado. Yo nací para actuar, pero no tengo drama en hacer otras cosas. Para las cabañas pinté, puse cerecita, chapas, ladrillos. Yo, como buen geminiano, soy todo esto: el ying y el yang en una persona.

Noticias: También está filmando una película. Cuénteme.

De Santo: Es un policial, “El beso de Judas”, escrito y dirigido por Martín Murphy. Actúo con Freddy Villarreal, “Campi”, Alfredo Casero, Fernando Lúpiz y Adriana Salonia. y se va estrenar en cines el año próximo.

Noticias: Es su regreso al cine tras personificar a Luis Sandrini en “Yo soy así, Tita de Buenos Aires”. ¿Esa fue su película más importante?

De Santo: Junto a “El sueño de los héroes”, de Sergio Renán. Sobre todo, porque fue una súper producción; nada que envidiarle a Hollywood. La de Tita Merello me marcó no sólo por la responsabilidad de interpretar a Sandrini, sino por un tema familiar; en casa lo amaban.

Noticias: ¿Algún proyecto? 

De Santo: Tengo ganas de hacer radio. Me conformaría con un programa en Giardino.   

Noticias: ¿Qué tipo de programa?

De Santo: Uno que combine humor con actualidad. Como los de la “Negra” Vernaci, Sebastián Wainraich, Juan Di Natale, Matías Martin.

Noticias: ¿Giardino es su lugar en el mundo? 

De Santo: Hoy sí.

Noticias: ¿Por qué “hoy”?

De Santo: Porque pusimos en venta nuestra casa en el complejo y tenemos ganas de comprar una casa rodante para viajar. Aparte, cocino bien y me encanta manejar. Son momentos de libertad y, mientras manejo, resuelvo muchas cosas.

por Sergio Núñez

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios