Menú
Personajes / 10 de septiembre de 2019

Rocío Guirao Díaz: “Meditar me hace arrancar el día en eje”

Es panelista en “Pampita online” y habla de su familia, la crianza de sus hijos y sus sueños. Abusos, aborto y decodificación.

Foto: Juan Ferrari.

En pareja desde hace once años con el empresario Nicolás Paladini y mamá de Aitana (10), Indio (8) y Roma (3), Rocío Guirao Díaz es una de las mujeres más hermosas del showbiz local. Provocadora, en las redes sociales publica fotos en lencería y les pone el pecho a los haters. Modelo, bailarina y actriz, hoy reparte sus días entre la crianza de sus hijos, las campañas publicitarias y su labor en “Pampita online”, por Net TV.

“Mis días arrancan temprano. El despertador suena a las seis y me tomo quince o veinte minutos para meditar, preparo el desayuno para los chicos, los despierto, los cambio, los llevo al ‘cole’ y entreno una horita. Después me voy al canal o a la producción que me toque”, enumera Rocío.

Noticias: Empezó a trabajar a los 14, toda una Lolita entonces. ¿Qué recuerdos tiene de ese momento?
Rocío Guirao Díaz: Tengo muy buenos recuerdos. Hacía publicidades para toda Latinoamérica y participaba de programas como “Cebollitas” y “Los Roldán”. Viajaba mucho a Perú y Colombia para hacer campañas de ropa infantil y entraba de a poco en el mundo de la moda, llena de sueños y expectativas. Mi mamá o mi papá me acompañaban en los viajes y no me perdían pisada hasta los 18 que, con la mayoría de edad, me animé a viajar sola. Pasé de ser una niña que terminaba el colegio a conocer el mundo solita. Fue una hermosa experiencia. Soy hija única, muy mimada por mis padres, muy observada, escuchada. Los abrazos y los besos eran parte de mi cotidianidad. Tuve una hermosa infancia, iba a un colegio de monjas y mis actividades extra escolares tenían que ver con el baile, la danza y los castings que surgían. Pero un día, mi papá se enfermó y nuestra rutina se modificó bastante: mi mamá empezó a trabajar muchas horas para poder mantenernos y mi papá comenzó sus tratamientos, que más tarde terminaron en un trasplante renal (su papá falleció en 2010).

Noticias: Alguna vez contó que estudió Hotelería y Psicología. ¿Se imagina haciendo otro camino diferente del de los medios?
Guirao Díaz: Soy técnica en Hotelería: fue mi primera carrera después de terminar el “cole” y la disfruté muchísimo. Si bien me costaba organizarme con mis primeros pasos en la moda, lo combinaba bastante bien. Cuando me recibí, me dieron ganas de estudiar Psicología, pero mi trabajo requería más tiempo y se me complicó complementar las dos cosas. Después de un año de Psicología en la Universidad de Belgrano, decidí dedicarme de lleno a mi trabajo. Siempre quise tener mi hotel boutique en algún lugar espectacular. Quizás más adelante porque es un deseo que no descarto.

(Te puede interesar: De modelo a cronista política: las primicias de Luciana Salazar)

Noticias: ¿Cómo es Rocío mamá?
Guirao Díaz: Busqué a cada uno de mis hijos. Ser mamá no me impidió poder seguir con mi trabajo. En 2009, cuando nació mi primera hija Aitana, me convocaron para participar del “Bailando por un sueño”, así que al mes de parir ya estaba ensayando e iba con mi beba a todos lados. Lo mismo me ocurrió en 2011, al poco tiempo del nacimiento de Indio. Siempre fui organizada y puedo complementar la maternidad con el trabajo, sin problemas. Lo mismo me pasó con Roma, que fue la más planificada porque nos dimos el tiempo. También llegó en un momento de mucho trabajo y me pude organizar para seguir con todo. En el único momento que dejé un poco el trabajo de lado fue cuando vivimos en Rosario y, por una cuestión de distancia, tenía que ser más selectiva con mis elecciones. A “Pampita online” voy tres veces por semana, justamente porque no es mi único trabajo: tengo campañas y desfiles que a veces me llevan más de doce horas. Por eso dejé dos días libres, para poder cumplir con las marcas que represento.

Noticias: ¿Cómo le resulta la experiencia como panelista? Por primera vez está del otro lado.
Guirao Díaz: Me encanta. “Pampita online” es un hermoso proyecto. Recibí el llamado de Carolina (Ardohaín) en febrero y me dijo que quería que participe en su panel. Siempre tuvimos muy buena onda, somos buenas compañeras y me encantó que me llamara ella porque me hablaba con un entusiasmo y unas ganas que me contagió. Había pensado que fuera un año tranquilo, sin hacer televisión pero acepté y lo disfruto, aprendo un montón. El rol de panelista es nuevo para mí, me encantan los desafíos. Es un grupo amoroso y nos llevamos súper bien; hay un lindo clima. Aunque somos todas distintas y pensamos diferente, hay respeto, diálogo y podemos debatir. La mayoría somos mamás y nos identificamos en un montón de situaciones.

(Te puede interesar: Pampita, reina del marketing: cómo ganar dinero con el amor)

Noticias: En el programa se debate todo tipo de temas, entre ellos feminismo y aborto. ¿Cuál es su posición al respecto?
Guirao Díaz: Es inevitable hablar del tema porque está muy candente. En lo personal, estoy en contra del aborto pero necesitamos una ley. No es una práctica que haría, por algo traje tres hijos al mundo cuando, por ahí, en el primer embarazo era muy chica. No abortaría, pero sé que hay muchas mujeres que no tienen las herramientas que tengo, ni la posición económica ni la contención familiar ni de mi pareja. Entiendo que es una ley que necesitamos porque hay muchas mujeres que se están muriendo. Así que por más que no lo practicaría ni se lo aconsejaría a nadie, me parece que hace falta la ley en nuestro país. Siempre digo que podés arrepentirte de no tener a tu hijo pero de tenerlo no te vas a arrepentir nunca. Si bien doy ese consejo, entiendo que hay muchas mujeres en nuestro país que no tienen esas posibilidades ni una buena consejera al lado, que quizás están muy solas, que por ahí tuvieron un accidente con el preservativo, o mucho peor en el caso de una violación. Es una ley que, como país, necesitamos. Esa es mi postura.

Noticias: Una vez contó que había vivido situaciones de abuso. ¿Qué le sucedió?
Guirao Díaz: Es algo en lo que no quiero ahondar.

(Te puede interesar: #MiráCómoNosPonemos: explosión de denuncias de abuso tras el caso Darthés)

Noticias: Hace unos meses contó que uno de sus hijos sufrió bullying en la escuela. ¿Cómo manejó el tema?
Guirao Díaz: No fue bullying. Fueron algunas cargadas que no se repitieron, pero me enteré porque hablo mucho con mis hijos. Son chiquitos pero identifican la incomodidad. Les recalco muchísimo que no se dejen denigrar ni que nadie les falte el respeto. Y si bien son “peques”, les hablo como si fueran adultos.

Noticias: ¿Cómo se lleva con las redes? Especialmente con los haters.
Guirao Díaz: Me gustan muchos las redes sociales, me copa contestar comentarios porque me consultan permanentemente en dónde compro lo que tengo puesto, o dónde me hago mis tratamientos. También recibo consultas como mamá. Es un área donde me siento cómoda y me divierte el feedback con mis seguidores. Hay gente buena onda y un par mala onda, que cuando insultan o escriben pavadas, me divierto respondiéndoles.

Noticias: Hace un tiempo a su marido lo acusaron de presentar facturas truchas y salió a bancarlo fuerte. ¿Cómo vive una situación de esas características siendo una persona pública?
Guirao Díaz: Es inevitable, siendo público, que cualquier situación se mediatice. Si bien en el momento es incómodo para toda la familia, son gajes del oficio que aprendimos a atravesar después de veinte años que estoy en el medio. Aprovecho para contar que Nicolás nada tiene que ver con el frigorífico. Nico tiene una empresa de tecnología que se llama Eye Capital.

Noticias: Hace once años que están juntos. ¿Tienen algún secreto para sortear las crisis?
Guirao Díaz: Hace once años que nos casamos para no separarnos más. Somos una pareja sólida y con buen diálogo. Cuando alguna situación nos incomoda, lo conversamos en el momento, no acumulamos broncas, y aprendimos a aceptarnos tal cual somos sin querer modificarnos. También es clave que cada uno tenga sus momentos para compartir con amigos, jugar algún deporte o simplemente estar solos.

Noticias: Se los tiene como un matrimonio hot. ¿Es fantasía popular o hay algo de verdad?
Guirao Díaz: ¡Cero! Somos un matrimonio re normal, con exposición y nos gusta mostrarnos en traje de baño porque no tenemos mambos con el cuerpo. Pero lo de hot está más en el inconsciente colectivo que en nuestra realidad.

Noticias: ¿Cómo surgió su búsqueda espiritual? Contó que meditar le cambió la vida.
Guirao Díaz: Esa búsqueda empezó cuando volvimos a vivir a Buenos Aires, hace tres años. Estuvimos cinco años en Rosario por el trabajo de mi marido. Varias colegas me recomendaron visitar a Claudia Luchetti, una decodificadora. Sentía que estaba a mil, fuera de eje y necesitaba parar. No sabía de qué se trataba la biodecodificación (consiste en hacer aflorar las emociones ocultas que se asocian al síntoma de una enfermedad). Desde que la conocí hasta el día de hoy soy su paciente y me decodifico una vez por mes. Ella es la persona que me enseñó a meditar. Es una práctica muy sencilla, la realizo todas las mañanas durante 20 minutos, cuando me levanto y mi casa está tranquila porque todavía todos duermen. Lo tomé como un hábito. Me levanto y medito en la cama o donde esté tranquila, sentada y en paz. Meditar me hace arrancar el día en equilibrio, me conecta con mi respiración, con los objetivos del día, para atravesarlos de la mejor manera e intentar que nada me saque de eje.

(Te puede interesar: Silvina Luna: “Antes buscaba relaciones pasionales”)

Noticias: Cuida su cuerpo también, ¿de qué manera?
Guirao Díaz: Me gusta mucho entrenar. Lo hago de lunes a viernes una horita por día y lo complemento con una o dos clases de baile por semana, para meter un poco de aeróbico. Con respecto a la alimentación, en la semana como súper sano: ensaladas, carnes, pescado y pollo. Y los fines de semana me relajo y como lo que surja: pastas, postres, helado.

Noticias: ¿Hay proyectos de trabajo y familiares?
Guirao Díaz: Nuestro proyecto más reciente es mudarnos: estamos terminando de construir nuestra casa. Hace dos años que esperamos que llegue este momento y en un mes más o menos, la casita va a estar lista. Estamos todos súper ansiosos.

Liliana Podestá
@lilipodesta
Fotos: Juan Ferrari.