Jueves 15 de abril, 2021

PERSONAJES | 27-02-2021 16:11

Sandra Mihanovich: “La vida me fabrica sueños que no soñé”

Es parte de la obra “Brujas”. Temas nuevos, programa de radio y familia ensamblada. Felicidad y agradecimiento.

Nunca imaginó ser una “Bruja” ni cantar en el Colón y, mucho menos, casarse con una mujer. Sin embargo, todo eso le sucedió. “La vida me sorprende tanto que me fabrica los sueños que no soñé” dice Sandra Mihanovich.

La última gran sorpresa fue en diciembre pasado cuando el productor Carlos Rottemberg la convocó para formar parte de la nueva versión de “Brujas” junto a Thelma Biral, Nora Cárpena, Moria Casán y María Leal, con dirección de Luis Agustoni, en el teatro Multitabaris Comafi.

Fue su debut como actriz en teatro de texto. “Cuando me llamó Rottemberg estaba completamente anonadada. Imposible fantasear con ser una Bruja, yo me siento una cantante que, además, actúa —le comentó a NOTICIAS— No pensaba que fuese una opción para un personaje de semejante envergadura en una obra icónica y exitosísima. Me quedé con la boca abierta. Me llamó un 18 de diciembre para estrenar el 8 de enero. Le dije que me dejara entenderlo y digerirlo. Lo hablé con Marita (su esposa) y con María Sánchez, mi manager. La idea era: “Es una extraordinaria oportunidad, tenés que hacerlo”. Era jugado, correr un riesgo fuerte, pero era peor no intentarlo. Todo lo que venía con “Brujas” era interesante, importante, un aprendizaje y era formar parte de un equipo de mujeres icónicas”.

Noticias: ¿Y cómo está viviendo la experiencia de ser una Bruja?

Sandra Mihanovich: Con muchísima felicidad y agradecimiento. Estoy orgullosa de formar parte. Estamos todas felices, nos llevamos muy bien, somos un súper equipo y nos tratamos con cariño. Moria dice que es la mejor adaptación de “Brujas” de la historia. 

Noticias: Su personaje es una jueza. ¿Cómo lo trabajó?

Mihanovich: Busqué las partes mías que correspondían con eso. Soy bastante ordenada, diplomática, conciliadora, me gusta el rol de repartir el juego, de acomodar las ideas. Tuve que aprender a jugar con la ironía porque Ana, mi personaje, es irónica y amargada, pero el encuentro con sus amigas la hace feliz.

Sandra Mihanovich

Además del teatro, Sandra sigue con su programa en Radio Nacional, los sábados a las 21 hs, ahora grabado. Y lanzó un nuevo tema —“Un buen día” de Dani Vila— disponible en todas las plataformas digitales y espera poder hacer un concierto presencial en los próximos meses. Comparte su vida con su mujer María Paz Novaro, juega al golf y al tenis, le gusta dormir mucho y comer bien y, de vez en cuando, se preocupa por su peso. En su sexta década, dice que se ve grande cuando se mira al espejo y que se está amigando con la idea de la muerte.

Noticias: ¿Usted es una mujer feliz?

Mihanovich: Sí, soy una mujer feliz y agradecida. Me despierto cada mañana con un gracias muy grande, hasta me lo escribí en el brazo. 

Noticias: ¿Por qué se lo escribió?

Mihanovich: Porque tuve tantas oportunidades, tantos privilegios, me tocó vivir una vida tan plena. Armé una familia sin saber que iba a poder formarla. Si a los 20 me decías: “te vas a casar con una mujer”, yo te hubiese respondido: “no me animo ni a decirlo en voz alta, qué me voy a casar con una mujer, olvidate”. Me fui a vivir sola a los 20 y tuve la extraordinaria oportunidad de tener una mamá conocida y querida, lo cual implicó que se me abrieran las puertas. Además, vine con la herramienta puesta para poder hacer lo que me gustaba. La música es sanadora y es lo que me permitió ser feliz. Yo pude decir todo lo que quería a través del canto.

Noticias: Además, viene de una familia de músicos por parte paterna.

Mihanovich: Exacto, lo mamé de muy chica. Hasta el día de hoy cuando juntamos, los Mihanovich tocamos el piano, la guitarra y cantamos. Mi prima Karin armó un grupo vocal con su familia. Mi compañero de 47 años de música es mi hermano Vane y su hija, Sol, es cantautora y tiene una escuela de música para niños y adolescentes. 

Noticias: ¿Cómo ha sido su relación con su mamá, Mónica Cahen D'Anvers?

Mihanovich: Mamá siente culpa por haber estado un poco ausente o menos tiempo cuando yo era chica. Pero si lo miro a favor, a mí jamás se me ocurrió que no podía hacer algo por el hecho de ser mujer. Ella todo lo podía, iba y lo hacía, trabajaba y se abrió espacios en un mundo muy machista. Y yo nunca lo sentí como una lucha o una conquista feminista. Lo viví como algo natural, por eso me manejé con muchísima naturalidad también. No me di cuenta de que era difícil porque era mujer

Noticias: ¿Cuánto le costó a usted hacerse un lugar y llegar donde llegó?

Mihanovich: Mi primera gran decisión fue cantar en castellano. Yo venía de un hogar angloparlante, de hecho, primer disco, en el ’77, fue en inglés y en castellano. Con el inglés me resultaba más fácil, tuve que aprender a cantar en español. Después me encontré con extraordinarios autores —mi hermano, Marilina Ross, Alejandro Lerner, Celeste Carballo, Rubén Rada, el Negro Fontova y otros— que me permitieron armar un repertorio y adquirir una identidad como cantante. En el ’82, por la guerra de Malvinas, las radios sólo pasaban música en castellano y ahí estaba yo con mi disco “Puerto Pollenza”, del cual ocho temas fueron hits. Fui la primera mujer en cantar en Obras; hice muchos años de teatro Ópera; trabajé cuatro años con Celeste (Carballo), que fueron muy creativos e importantes musicalmente; canté en el Colón y tantas otras cosas. Tuve momentos de mucho trabajo y otros, no tanto. Estuve seis años sin grabar y tuve que adaptarme a los cambios de formato y a las nuevas formas de vender la música. En definitiva, no diría que el camino fue fácil, pero he podido hacerlo.

Noticias: ¿Se considera feminista?

Mihanovich: Empecé a sentir que no podía no serlo a partir de Ni una menos. No me consideraba feminista. Me cayó la ficha de qué era el feminismo cuando empecé a entender las cosas que pasaban con las mujeres, que quizás a mí no me habían tocado. Es importante y necesario ser feminista. No soy una militante fanática, lo veo más como una tarea horadar la piedra. Por otro lado, las mayores machistas son las mujeres, el varón está empezando a entender que la mujer tiene que ocupar un lugar similar. Hoy la vida es armar equipo en todos los órdenes y eso trasciende el género. 

Noticias: ¿Cómo vivió la legalización del aborto?

Mihanovich: Bien, el argumento es absolutamente válido. Es un derecho personal y corresponde que aprendamos y nos eduquemos. La educación es la respuesta a todas las dificultades y en todos los aspectos. 

Noticias: ¿Cómo es este momento de su vida?

Mihanovich: Sigo aprendiendo y reinventándome. El año pasado estuve guardada en casa y sólo salía los sábados para hacer mi programa en Radio Nacional. Hacer radio es una fiesta para mí, la disfruto enormemente, y en ese contexto mucho más.

Noticias: ¿Cómo es su casa?

Mihanovich: Vivo en Boulogne con Marita, una perra y una gata. Es una casa bastante grande, de ladrillos a la vista y tejas rojas, con jardín y pileta, limonero, rosales, una pequeña huerta y algunas aromáticas. Tengo el piano en el sótano y una bandera con un mástil amurada en el frente. Soy fanática de la bandera argentina, la tengo por todas partes. Es muy linda mi casa, me gusta mucho.

Noticias: ¿Qué diría de Marita y de esta pareja?

Mihanovich: Marita es muy inteligente, muy bella, muy valiente. Tiene cuatro hijos y cuatro nietos, enviudó en 2007 y al año empezamos esta aventura. Se mandó a full. En 2016 nos casamos y ensamblamos nuestras familias y juntamos nuestros amigos. Somos privilegiadas, todo fue muy bien, hay mucha armonía. Es divertida, una gran compañera, va todas las noches al teatro, y es muy espiritual. Aprendo de ella todos los días.

Noticias: Usted compartió el colegio Northlands con una de sus hermanas.

Mihanovich: Exacto, con Débora. Yo conocía a toda la familia, son muy melómanos, había una afinidad musical muy grande, así que me instalé allí desde que era adolescente. 

Noticias: ¿Y nunca había sentido interés por Marita?

Mihanovich: Son cosas que quizás uno las descubre con el tiempo. La amistad es siempre el mejor comienzo para el amor. Yo era amiga de ella y de sus hermanas. 

Noticias: ¿Alguna vez pensó en ser madre?

Mihanovich: Alguna vez, pero en el ’91 me sacaron el útero porque tenía fibromas. Además, si tenía un hijo era con alguien, nunca fantaseé en tenerlo sola y tampoco pensé en adoptar. 

Noticias: ¿Cómo cambió su vida a partir de donarle un riñón a su ahijada Sonsoles (hija de Marita) en 2012?

Mihanovich: En lo físico no cambió nada. No tomo medicación y no dejé de comer, de tomar, de cantar ni de hacer deportes. Ahora, en todo lo demás, mi vida se potenció para bien de una manera extraordinaria. El haber formado parte de un milagro. La gratitud me viene de allí, a partir de valorar la vida de una manera diferente, me genera una felicidad muy fuerte. Cuando das recibís más de lo que das, lo compruebo a diario. Y yo que no soy militante de nada, me pongo la camiseta por la donación de órganos. Es fantástico pensar que nuestro cuerpo le puede servir a otro y la mejor forma de prolongar nuestra vida.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Cecilia Escola

Cecilia Escola

Periodista.

Comentarios