Menú
Política / 4 de julio de 2019

Apagón: para Iguacel, Lopetegui no aportó novedades

El ex secretario de Energía se refirió al informe que brindó en el Senado su sucesor. El software que planeaba con Cammesa. Su candidatura a intendente.

Por

El domingo del apagón, cuando Javier Iguacel se levantó, el pueblo donde vive (Capitán Sarmiento) estaba a oscuras y llovía. La falta de energía no le sorprendió, ya que en el interior, suele cortarse la luz cuando las tormentas son fuertes. Pero al leer los portales de noticias, se enteró de la gravedad del problema y levantó el teléfono para consultar a los conocidos que le quedaron de cuando era secretario de Energía. Ante la respuesta, se sentó a esperar: ya no podía hacer nada.

Dos semanas después, NOTICIAS lo consultó sobre el histórico apagón y las explicaciones que dio su sucesor, Gustavo Lopetegui, en el Senado a la Nación. Había un montón de información, la leí en todos los diarios, no cambió mucho lo que leí hace 14 días y hoy”, sostuvo Iguacel.

NOTICIAS: ¿Coincide en que fue una falla de Transener, eso ya se sabía hace dos semanas?
Javier Iguacel: No analicé el tema, pero entre lo que leí ahora y lo que salió antes, no hay diferencias. Lo que dijo es que una falla en la línea de transmisión del sistema, que no fue debidamente bloqueada por el sistema de transporte y eso generó la caída general, eso se sabía el mismo día al mediodía. La precisión de por qué falló el software, por qué el sistema de control no bloqueo, etcétera, no la tengo el detalle, supongo que eso es lo que ya se tiene.

(Te puede interesar: Lopetegui, el nuevo secretario de Energía que desconoce del tema)

NOTICIAS: ¿Lo sorprendió el apagón?
Iguacel: Es algo que no debería pasar, pero puede pasar y uno tiene que pensarlo. De hecho, en diciembre habíamos estado hablando de la incorporación de un software nuevo para el sistema de control de información de Cammesa, no pensando en que esto pudiera pasar, porque no pensamos que una falla técnica pudiera generar semejante descontrol, sino porque es un sistema y un equilibrio muy delicado, porque tenés todo el país conectado en un cableado. En el mundo se habla sobre los hackeos, pasó en China y Estados Unidos, y eventualmente es mucho mejor tener un sistema redundante. En sistemas muy viejos se está empezando a hablar de ese tema y viendo si se puede trabajar en un sistema más moderno. No es algo que no tenía en la cabeza. De hecho se hacen todos los años planes de contingencia y simulaciones de inicio para que todas las centrales simulen un blackout.

NOTICIAS: ¿Ese software no se implementó?
Iguacel: No sé como siguió, tampoco pregunté, supongo que habrán seguido trabajando.

NOTICIAS: ¿Desde el Ministerio había un plan o faltaba desarrollarlo?
Iguacel: El plan existe, si no hubiera habido, hubiéramos estado tres o cuatro días sin luz.

(Te puede interesar: Qué se sabe hasta ahora del por qué del histórico apagón)

Candidato. En seis meses, Iguacel pasó de ser una de las caras del “tarifazo” de Mauricio Macri, a tocar timbre en las casas de Capitán Sarmiento, el municipio de 20.000 habitantes del interior de la provincia de Buenos Aires donde vive desde 2004 y en el que intentará convertirse en intendente. “La adrenalina bajó notablemente”, cuenta.

Alejado de los pedidos de explicaciones, las reuniones de Gabinete y las peleas con Nicolás Dujovne, Iguacel presentó en su pueblo un proyecto populista que lo distancia de su fama de inflador de tarifas. La promesa de campaña consiste en financiar unos 300 terrenos en cuotas de entre $1.500 y $2.000, en un periodo de cinco a siete años, para solucionar el problema habitacional de cientos de familias.

“La ciudad está rodeada de campos. Una hectárea sale 15.000 dólares, es decir 600.000 pesos, donde entran 25 terrenos. Es decir que la tierra pura sale 25.000 pesos. Lo que hay que hacer es invertir en llevar la cloaca, que está cerca, y la luz, que tenemos capacidad de expansión”, explica el candidato a intendente de Juntos por el Cambio.

Con esa idea intentará arrebatarle el poder al peronista Oscar Ostoich, quien gobierna desde 1999 y la semana pasada recibió la visita de Axel Kicillof y Verónica Magario. Pero Ostoich no competirá esta vez. La candidata del Frente de Todos es su esposa, Irma Negri de Ostoich.

(Te puede interesar: “Excel” Kicillof: por qué es el cuco de los intendentes)


En el pueblo, a Iguacel no le fue gratuito el aumento de las tarifas de gas y electricidad que promovió y defendió durante el 2018. Ni la decisión de cobrar un retroactivo para que los usuarios financien a las empresas por la devaluación. Pero asegura que hoy en día los únicos que recuerdan sus polémicas medidas son sus opositores.

“Lo usan como estrategia de desprestigio, pero la gente lo entiende perfecto. No lo ve como algo negativo. Fue algo que había que hacer. La factura de Sarmiento es de 1.200 pesos en promedio de luz y con trabajo la gente lo puede pagar”, asegura Iguacel. Y aclara que su renuncia a la Secretaría de Energía, en diciembre pasado, no se debió al tarifazo: “Cuando vi que ya las estrategias que quería aplicar, los proyectos que quería llevar adelante y la forma de hacerlo no se podía hacer, di un paso al costado”.

(Te puede interesar: El fugaz paso de Javier Iguacel por el Gobierno: peleas, subas de tarifas y denuncias)

Hoy, desde el llano, aspira a sumar un puntito amarillo al mapa de 135 municipios que intentará seguir gobernando María Eugenia Vidal. Pero parece no haber superado las internas que lo devolvieron al campo bonaerense: “Ahora empieza a pasar lo que hace doce meses yo decía: que íbamos a exportar energía, que iban a salir barcos de petróleo de Vaca Muerta al mundo. Todos dudaban, ni hablar el ministro de Economía. El presidente era el único que me creía”. Con Duvojne sigue todo mal.