Martes 2 de junio, 2020

ECONOMíA | 26-04-2020 17:34

Vidas versus economía, un falso dilema

El ingeniero Ezequiel Huergo plantea que la cuarentena puede provocar más muertes por la crisis económica que las que evita por la pandemia.

Sin la cuarentena vigente desde hace un mes, muchos más argentinos hubiesen muerto por el coronavirus. Pero el confinamiento social también ha paralizado la actividad económica. Estamos entonces ante un falso dilema de salud o economía. Falso porque la pandemia mata, pero la profundización de la crisis económica que ya sufría la Argentina, también.

El ingeniero industrial Ezequiel Huergo compiló datos y elaboró un riguroso análisis de información estadística para anticipar un escenario posible del impacto que el coronavirus podría tener en la tasa de mortalidad dadas sus consecuencias económicas. Tataranieto del primer ingeniero argentino, Luis Huergo, Ezequiel es cofundador y director del programa ejecutivo H2 Engineering the Future, graduado con honores en la UCA y con un MBA en la Wharton Business School. Su estudio se llama “Vidas versus Economía, un falso dilema”.

Jorge Fontevecchia: Me gustaría que nos hiciera una síntesis de su trabajo.

Ezequiel Huergo: El primer dilema fue cómo llamar a la presentación porque, más que “Vida versus economía”, el título que más pega es “Vida versus vida”. Está instalado, erróneamente, este dilema de elegir entre la vida y la economía. Pero, estamos inundados de datos históricos y estudios que prueban que, a mayor pobreza, mayor mortalidad. La pobreza termina con desempleo, depresión, miseria, peores condiciones sanitarias, menor recurso. No es casualidad que la expectativa de vida en Suiza, Luxemburgo o Japón es de 83 o 84 años y en Sierra Leona o Botswana es menor a 50. Hoy tenemos datos escalofriantes de la cantidad de muertos actuales y proyectados de coronavirus. Y, al menos yo, no había leído en ningún lado datos concretos sobre qué implica para un país, en términos de muertes o de aumento de índices de mortalidad, caer en escenarios de pobreza. A partir de ahí empecé a construir este documento.

Crisis

Fontevecchia: De acuerdo con sus cálculos, cada día que se extienda la cuarentena implicaría la muerte de 343 personas. Se basa en estadísticas respecto de la cantidad de personas que normalmente mueren por día por las distintas enfermedades y en cómo el desempleo y la crisis económica aceleran las muertes. Hizo comparaciones con 2001 cuando, por ejemplo, la mortalidad infantil tuvo un pico que implicó que murieran 2.739 chicos más que el promedio de otros años. La cifra de homicidios, porque se agregaron 2.475. Sumó una estadística de la Universidad de Virginia respecto de la relación que hay entre el aumento del desempleo y aumento de mortalidad en los países desarrollados, aclarando que en los países subdesarrollados, el efecto es mucho mayor. Hace cálculos mundiales y concluye que, en lo que va de 2020, ha muerto un total de 16 millones de personas, 125.951 de ellas por Covid-19. Y plantea que podría morir más gente por las cuarentenas que por el propio virus. Me gustaría que aclarara esos datos.

Huergo: No soy sanitarista, con lo cual desconozco cuánta gente podría llegar a morir de coronavirus. Los datos actuales muestran que han muerto 125.000 personas en el mundo y 102 en la Argentina. Pero esto está en una tendencia creciente. Si bien mostró un cierto amesetamiento la semana pasada, no se sabe adónde puede llegar. Lo que a mí me parece útil, de cara a perder la menor cantidad de vidas posibles en esta especie de competencia de vidas versus vidas, es tener noción de cuántas muertes se perderían con la cuarentena. Porque te permite elegir el mal menor.

Fontevecchia: Si no hubiera cuarentena, ¿cuál podría ser la cantidad de muertos que la Argentina podría llegar a tener? Perfil tiene un acuerdo informativo y de estudio conjunto con el Instituto de Investigaciones Epistémicas y las proyecciones que da su director, el epidemiólogo Roberto Chuit, es que si en la Argentina no se hubiera hecho ninguna cuarentena, como el modelo Bolsonaro o Trump, morirían 40.000 personas. O sea que estaríamos en cifras comparables con una cosa o con la otra. Obviamente que estas son estadísticas proyectivas y hay que aclarar que son totalmente frágiles en el sentido que dan una sensación de tendencia, pero no son exactas. Podríamos sintetizar que lo que dice es que las muertes que calcularíamos por cuarentena serían equivalentes a las que produciría la cuarentena. ¿Esa sería su tesis?

Huergo: Por supuesto que la cuarentena ha sido necesaria. Distintos tipos de cuarentena, con mayor o menor gradualidad a futuro también lo serán. A la hora de ver cuán gradual uno sale de la cuarentena, es muy importante tener el dato de cuánto le cuesta en vidas. Es simplemente un factor para elegir por el mal menor. Pero con cierta información cuantitativa porque si no, caemos en la trampa de la discusión economía versus vida. Cuando uno empieza a poner la discusión en vida versus vida, la cosa cambia un poco. Por eso lo pongo por día. Yo puedo estar en la duda si aflojo un poco este punto o no. Los sanitaristas me dicen que esto puede impactar en X miles de vidas. Hay que saber que, cada día que se prolonga la cuarentena así como está, implica más de 300 vidas a futuro. Lo que hay que tener en cuenta también es que no es que yo corto la cuarentena hoy y el rebote es instantáneo. Primero, de la cuarentena se sale parcialmente. Y, segundo, a pesar de que uno salga del todo, la actividad va a tardar muchísimo en recuperarse. No solo por la inercia económica propia sino por el miedo de la gente.

Fontevecchia: Con su informe hablé con epidemiólogos y ellos decían que no es correcto comparar 2001/2002 de la Argentina con el 2020 de la Argentina. La Argentina venía en 2001 de la crisis de cuatro años de caída continuada del Producto Bruto a partir de 1997/98, de una desinversión en los hospitales y en la salud pública. En este momento se está dando la mayor inversión en salud pública, dicen los sanitaristas, comparable con la época de Carrillo, el famoso ministro de Salud de Perón de los años ‘40 y ‘50. El segundo elemento que dicen que es incomparable es que en 2001/2002 no había una asistencia por parte del Estado a la gente más humilde y, por lo tanto, la caída de la economía produjo inmediatamente una falta de ingresos absolutos. Hoy, casualmente por la experiencia de 2001/2002, hay una red de protección de la gente de menores recursos. Por lo tanto, eso hace que las consecuencias que produciría la misma caída del Producto Bruto en 2002 y en 2020 tuviese paliativos que produzcan resultados muy diferentes en la pérdida de vidas por la propia crisis económica. ¿Le parece un argumento plausible?

Huergo: A mí me parece que el argumento es válido, pero hay otros que hacen prever que la crisis puede ser peor. Esta es una crisis que tiene mucho más dificultad, no desde el punto de vista sanitario sino desde el punto de vista económico. Hay mucha más dificultad porque algunas cosas se han detenido por completo. Se ha cortado la cadena de pagos y temas económicos complejos casi por completo. Y hay una inercia más importante para salir agravada porque no tenés, como en 2002, 2003 o 2004, commodities que te permitan ingresos de capitales. Tenés una inercia por el miedo de la gente. Y, de alguna manera, también habría que evaluar qué va a implicar para el futuro de la economía la emisión monetaria actual. Está lejos de saberse si puede provocar o no una hiperinflación. Más allá de que la caída pueda ser de 10% o 12% o la estimación que le pongamos, lo que es indudable es que hay un número de vidas que se pierden por el deterioro de la economía.

Crisis

Fontevecchia: Me gustaría que contara las simulaciones que hizo de distintos tipos de salidas de la cuarentena.

Huergo: Yo partí del análisis de cuatro o cinco consultoras en la Argentina que estimaron caídas de Producto Bruto Interno por semana de cuarentena. Todas coinciden, aproximadamente, en entre 0,46% y 0,5%. Una vez que ya detuviste parte de la economía, que es lo que está ocurriendo al día de hoy, hay un período donde, primero, no vas a salir totalmente de la cuarentena porque quizás decidís proteger a la población de riesgo, a los mayores, etcétera. Paulatinamente, mientras el sistema sanitario con los testeos te vaya dando casos razonablemente bien, irás liberando. Eso va a tardar una serie de meses en los que la economía, paulatinamente, va a ir rebotando. Después también va a pasar un tiempo, que quién sabe cuánto será pero yo me imagino meses, en que a la gente le va a dar miedo acudir a cines, restaurantes, teatros o ciertos espectáculos deportivos. Entonces hay que proyectar esa cola que también es muy difícil. 

Fontevecchia: Usted planifica que serían seis meses, en total, hasta la recuperación de la normalidad con distintos grados. 

Huergo: Sí. Seis meses, pero donde en los últimos cuatro meses ya estás al 90% de capacidad. Con lo cual, cuando uno mete todo en el análisis, yo estimo que toda la cola sumada equivale solo a cinco semanas de cuarentena full. 

Fontevecchia: Estima que la cuarentena actual representa 70% de no producción. Una cuarentena parcial significaría una pérdida del 40% del Producto Bruto. Una cuarentena aún más reducida, que estima en otro mes, tendría 80% de la producción funcionando. Y el levantamiento de la cuarentena en los últimos cuatro meses, hasta que la gente se acostumbre a volver a la realidad, 90% de la producción. ¿Lo estoy diciendo bien?

Huergo: Sí. No necesariamente es Producto Bruto sino actividad de todo tipo.

Fontevecchia: ¿La suma de una cuarentena total, una parcial, una más reducida y la cola de la salida sería equivalente a qué total del Producto Bruto?

Huergo: La cola, desde que uno corta la cuarentena total, yo la estoy asumiendo en 2,5 puntos del Producto. Y a eso hay que agregarle medio punto por semana que dure la cuarentena tal cual la vemos hoy. Poniendo como ejemplo: si uno saliese el 26 de abril, que es la próxima fecha, habrán pasado seis semanas de cuarentena total. Seis semanas por medio punto te da 3 puntos y habría que agregarle otros 2,5 puntos por la cola. Serían 5,5 puntos. Y a eso habría que agregarle lo que ya estaba previsto que iba a caer el producto, que es 1,8 aproximadamente. Mi percepción es que de la cuarentena, como la vemos hoy, no se sale el 26 de abril. Estimé que se va a salir unos 45 días después.

Crisis

Fontevecchia: ¿El 14 de junio?

Huergo: Exactamente. Entonces tenés 13 semanas por medio punto. Tenés 6,5 puntos más la cola. Estás en casi 9 puntos más el 1,8 que ya estaba desde enero. Ahí es donde llegás al 10 y pico.

Fontevecchia:Y una caída del 10% del Producto equivaldría, de acuerdo con sus proyecciones, a distintos niveles de cantidad de desempleo.

Huergo: A mí una caída de 10 puntos me da un desempleo de aproximadamente 19 puntos.

Fontevecchia: O sea, una duplicación del desempleo.

Huergo: Sí.

Fontevecchia: Y eso es lo que lo lleva al análisis del costo que tendría ese desempleo sobre la salud pública y la mortalidad. 

Huergo: Exactamente. Algunos estudios hablan de caída del Producto Bruto para comparar con mortalidad y también está correlacionado. Pero mis datos están armados más sobre el desempleo porque son los estudios más fuertes que uno encuentra alrededor del mundo.

Fontevecchia: Hay que ponerse en los zapatos del Presidente. Él se debe preguntar si serán 40.000 o 100.00 los muertos por el coronavirus.

Huergo: Absolutamente. Es súper complejo. 

Fontevecchia: Si la cuarentena cero costaba 40.000 víctimas de coronavirus y alrededor de 50.000 víctimas por la cuarentena total, está comparando iguales. Si hace una cuarentena por la mitad, generará menos caída del Producto Bruto y menos muertes por desempleo. Parece un dilema verdadero porque ambos plantean la misma cantidad de vidas. 

Huergo: Sí. Solamente hay un dato absolutamente concreto: por ahora, el coronavirus se llevó la vida en la Argentina de 102 personas. Y hay otro dato que no es concreto pero hay muchísima historia y es que el deterioro económico genera muchas muertes en los años posteriores. El único dato que no tenemos y sobre el que solamente queda especular es cuántos podrían ser si no se hiciese nada.

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

Vida vs Vida

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Jorge Fontevecchia

Jorge Fontevecchia

Cofundador de Editorial Perfil - CEO de Perfil Network.

Comentarios

Video

Efemérides, por Radio Perfil

Las principales fechas de la mano de la producción de Radio Perfil.

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario