Personajes / 29 de octubre de 2018

Diego Ramos: “Dar explicaciones siempre es agotador”

Se animó al “Bailando” y dirige la ópera rock “Tommy” en el Maipo. Opinología, límites a la exposición y correrse del centro de la escena.

Foto: Marcelo Escayola

Diego Ramos confiesa que disfruta del conventillo televisivo cuando está en el living de su casa, pero no elige protagonizarlo. De hecho, se diferenció del boxeo verbal entre su pareja en “Bailando por un sueño”, Lourdes Sánchez, y Pampita Ardohain y proclamó que no le gusta ese tipo de televisión “picante, contestataria y medio violenta”. Ahora toma un licuado de frutilla y no le esquiva al bulto: “Lourdes tiene un estilo diferente del mío pero podemos convivir. Que el otro piense distinto no es malo o bueno, es diferente, nada más”.

Noticias: Hace años decía que no le gustaría estar en “ShowMatch”. ¿Qué cambió para que ahora sea parte?
Diego Ramos: No quiero ser egocéntrico, pero tengo una profesión antes y después del “Bailando…”. Me dijeron que este año iba a ser tranquilo y que se iba a basar mucho en el sueño. Además es un hecho artístico. Conviven el lío y la tranquilidad y la gente que ve televisión quiere las dos cosas.

Noticias: En su carrera practica la corrección más que la polémica.
Ramos: Mi trabajo termina cuando termino de actuar. Desde que entré a la primera clase de teatro, supe que quería ser actor y no famoso. No reniego si viene la plata o los elogios, pero no lo busco. Nunca vi la actuación como un medio para dejar una huella; lo que me interesaba de actuar era actuar.

(Lea también: Gonzalo Costa: “Estaba desesperada por ser famosa”)

Noticias: Y dice que prefiere ensayar a salir a escena.
Ramos: Sí, me encanta la unión que genera el ensayo, la búsqueda, el error, la posibilidad de la duda. Lo otro lo disfruto pero es más concreto. Me hace acordar a cuando era chico e iba al club, hacía muchos deportes y me invitaban a entrar a un equipo. Cuando se transformaba en una obligación, no me divertía y me cambiaba de deporte. No quería competir, ir y ganar, quería jugar.

Ramos dirige “Tommy”, una ópera rock en el Maipo. Jura que cada vez que está en el teatro, agradece y se recuerda sentado en uno de esos palcos con poco más de diez años viendo “La mujer del año”, por ejemplo. “Vivimos en un mundo raro donde el que logra las cosas que quiere es el distinto, cuando debería ser lo contrario”.

Noticias: ¿De qué depende que suceda?
Ramos: No sé, es una charla que tuve ayer con Lourdes, por la pelea entre bailarines. Le decía que hay que disfrutar porque no sabés de qué depende. Cuando veo que pelean tanto, me parece tan ilógico, tan incoherente porque, más allá de las diferencias, tendrían que aprender que el logro de un par es el logro propio.

(Lea también: Gonzalo Heredia: “Ir al teatro es un acto de fe muy grande”)

Noticias: ¿Qué le gusta de dirigir?
Ramos: Ver mi visión de una obra plasmada, el orgullo de que los actores que dirijo estén muy bien, que la gente disfrute algo que hice y no tener que estar parado en el escenario (se ríe). Y no es que no vaya porque voy a todas las funciones.

Noticias: ¿A todas las funciones?
Ramos: Pensé que como director iba a relajarme, pero me pongo más nervioso. Como actor siento, desde un lugar inconsciente o egocéntrico, que si el ritmo cae, lo voy a solucionar porque estoy involucrado. Acá no podés hacer nada. Pero correr el ego es entender que los otros actores lo pueden solucionar. En “Tommy” son veinte bestias unidas que se hacen uno. Cualquier trabajo, pero fundamentalmente un hecho artístico, se hace entre todos o no se hace.

Foto: Marcelo Escayola

Florencia Peña es su gra amiga. Ella ha tenido una exposición política fuerte, de la cual él se cuida, y ahora introdujo en el diccionario popular el poliamor. “Si a Florencia le funciona, si las personas que están involucradas son respetadas; qué me tengo que meter. No hizo una bandera del tema, nunca hubiera querido que se enteren de esto porque era algo personal”.

(Lea también: El fin de la monogamia: ¿qué es el poliamor?)

Noticias: Pero en la última tapa de Gente…
Ramos: Bueno, también le gusta torear. Me parece que se sintió por momentos tan expuesta y criticada que, en vez de guardarse, hizo lo contrario. Flor es pasional y de llevar todo al límite.

Noticias: Como amigo, ¿le aconseja que se exponga menos?
Ramos: No, aunque parecería que Flor no tiene límites, sí los tiene.

Noticias: ¿Cuáles son sus límites a la hora de la exposición?
Ramos: (Piensa). Te diría todos y ninguno porque me expongo por mi laburo. Si tuviera que exponer mi vida, no le interesaría a nadie, soy lo más normal, normal, normal. A nadie le puede interesar verme en el supermercado o limpiando el baño.

Noticias: Vivió cinco años en Colombia y con “Violetta” tuvo una megaexposición en América y en Europa. ¿Quiso aprovechar la sinergia para hacer carrera internacional?
Ramos: No, soy súper perezoso, si me hubieran ofrecido algo, bueno, pero buscar… Te laburo un montón dentro de un proyecto pero no soy de generar. Soy muy poco ambicioso. Tengo la ambición lógica de que me gusta vivir bien, tener buenos trabajos, pero no soy como el arquitecto de mi carrera… No estoy haciendo esto hoy para mañana hacer tal cosa.

Noticias: Tampoco se embandera públicamente con ninguna causa, ¿cierto?
Ramos: Me embandero si me llamás para conducir un evento para Fundación Huésped, un hospital, Madres de Plaza de Mayo, Abuelas. Pero hay cosas que todavía no tengo claras. Entonces si mi palabra es tomada como palabra santa, no quiero. No estoy de acuerdo para nada con esta cosa de un bando u otro, de a o b.

Noticias: De la grieta, que ahora no sólo es política.
Ramos: Claro. No creo en el término tibio porque no todo el mundo es genial en todo o malo en todo. Me permito aprender y saberme ignorante en muchas cosas. Ser actor no me da derecho a ser ni más ni menos que nadie. Cuando dicen que tal dijo tal cosa y lo toman como palabra santa… ¿¡Qué, porque es actor o músico su palabra vale más?!

Noticias: Hay algunas declaraciones suyas que replicaron los portales. Una es: “Si no me duele y no me da asco, en el sexo está todo permitido”.
Ramos: (Risas). Dije que no me gusta que me pellizquen ni que me muerdan, nada que me duela, y quedó como el re hot y es todo lo contrario porque soy lo más aburrido y lo menos escatológico que hay.

Foto: Marcelo Escayola

Noticias: También titularon que salió al cruce del Papa Francisco.
Ramos: ¿¿Yo??

(Lea también: Mala noticia para Francisco: cerró la radio del Papa)

Noticias: Sí, ¿no lo vio?
Ramos: No, no veo nada. Veo la tele, dicen Diego Ra… y cambio (risas). Soy re poco cholulo mío, jamás me googlearía ni nada.

Noticias: Cuando el Papa habló respecto de la homosexualidad de los niños.
Ramos: Ah, eso de que hay que mandarlos al psiquiatra.

Noticias: Sí, usted dijo que no le habían gustado las declaraciones pero que había que darle tiempo al otro para que entienda.
Ramos: ¡Sí, obvio! No le puse los puntos a nadie.

Noticias: Y lo otro es respecto a la paternidad.
Ramos: Sí. El otro día, Flavio (Mendoza) me preguntó qué había dicho… porque en un momento dije que me molesta un poco que me desplieguen un catálogo de cómo tendría un hijo: por inseminación, biológicamente, adopción… Es tomarlo muy livianamente, como si fuera ir al supermercado a comprar arroz, y estamos hablando de algo maravilloso que es tener un hijo, darle amor a una persona y tener la responsabilidad para toda la vida. Cuando intenté poner un freno, salió cualquier cosa. También por esto uno quiere dejar de actuar y mandarse más a la dirección, estar un poco más al costado. Dar explicaciones todo el tiempo es agotador. Ni yo sé cómo soy ni sé explicarme a mí mismo y tengo que explicar cómo soy o por qué digo o por qué no digo. Hay gente que va a leer esta nota y va a decir: “¡Qué genial este pibe!”, y otros que van a decir: “¡Mirá qué pelotudo!”. A los que digan qué pelotudo, les mando un abrazo enorme (risas).

Valeria García Testa
@valgarciatesta

Agradecimientos: Decata www.decata.com.ar