Jueves 13 de mayo, 2021

PERSONAJES | 13-04-2021 14:02

Gastón Dalmau: “Da miedo ver mis sueños cumplidos”

El actor salido de la factoría de Cris Morena volvió de Los Ángeles para participar de Masterchef Celebrity. Perseverancia y soledad.

Luminoso. Quizás esa sea la palabra que mejor define al actor Gastón Dalmau. A los 37 años, su rostro y aspecto son los de un veinteañero, pero sus decisiones y prepotencia de trabajo revelan una infrecuente madurez de espíritu y carácter. Inteligente, honesto, cálido y sensible, mira la vida como una permanente oportunidad para reinventarse a sí mismo.

Cuando terminó el exitoso y recordado programa televisivo “Casi Ángeles” y se disolvió la banda musical “Teen Angels”, decidió mudarse a la gran manzana neoyorquina y comenzar de cero, detrás de cámara, como responsable de efectos visuales. Actualmente reside en Los Ángeles, donde logró trabajar en los estudios Marvel para algunos de sus icónicos films de superhéroes. Volvió a la Argentina en visita a sus padres, en la ciudad natal de Coronel Suárez, y aceptó participar en el reality Masterchef Celebrity 2 de Telefe.

Quiere volver a actuar, aunque ahora en cine. Todo indica que, en el futuro inmediato, gracias a su triple nacionalidad estadounidense, italiana y argentina, logrará hacerlo.

Noticias: Luego de “Casi ángeles”, literalmente, hizo las valijas y se fue a vivir a New York, ¿por qué?

Gastón Dalmau: Era un ritmo intenso, de lunes a lunes, durante seis años: cuatro de tira y dos con la banda. Discos, llenar estadios, viajar de acá para allá. Quise volver a cero, en un lugar donde no me conocía nadie. Eso me llevó a meterme en otro idioma y otra cultura. No me escapé, me fui a encontrar.

Noticias: ¿Qué hizo allá?

Dalmau: Estudié producción musical y mezcla. En el primer año fue descubrir, en el segundo trabajar. En los subtes vi carteles de un programa gubernamental que se llama “Made in NY”. Es un par de meses de entrenamiento en producción para TV y cine. Ya era residente y me anoté. A la semana me llamaron. Luego, comencé como asistente y arranqué con los efectos visuales.

Noticias: ¿Efectos visuales o especiales?

Dalmau: Visuales. Hay una gran diferencia entre unos y otros. El especial es el que ocurre en el set. Por ejemplo, explotar un auto. El visual se produce en computadoras. Hay que agrandar esa explosión. Allá me pasaron el contacto del argentino Pablo Helman, que trabaja en Industrial Light & Magic (ILM).

Noticias: Varias veces nominado al Oscar

Dalmau: ¡Si! De caradura le escribí un mail. Respondió que estaban por filmar “Tortugas Ninja 2”, en Nueva York y me avisaría para ir a verlos, sin asegurar nada. Le agradecí con el alma, fui a la reunión y me dijeron que comenzaba el lunes.

Noticias: ¿Cómo continuó?

Dalmau: Todo fue golpear puertas. Terminé esa película y a las dos semanas me convocaron de Marvel Studios, de Los Ángeles. Conocí a la productora y le dije que, si necesitaban a alguien, me mudaba al día siguiente. A las dos semanas me ofrecieron un trabajo. Con ellos hice “Capitán América: Civil War”, “Doctor Strange” y “Capitana Marvel”. En la última trabajé en el set.

Noticias: ¿El concepto sajón del trabajo es diferente al nuestro?

Dalmau: Mucho. Cada sector tiene su protocolo y si falta algo, un departamento no puede prestarle cosas a otro. Las jornadas pueden ser de catorce o quince horas.

Noticias: Estar a ese nivel laboral revela alguien responsable, ¿siempre lo fue?

Dalmau: Respeto el trabajo. Al trabajar delante y detrás de cámara vi actores famosos que llegan tarde y me exaspera cuando eso se hace costumbre. Porque hay gente que espera arrancar el rodaje y después sigue ahí para preparar el del día siguiente. Aprendí esos valores desde chico y los mantengo. En Masterchef una vestuarista me decía: “cómo se nota que trabajaste con Cris Morena, porque los chicos que trabajaron con ella son muy profesionales. Te devuelven las prendas en la mano, no las dejan en el piso”.

Gaston Dalmau

Noticias: Vivir y trabajar en el exterior, ¿lo modificó en algo?

Dalmau: Totalmente. Pude sentirme más seguro conmigo mismo, en un montón de aspectos. De hacer las cosas que tengo ganas de hacer y, si quiero desaparecer, no tengo que dar explicaciones a nadie. Y volver con todo. Hace millones de años que quiero hacer cine acá donde nunca tuve la oportunidad. Que me vean en otras facetas de la ficción: dramas, policiales, terror, comedia. Ya no soy el chico de “Casi ángeles”. Estoy dispuesto a viajar entre mi país, Estados Unidos o Europa porque tengo nacionalidad estadounidense, italiana y argentina.

Noticias: ¿Cómo una especie de ciudadano del mundo?

Dalmau: Sí, me adapto rápido y empiezo a disfrutar enseguida. Cuando llegué a Buenos Aires, a los diecisiete años, me sentí cómodo pronto. Cuando uno está alejado comienza a perderse casamientos y hasta duelos, pero ayudó mucho la experiencia de las giras con “Casi Ángeles”. Hay amigos que se quieren ir y les digo, “no lo pienses más, hacelo”. Obvio, no todos tenemos la misma situación económica o legal.

Noticias: Pareciera que rechazo y fracaso son palabras que no entran en su vocabulario

Dalmau: De chico tuve una enfermedad bastante chota, desde los tres años a los catorce y creo que eso hizo que vea cada día con la posibilidad de que pueda ser el último.

Noticias: ¿Qué padeció?

Dalmau: Síndrome nefrótico, que es cuando los riñones filtran demasiadas proteínas. A los tres años estuve cerca de la muerte. Tomé mucho corticoide, tenía la cara hinchada y diversos efectos secundarios. No podía comer con sal, ni juntarme con gente por las defensas bajas. Eso duró hasta mi adolescencia. Cuando llegas a esa etapa, o se revierte la enfermedad y te curas, o vas directo a un trasplante. Recién a los trece años pude salir a comer una hamburguesa con mis amigos.

Noticias: De alguna forma es un sobreviviente, ¿lo siente así?

Dalmau: Sí. La enfermedad me generó eso. Siempre pensé que tenía que seguir para adelante porque mañana sería un nuevo día.

Noticias: ¿No le da vértigo que sus sueños se cumplan?

Dalmau: A veces me da miedo. Veía “Rebelde Way” y pensaba, “qué bien, graban y después se van de gira”. Con el tiempo lo conseguí. En un viaje con mis viejos a Los Ángeles, hicimos la recorrida por los estudios y les decía que moriría por trabajar ahí. A los siete meses lo logré

Noticias: Hay una sincronicidad en el universal devenir. ¿Qué desea ahora?

Dalmau: Trabajar como actor en Estados Unidos. Es muy difícil, pero no me doy por vencido. Muchas de las audiciones que hice son para roles de mexicano, pero no les parezco latino.  

Noticias: ¿Influyó el parate mundial de la pandemia para que acepte participar en Masterchef Celebrity 2?

Dalmau: Tenía pasaje para venir a ver a mi familia porque hacía un año y medio que no podía hacerlo. Ellos continúan viviendo en Coronel Suárez, mi pueblo natal. Una semana antes me llaman y me ofrecen el programa. Me gusta el formato porque vi la edición de España y sabía que acá le está yendo súper bien. Me gusta cocinar, aunque una vez cada tanto porque algunas veces sale delivery. Necesitaba un cambio de aire. Allá tengo una vida bastante solitaria porque es difícil hacerse amigos.

Noticias: Pasó de nuevo al frente de las cámaras

Dalmau: Lo primero que pensé es: dónde me metí. Todos los días me encuentro con los fans de “Casi Ángeles” que me esperan afuera del estudio.

Noticias: En el reality, a pesar de algún tropiezo, siempre se lo ve dispuesto a intentarlo. Luce como la resiliencia que camina

Dalmau: Creo que la enfermedad de chico me formó como persona. Lo que siento es que no puedo hacerme la cabeza por algo que pasó. El futuro no lo puedo manejar y tengo que vivir el hoy. Hay que levantar el pecho y seguir.

Noticias: ¿Con cuales directores argentinos de cine le gustaría trabajar?

Dalmau: El cine argentino tiene una calidad de la puta madre. Le escribí varias veces a Pablo Trapero, por Instagram, pero nunca me contestó. Me gustó “La odisea de los giles” de Sebastián Borensztein y todo lo que hace Campanella. Quiero actuar y seguiré rompiendo las bolas hasta lograrlo.

Noticias: Hizo canciones con la productora y letrista británica Aubrey Whitfield

Dalmau: En 2017 busqué alguien que me produzca unos temas y escuché los de ella. Le propuse armar algo juntos. Hicimos cinco a la distancia, con guitarras grabadas en Liverpool, la batería en New York, y voces en Los Ángeles.

Noticias: ¿Tiene tiempo para el amor?

Dalmau: Estoy muy bien. No es algo de lo que hable porque siento que lo más importante es lo profesional.

Noticias: ¿Lo afectó el encierro por la pandemia?

Dalmau: No, soy medio ermitaño. Disfruto estar en casa, tranquilo, solo, mirar pelis, o escuchar música. Necesito momentos de soledad, para mí son fundamentales.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Alejandro Ullúa

Alejandro Ullúa

Periodista crítico de televisión.

Comentarios