Martes 21 de septiembre, 2021

PERSONAJES | 23-11-2020 00:16

Ale Sergi: “Aprendí a domar la ansiedad”

Cantante, compositor y productor musical, uno de los líderes de Miranda habla acerca de su formación, su proceso creativo y la pasión.

Espontáneo, franco y verborrágico, Ale Sergi derrocha simpatía y bonhomía en dosis parejas. El mes pasado, este cantante, compositor y productor musical, criado en Haedo, cumplió 49 años; pero su semblante, vitalidad y entusiasmo parecen los de un veinteañero.

Durante la prolongada cuarentena, con “Miranda”, su popular, exitosa y premiada banda pop, que lidera junto a Juliana Gattas, lanzó un particular video del nuevo tema “Casi feliz”. El mismo oficia de cortina musical de la serie argentina homónima que Netflix presentó en mayo, protagonizada por Sebastián Wainraich y Natalie Pérez. A este single le sumaron otro estreno en septiembre: “Luna de papel”. Sendas canciones forman parte del álbum que se conocerá en 2021, cuando el grupo celebre veinte años. También fueron la primera agrupación argentina en brindar un show en un estadio, en octubre, en el Movistar Arena, sin público y por streaming, que resultó un verdadero suceso.

Noticias: Cumplió 49 años, pero parece tener veinte menos. ¿Cuál es el secreto?

Ale Sergi: ¡Guau! (exclama) ¡No sé! Supongo que tendrá que ver con que hago lo que me gusta, vivo de mi pasión y me cuido. Llevo una vida feliz y cumplo mi sueño diariamente. Esa cuota de alegría debe influir un poco en el aspecto.

Noticias: ¿Qué diferencias encuentra entre su juventud y su presente como artista consagrado? 

Sergi: Aprendí a domar la ansiedad. No del todo, pero en comparación con lo que era hace treinta años estoy bastante más relajado. No perdí la voluntad de apuntar a la excelencia pero si esa autoexigencia que, por momentos, me impedía disfrutar de la alegría en los procesos creativos. 

Noticias: ¿La fama tiene un precio?

Sergi: Sí, US$ 120 (ríe). A mí nadie me cobró, la verdad no lo sé.

Noticias: Me refiero a cómo lidia con la popularidad en estos tiempos de redes sociales tan invasivas 

Sergi: Tuve la fortuna de hacerme popular porque hago música. Soy feliz de ir a lugares diversos y que le gente me reconozca y tenga voluntad de acercarse a saludarme de buena onda. Me siento querido en mi propio país.

Noticias: Cuando no compone, produce o imagina música, ¿en qué invierte su tiempo libre?

Sergi: Soy muy fanático del equipamiento y vengo a mi estudio casi a diario. Encontré una casetera que creía perdida hace veinte años, y escuché casetes. Leo biografías de músicos y bandas, eso me encanta.

Noticias: ¿Y películas sobre músicos?

Sergi: Sí, las miro, aunque más los conciertos en vivo. También me divierte cocinar. Lejos de ser un erudito, tengo cierta habilidad. Busco recetas en internet y las hago. Más ahora en cuarentena, que tuve tiempo, me especialicé un poco más en alguna que otra cosa.

Noticias: ¡Esta declaración puede hacer que lo llamen para la segunda temporada de “MasterChef Celebrity”!

Sergi: ¡Me encanta “MasterChef”! Lo miro desde que ganó Elba (Rodríguez, la ganadora amateur de la primera versión argentina, en 2014), era su fan. Cuando anunciaron la versión “Celebrity”, pensé que no sería lo mismo, pero está bueno el programa. 

Ale Sergi

Noticias: ¿La cuarentena fue creativamente fructífera?

Sergi: Una de las cosas que aprendí es mezclar vinilos. Los colecciono desde hace un montón. Siempre tuve dos bandejas, una en el estudio y otra en casa, pero no tenía tiempo de armarlas, y ponerme a practicar. Es un arte y no me sale nada mal. 

Noticias: ¿Se le alteró el sueño?

Sergi: Me gusta dormir. A las 11 para mí es temprano. Entreno a mediodía para tener esa actividad y no pasar de largo. 

Noticias: Cuando fue jurado en “La voz”, hacía devoluciones muy didácticas. Un estilo que continúa en los tutoriales que sube a las redes. ¿Es como pasar la antorcha a los que vienen? 

Sergi: No me siento un maestro de nada, ni se me ocurrió dar clases. Creo que no podría hacerlo bien. O tal vez sí, no lo probé. Lo que pasa es que siempre me dan muchas ganas de explicarle todo a todo el mundo. Empezando porque me compré una máquina sintetizadora sueca y no había ninguno en español; entonces dije, “bueno, voy a hacerlo yo”. Hago lo que me da ganas y lo que pienso que puede llegar a interesar. A través de los comentarios, encontré que un montón de gente los agradece.

Noticias: ¿Tiene formación académica o su conocimiento musical es empírico?

Sergi: Lo único que estudié y sigo haciéndolo, es canto. Me parece que hay una nueva manera de entender el hacer música que tiene que ver con estos tiempos: no necesariamente ir al conservatorio, estudiar solfeo y después empezar a tocar de a poco. Me parece buenísimo que alguien quiera tomar ese camino y, en un punto, me hubiera venido bien también hacerlo, pero tomé el atajo y las computadoras.

Noticias: Transmite y demuestra que, de alguna manera, no hay que tener todo lo tecnológico a mano para cantar.

Sergi: Exacto, ese es un poco el mensaje. Obvio que se necesita un equipamiento mínimo, pero no como antes que si no ibas a un estudio gigante se veía inalcanzable. La realidad es que, con una computadora y una interfaz de sonido mínima, ya me puedo hacer un disco.

Noticias: ¿Así se gestó el videoclip de “Casi Feliz”?

Sergi: Si, lo hicimos al comienzo del confinamiento y no teníamos manera de encontrarnos, ni siquiera con Nico Sedano, el director. Nos dio directivas sobre más o menos lo que quería ver. Juliana (Gattas) se filmó en su casa con su teléfono y yo hice lo mismo. Se lo mandamos e hizo la edición. Lo chequeamos entre todos, pero a la distancia y tiene ese espíritu artesanal.

Noticias: ¿Le gusta actuar?

Sergi: No, soy malísimo. Probé, pero tengo un problema con los textos hablados. No los recuerdo. Cuando hay diálogo y parlamentos me cuesta horrores. Tengo machetes en las filmaciones porque juro que me olvido. 

Noticias: ¿Cómo fue la experiencia del recital en streaming y sin público?

Sergi: Infinitamente mejor de lo que imaginaba. Funcionó. Todos le pusimos re buena onda. Estábamos con ganas de volver a trabajar y hacer cosas. No sólo los que subimos al escenario sino también los que trabajaron en el recital. Desde quien tomó la fiebre al entrar al lugar, la persona del catering, del sonido, las luces… Uno percibía esa cuota de amor extra que le estaban poniendo.

Noticias: ¿Cuál es el significado personal sobre eso tan indescifrable que es el amor?

Sergi: Es difícil identificarlo con palabras muy claras. Lo vivo muy apasionadamente y para mí amor y pasión son casi lo mismo. Siento que me enamoro de esa forma y la reclamo para mí también. Quiero que se sienta en el cuerpo. Como siento la música cuando la compongo, interpreto, o nos juntamos a grabar. Es pasión, pero es amor. Prácticamente el combustible vital. Creo que el amor es una fuerza movilizadora inmensa. El canalizador perfecto para todas las pasiones y la herramienta más hermosa y mágica.

Noticias: ¿Está enamorado?

Sergi: ¡Sí! Mucho. Hace cinco años que estoy en pareja con Cintia (Bustamante, una conocida DJ que tiene 31 años). Convivimos y estamos súper enamorados.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios